Connect with us

Metrópolis

La falta de voluntad política que ‘torpedeó’ la zona franca turística de Pozos Colorados

Opinión Caribe

Published

on

El libro titulado Corporación Nacional de Turismo de Colombia 1968 – 1998, hace un recuento de la historia turística del país, cuando la mencionada entidad, fundada en 1957 y liquidada en 1997, lideraba en el territorio los procesos para promover “el desarrollo y la industrialización” de esta actividad en el país.

En el escrito, suministrado a OPINIÓN CARIBE por el señor Carlos Socarrás Zúñiga, quien se desempeñaba como director regional de la corporación, se presenta un resumen que, de manera precisa, cuenta la historia del surgimiento y posterior caída del proyecto que buscaba implementar una zona franca turística en Santa Marta.

Lo anterior, con el objetivo de inyectarle a la capital del Magdalena un notorio beneficio económico, y también en el aspecto social, al invertir en la construcción de hoteles, clubes deportivos, entre otros lugares de interés, en las 80 hectáreas del sector de Pozos Colorados, que estaban en la mira de la CNT.

En esta segunda entrega, este medio de comunicación presenta, textualmente, la explicación inmortalizada en el citado libro, sobre la fallida implementación de la zona franca dedicada al turismo y las razones que llevaron a este desenlace.

A continuación, el relato:

Zona franca turística de Pozos Colorados

Esta zona, ubicada en Santa Marta, comenzó a perfilarse como tal cuando fue presentado a comienzos de los años setenta, por las firmas Arthur D. Little e Integral, el Plan de desarrollo turístico de la costa atlántica y San Andrés. Lo allí consignado dio pie a que se gestaran, pocos años después, algunos estudios que se dedicaron especialmente a analizar y elaborar toda la infraestructura de desarrollo turístico en Pozos Colorados.

En aquel entonces la región era vista como una probable zona de desarrollo turístico que trae ría gran beneficio económico y social a la región de Santa Marta, a la costa atlántica y, por supuesto, al país en general.

Uno de los estudios fue el realizado en 1978 por las empresas Drews y Gómez y la Compañía de Estudios e Interventorías Ltda.; planteaba la creación de un centro turístico en Pozos Colorados que dotara a la costa Atlántica de instalaciones adecuadas para recibir y canalizar nuevas corrientes turísticas.

En principio, Pozos Colorados sería un gran lote de 80 hectáreas que «implicaba 240.0000 m² de construcción, representados en 3.200 habitaciones, áreas de servicios, un hotel, marina, clubes deportivos, estación de ferrocarril, centro comercial, centro cultural, hotel de convenciones y servicios generales».

Se decía también que el proyecto no podía convertirse en un re ducto más del turismo; por el contrario, sería un elemento más de desarrollo urbano en Santa Marta y su región, y cumpliría funciones que satisficieran a nativos y visitantes. Este proyecto tendría un costo total de $381.422.270

El 21 de mayo de 1993, el Ministerio de Comercio Exterior expidió la Resolución 0555 que aprobaba la creación de la Zona franca turística de Pozos Colorados. La norma señalaba una totalidad de 64 hectáreas ubicadas en el corregimiento de Gaira, distrito turístico, cultural e histórico de Santa Marta, en el departamento del Magdalena.

Las características para el eventual desarrollo turístico de esta zona franca no se diferencia ron mucho a las planteadas en los estudios que la CNT contrató durante los años setenta, pues el Plan maestro de desarrollo de esta zona constaba de un área construida de 74.714 m², dentro de los cuales se incluían un club de playa y de pesca, un centro de servicios, el mejora miento de las vías, un centro administrativo, un área habitacional, un muelle turístico y la у adecuación de un campo de golf y de lagos circundantes.

El 18 de noviembre de 1993 se conformó la Sociedad usuaria operadora de esta zona franca, integrada, en principio, por la Corporación Nacional de Turismo y el Instituto de Fomento Industrial, IFI.

Un año después fue reformada la sociedad y se integró a ella la Alcaldía mayor del Distrito turístico, cultural e histórico de Santa Marta, y la Cámara de Comercio de la misma ciudad.

En esa oportunidad los aportes de capital se distribuyeron así:

CNT                                                                              $98.450.040
IFI                                                                                 $39.758.670
Alcaldía Mayor de Santa Marta                              $17.039.430
Cámara de Comercio de Santa Marta                    $17.039.430
Total                                                                             $172.287.570

El proyecto de la Zona franca turística de Pozos Colorados fue torpedeado por la Alcaldía de Santa Marta, que, a pesar de haber sido invitada a participar en él, en el año de 1995 decidió extinguir el dominio del lote a la Corporación, argumentando frágiles tesis jurídicas. La CNT demandó el acto administrativo ante el Consejo de Estado, pero al momento de escribir estas memorias el fallo no se había proferido. La decisión de la Alcaldía abortó uno de los proyectos más importantes de desarrollo turístico de la costa atlántica.