Connect with us

Columnistas

Un compromiso intacto, «Todo por la Patria»: 48 años de los Profesionales Oficiales de Reserva

Published

on

Hoy, 15 de mayo de 2024, celebramos con orgullo el 48.º aniversario de los Profesionales Oficiales de Reserva, una institución que ha demostrado su compromiso inquebrantable con la patria y la sociedad, desde su creación en 1976, los Profesionales Oficiales de Reserva han demostrado ser una pieza fundamental en el engranaje de las Fuerzas Militares de Colombia, estos valientes hombres y mujeres han aportado sus conocimientos y habilidades en beneficio de las comunidades más necesitadas del país. Este cuerpo de voluntarios, compuesto por profesionales de diversas áreas, ha integrado a la sociedad civil con el mundo militar de una manera única, llevando a cabo misiones humanitarias, asesorías y apoyo a las tropas en zonas de conflicto. Hoy, a 48 años de su fundación, es pertinente reflexionar sobre su legado, su presente y su futuro.

Inicios y Fundación.

El Cuerpo de Profesionales Oficiales de Reserva nació con el objetivo de estrechar los lazos entre la comunidad civil y las Fuerzas Militares. La idea original fue proporcionar un puente donde profesionales de distintas disciplinas pudieran aportar sus conocimientos y habilidades al servicio militar. Este proyecto, voluntario y sin remuneración, fue concebido para fortalecer el vínculo entre los ciudadanos y sus fuerzas armadas, promoviendo una cultura de colaboración y respeto mutuo.

Desarrollo y Consolidación.

Con el paso del tiempo, la Reserva de Profesionales se ha consolidado como una institución esencial. Desde abogados y médicos hasta actores y políticos, más de 7,000 hombres y mujeres han pasado por sus filas, demostrando que el compromiso con la patria no conoce límites profesionales. Figuras destacadas como el expresidente Álvaro Uribe Vélez y el exministro Germán Vargas Lleras han sido parte de este cuerpo, destacándose en misiones que van desde asesorías estratégicas hasta actividades humanitarias en zonas de conflicto.

Misiones y Actividades.

En la actualidad, los Profesionales Oficiales de Reserva continúan desempeñando un papel crucial en diversas misiones. Estos voluntarios se despliegan en algunas de las áreas más peligrosas del país, brindando apoyo médico, psicológico y logístico a las tropas y comunidades afectadas por el conflicto armado. Además, organizan brigadas de salud, jornadas de apoyo al desarrollo, conciertos, actividades recreativas y educativas, creando un ambiente de apoyo y solidaridad tanto para los soldados como para los civiles.

Requisitos y Formación.

Para ingresar a la Reserva de Profesionales, es necesario pasar por un riguroso proceso de selección que incluye la presentación de un título profesional y un curso de formación de un semestre. Este curso, similar al que realizan los oficiales de carrera, está diseñado para preparar a los voluntarios en diversas áreas, incluyendo el uso de armas y tácticas de supervivencia. Sin embargo, es importante destacar que estos profesionales no participan en combates, sino que su labor se centra en actos humanitarios y de asesoría.

Miguel Gómez, ex representante a la Cámara y miembro de la Reserva, describe su experiencia en el curso de entrenamiento como «la mejor forma de aprender la realidad del país y la vida del soldado». Recientemente ascendido a capitán de fragata, Gómez comparte que una de sus pruebas más desafiantes fue un viaje de dos semanas en el buque Gloria, una experiencia que le permitió descubrir «la belleza y la verdadera navegación».

Valores y Compromiso.

La ética y los valores son pilares fundamentales en la Reserva de Profesionales. El honor, la disciplina, el respeto y la abnegación son principios que guían las acciones de estos oficiales. Estos valores no son simplemente ingredientes líricos, sino exigencias esenciales para la eficacia y la existencia misma de la Reserva.

El compromiso de estos profesionales no se limita a su servicio activo, sino que también se extiende a sus vidas personales y familiares. La dedicación a la patria implica sacrificios significativos, y muchos de ellos encuentran en sus familias un bastión de apoyo indispensable.

Liderazgo y Ejemplo.

Ser miembro de la Reserva de Profesionales es todo un honor, exige una conducta intachable y el respeto a las reglas castrenses. Levantarse temprano, mantener el uniforme impecable y dar ejemplo ante la sociedad son solo algunas de las normas que deben seguir. Esta disciplina y liderazgo se reflejan en su trabajo y en la imagen que proyectan a la sociedad.

El fallecido actor Rodrigo Obregón, miembro de la Reserva, dedicó su tiempo a obras de teatro con soldados y apoyó  la Fundación Colombia Herida, que vela por los uniformados en situación de discapacidad. «Somos un simple soldado más», decía Obregón, subrayando la humildad y el compromiso que caracterizan a estos profesionales.

A lo largo de estos 48 años, los Profesionales Oficiales de Reserva han demostrado ser un ejemplo de dedicación y servicio a la patria. Su labor, aunque muchas veces silenciosa y desconocida, es fundamental para la recuperación del espacio democrático del país y el apoyo a las Fuerzas Militares. La Reserva no solo representa un compromiso con la nación, sino también con los valores y principios que deben guiar a toda sociedad.

La historia de la Reserva de Profesionales es una historia de vocación, sacrificio y amor por la patria. Desde su fundación hasta hoy, estos valientes hombres y mujeres han demostrado que el compromiso con la nación es una misión que va más allá de las fronteras profesionales y personales. En un mundo donde el individualismo y el materialismo a menudo prevalecen, su ejemplo nos recuerda que servir a los demás es uno de los más altos honores que se puede alcanzar.

Los Profesionales Oficiales de Reserva son un testimonio vivo de que el espíritu de servicio y la dedicación a la patria siguen siendo valores fundamentales en nuestra sociedad. Su historia, llena de sacrificios y logros, nos inspira a todos a contribuir, desde nuestras propias trincheras, al bienestar y la prosperidad de nuestro país. Su lema es una forma de vida que estos valientes profesionales han adoptado y que continúan defendiendo con orgullo y dedicación.

«Todo por la Patria.»