Connect with us

Portada

No más lavanderas en el río Don Diego

Opinión Caribe

Published

on

“Preservar la cuenca de los ríos, es nuestro primer objetivo”: Malteser

Con la entrega del lavadero comunitario en la vereda Teiruna Maria Angely, del corregimiento de Guachaca, más de 15 lavanderas le dicen adiós a las tradicionales pero arduas jornadas de lavandería a orillas del río.

Cuarenta millones de pesos de inversión, fueron necesarios para que quince mujeres, residentes en Teiruna Maria Angely, dejaran atrás el trauma de lidiar con las corrientes de agua del río Don Diego, ante la falta de acueducto que imposibilitaba esta labor desde sus viviendas.

Con alianza publico privada, el sueño es una realidad gracias a la participación de Malteser Internacional, la Asociación de Biólogos de la Universidad del Atlántico, Corpamag y Corpoguajira.

16 lavaderos, una alberca y un sistema de bombeo, permitirán que durante toda la semana y a cualquier hora del día las amas de casa de esta comunidad, tengan a su disposición un espacio permanente y adecuado para la labor, teniendo en cuenta que el agua en esta vereda es suministrada cuatro horas al día, dos en la mañana y dos en la tarde.

Para Luzmirian Linares, esta obra es un sueño cumplido para ella y el resto de su comunidad, 11 años lavando a orillas del río empezaban a originar en ella traumas físicos, que ya estaban complicando su salud.

“Fueron once años en los que el río se volvió mi pareja amorosa por así decirlo, llegaba a sus aguas a primera hora del día y retornaba a mi casa por la tarde, dolores, malestares y hambre, acompañaban mi jornada de lavado, sumado a las molestias y peligro que corría cuando el caudal del río se elevaba”, dijo Linares, asegurando además, que más de cinco prendas perdía en cada lavado producto de las corrientes del río.

Ricardo Tapia Reales, coordinador del programa Malteser en Colombia, manifestó que el trabajo mancomunado permitió que a en Teiruna Maria Angely, se lave en mejores condiciones, “76 metros cuadrados donados por la comunidad, fue el primer paso para la instalación del lavadero comunitario, que reduce la contaminación química de la que era víctima el río”, apuntó.

Para Jorge Mazenet, Ingeniero civil ejecutor de la obra, bastó con cuarenta millones de pesos para la creación de esta obra social que promueve el desarrollo de las comunidades del sector rural del departamento del Magdalena.

Argumento que coincide con la declaración hecha por Jazmín Gómez, representante de Abiudea (Asociación de Biólogos de la Universidad del Atlántico), quienes desde hace tres años vienen trabajando en las inmediaciones de la Sierra Nevada, “este es un proyecto que busca la preservación de las cuencas de los ríos Tapia y Don Diego, son proyectos que buscan la conectividad de toda la Sierra a través de su tierra y su bosque” precisó.

“Estamos comprometidos para cuidar este proyecto, porque es importante para nuestra salud, cuidemos el agua y nuestra naturaleza”, apuntó en representación de toda la comunidad, Nelly Acosta, presidente de la junta de acción comunal.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *