Connect with us

Economía

Antes de invertir, sigue estos consejos

Published

on

 

Los órganos que regulan las tasas de interés en cada país están implementando diversas medidas para amortiguar los efectos negativos que el mercado financiero está produciendo en las economías internas.

Sin embargo, hay una mayor cantidad de ofertas sobre los que invertir, desde activos físicos hasta digitales porque, a fin de cuentas, es una salida a la creciente inflación que todos los países están experimentando.

En el caso de Colombia, en junio esta tasa llegó al 9,67%, el mayor porcentaje experimentado desde hace 18 años.

Como ha sucedido antes, las miradas de los expertos durante una baja del mercado se fracciona en dos perspectivas: mientras unos llaman al total resguardo a invertir, otros alientan el movilizar dinero para invertir, tomando conocimiento de los siguientes asuntos:

  1. No sobreestimar lo que se supone que uno sabe

Investigaciones desarrolladas desde la psicología cognitiva, han demostrado que es muy frecuente que las personas nos percibimos a sí mismas con habilidades superiores a las de nuestros pares, y con una mayor precisión y veracidad de nuestros conocimientos en comparación con los que tiene el resto.

En otras palabras, los inversionistas se ven con mayor grado de habilidades y conocimientos a la hora de negociar.  Sus deseos por retorno positivo, les hace creer que pueden surfear con facilidad las volatilidades del mercado.

No obstante, existe suficiente evidencia que demuestra que en la realidad sucede lo contrario. Como señala el multimillonario inversionista, George Soros, “el problema no es lo que uno no sabe, sino lo que uno cree que sabe estando equivocado».

La excesiva confianza eleva la adrenalina, y muchos invierten en una serie de transacciones sin contar con una estrategia de riesgos a largo plazo, lo que acaba afectando las ganancias totales pues cada inversión que se hace tiene costos intrínsecos.

  1. Elegir bien en dónde informarse y en quiénes apoyarse

La innumerable cantidad de información que disponemos, principalmente a través de internet, ha provocado lo que se conoce como ‘síndrome de infoxicación’, es decir tener demasiada información en torno a un asunto o al tomar una decisión.

En el mundo financiero, actualmente, existen más fuentes de información y una mayor demanda por querer invertir los ahorros en activos. Sin embargo, no toda la información que se reporta es de calidad por eso, hay que elegie muy bien las fuentes por las que informarse y definir qué expertos parecen más creíbles.

Por ejemplo, a la hora de escoger un corredor o bróker, además de ver la vigencia de permiso para operar como tal, se recomienda verificar cuándo comenzó a operar, qué comentarios aparecen en internet o entre quienes invierten.

  1. Tomar en cuenta los posibles riesgos y pérdidas

Hoy en día, hay una gran oferta de plataformas de trading que orientan muchísimo sobre gestión los riesgos y los índices que describen el comportamiento de cada mercado. Sin embargo, no hay manera de analizar los posibles riesgos o pérdidas sin tener claro, qué es lo que se quiere conseguir con una determinada inversión.

En términos de expectativas, antes de escoger en qué invertir, es preciso saber qué objetivos se desea alcanzar con las ganancias y a qué periodo se pretende conseguir rentabilidad.

Así mismo, se debe determinar cuánto dinero y tiempo destinar a esta actividad y cuánto se está dispuesto a perder.  En cuanto más la persona se ajuste a su realidad financiera más probabilidades tendrá de crear estrategias que atenúen las pérdidas.

 

 

Nota patrocinada