Connect with us

Sin categoría

Cuando cae la noche

Published

on

Cuando cae la noche los gatos son pardos, es el ambiente propicio para los amantes furtivos o para los amigos de lo ajeno, cuando cae la noche, entre sombras, no te dejas ver, así como le sucedió a Iván Duque como presidente cuando llegó a escondidas a Cali.

Aquel mayo de 2021, el entonces mandatario llegó a la capital del Valle del Cauca en medio de un viaje que destacó por su hermetismo, con el objetivo de buscar soluciones a la delicada situación de orden público que en esos momentos vivía la ciudad en el marco del paro nacional.

La historia se vuelve a repetir, de presidente en presidente, son andariegos nocturnos, lo hizo Duque y lo repitió Gustavo Petro en su llegada a Santa Marta para liderar una reunión cuyas conclusiones siguen siendo un misterio.

OPINIÓN CARIBE fue el único medio en la ciudad que conoció en primicia la visita que trataron de ocultar del mandatario. Fue tan secreta, que ni siquiera hubo traslado en carro sino en helicóptero hasta las instalaciones de la Primera División del Ejército, en el Batallón José María Córdova. Y no fue para evitar trancones, porque la caravana presidencial no altera el tráfico.

Como secreto de Estado, a puertas cerradas, obligaron a todos los que ingresaron al salón a dejar por fuera celulares y cámaras para evitar la filtración de cualquier palabra dicha en la reunión que, durante la tarde de ayer, mantuvo vivo el interés de la prensa local y de la ciudadanía en general.

Sólo una persona pudo entrar a grabar imágenes reales del encuentro y, como quedó evidenciado, lo hizo sin audio. Hay un secreto de Estado al más alto nivel, ¿qué se habló? No sabemos, todos viven en el Olimpo, como para poder uno tener acceso a la información.

Los únicos mortales de la parroquia que asistieron fue el gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo y el secretario de gobierno de la Alcaldía, Marcelino K’david, que en la siguiente ‘pea’ que se meta podría contar – o no – lo que vio y escuchó.

El presidente prefirió coger un poco de calor a nivel del mar y se quedó a dormir en Santa Marta para ir a la fría hacienda de Hatogrande, en Sopó, Cundinamarca, para hoy desarrollar un Consejo de Ministros.

¿Qué ocurrió, qué está pasando? Esperamos conocerlo pronto, pero el hermetismo indica que algo grande estaría pronto a suceder en Colombia.