Connect with us

Departamento

Defensoría alerta por riesgo de confinamiento en zona rural de Ciénaga por combates entre grupos armados

Published

on

En una informe emitido de manera reciente por la Defensoría del Pueblo, la entidad afirmó que los enfrentamientos entre miembros de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC-Clan del Golfo, y de las Autodefensas Conquistadoras de la Sierra Nevada, ACSN, en el corregimiento Palmor, en Ciénaga, tienen a las comunidades en alto riesgo de confinamiento o desplazamiento colectivo. 

En el documento establece que “las ACSN quieren tener el control de la Sierra Nevada de Santa Marta, sin importarles lo que pueda sucederle a la población civil, que ahora mismo podría estar en medio del fuego cruzado entre las dos estructuras armadas criminales”.

Así las cosas, la Defensoría menciona que la situación, precisamente, provocó la emisión de la Alerta Temprana 044 del 2019 y, posteriormente quedos reflejada en dos Informes de Seguimiento. “El primero de ellos lo emitimos en noviembre del 2021 y el segundo, en octubre del 2023”, manifiesta el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis.  

“Llevamos varios años reclamando el concurso de los entes competentes para que proteja los derechos a la seguridad, integridad, vida y libre movilidad de los moradores de Palmor y los sitios circunvecinos, integrados por comunidades campesinas e indígenas”, añadió.

La Alerta en cuestión focalizó el riesgo no solo para Ciénaga en su momento, también para Aracataca, Fundación, Santa Marta y Zona Bananera, pues son sectores de interés particular de grupos armados al margen de la ley, que, teniendo como fin fortalecer sus estructuras y ganar terreno en el control territorial y social, realizan acciones que terminan afectando a los pobladores.

En el monitoreo hecho por funcionarios de la Defensoría, a través de su Regional Magdalena, a la situación humanitaria en la parte alta de la Sierra Nevada de Santa Marta, en inmediaciones del resguardo Kogui Malayo Arhuaco, fue evidenciado que igualmente corren peligro las familias de tres asentamientos del pueblo Kogui.