Connect with us

Columnistas

Respecto de la crítica

Opinión Caribe

Published

on

Por: Rubén Darío Ceballos Mendoza

Crítica es opinión, examen o juicio que se formula en relación a una situación, servicio, propuesta, persona u objeto, que suelen manifestarse de manera pública y define el pensamiento individual de alguien. Cotidianamente, es reprobación, ataque o censura que se hace de una cosa o ser. Guarda relación con la idea crisis, de ahí que lo critico sea el momento o estado en que la crisis se produce.

Lo anterior, para referir algo que está aconteciendo entre nosotros, donde es más que evidente que en un clima de polarización alentado por el mandatario departamental, sus secretarios y demás subalternos, sus comentarios representan una presión, amenaza de pronto, hacia el periodismo y demás personas que no están en la línea de sus aúlicos.  Que dediquen una porción de su tiempo a responder a los periodistas y ciudadanos que han consignado con sustento probatorio en diversos medios, es un signo de desesperación con el que cual ilusos, pretenden descalificar el disenso respetuoso, bien y mejor documentado. Olvida el mandatario de los magdalenenses, a quien no le gusta que se le critique, que ha sido él un crítico que desde distintas tribunas durante su trayectoria lo ha hecho infinidad de veces, lo que le ha redituado ganancias para apalancarse como opositor.

Claro es que tienen el derecho él y los suyos de exponer, así no tengan razón, sus desafortunados puntos de vista sobre la crítica que reciben, los cuales cuestionan con legitimidad a su gobierno; sin embargo, repito, en un ambiente de polarización extrema como el que vivimos y padeciendo estamos, no es dable que ello se de en la forma como lo hacen. La prensa que no es lacaya ante el poder, fortalece, profundiza, enriquece la democracia, y brinda de contera elementos de juicio a la sociedad que se informa de mil maneras en la diversidad de criterios. Pudiendo ellos honrar la libertad de expresión, prefieren atacar y de qué manera. La condición de crítico del mandatario y los suyos, ahora se vuelve un signo de incongruencia e incoherencia que los definen como gobernantes, porque desde su posición muestra intolerancia en relación con quienes ejercen ese constitucional y sagrado derecho.

Existen diversos criterios definidos ya en manera suficiente por distintos tribunales internacionales, respecto a la condición de los funcionarios públicos para soportar la crítica, tal como el que reza que: “Quienes desempeñan responsabilidades públicas tienen pretensiones con menos resistencia normativa general que los ciudadanos ordinarios. El desempeño de su cargo, exige un escrutinio público intenso, la posibilidad de crítica que pueda legítimamente dirigirles debe entenderse con criterio amplio”. A aprender de lo cual por favor.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *