Connect with us

Portada

¿Sexo débil? ¡No! ¡Mujeres al poder!

Opinión Caribe

Published

on

La política dejó de ser cosa de hombres

El protagonismo femenino en la cosa política a lo largo de los últimos sesenta años ha sido casi imperceptible y, aunque el camino parece abrirse, para las mujeres que estarán en la dirección del Magdalena sigue siendo mínima su participación.

Duro, amarrado, estrecho, cruel y difícil son algunos de los adjetivos que utilizan para definir al campo de la política las mujeres que gracias a su ardua labor han llegado a ocupar un puesto en este sector de la sociedad, desde hace muchos años ha estado liderado por hombres, quienes, a regañadientes, cumplen con la Ley de Género.

Policarpa Salavarrieta, ‘La Pola’, en 1810, cuando prácticamente era imposible que las mujeres participaran en una tarea distinta a la de los quehaceres domésticos, sembró una semilla que solo 200 años más tarde empezaría a germinar, dando paso a que en la sociedad, el mal llamado “sexo débil”, poco a poco incrementara su participación en aquellos cargos que otrora eran exclusivos para los hombres.

La región Caribe ha ido despertando y el género femenino también, ya no es extraño que haya tantas mujeres como hombres exponiendo sus nombres a la decisión popular y buscando escaños en las esferas del poder, cambio que se genera no sólo por la decisión de las mujeres de participar en política, sino por la necesidad existente en la voluntad popular, incluyendo la del hombre, de ser gobernados por las ‘reinas del hogar’.

Tomando como referencia la campaña electoral reciente, el departamento de Magdalena ha mostrado un crecimiento bastante notorio en materia de participación femenina, empezando porque el ente territorial estará en manos de Rosa Cotes de Zúñiga, 3 diputadas y 2 concejales.

MAGDALENA GOBERNADO POR MUJERES

La historia reciente de este Departamento, da cuenta que las representantes del género femenino han dejado una huella imborrable al momento de ejercer en las esferas del poder y en aquellos cargos dominados casi absolutamente por lo hombres, como el caso de Sarita Valencia Abdala, que ha quedado atrás en la medida en que el terreno de las mujeres se han ido ganando en entes coadministradores como son los concejos municipales y la Asamblea, lugares en donde, con discursos fuertes y emotivos, y planteamientos cargados de investigación, demuestran su interés por lograr la transformación del territorio.

De 32 departamentos solo 5 estarán dirigidos por mujeres.

Claudia AaronUno de estos casos es el de Claudia Patricia Aarón, diputada del Magdalena, quien expresó para OPINIÓN
CARIBE que su trabajo desde siempre ha sido en la función pública, fue coordinadora departamental de la oficina de prevención y atención a desastres, en donde recorrió todo el departamento y pudo evidenciar no solo las falencias sino también la ausencia de liderazgo sobre todo del género femenino.

Del total de alcaldes electos en el país el 12% son mujeres.

Este panorama de ausencia de liderazgo, es el que hace tomar la decisión a Claudia Aarón de lanzarse a la Asamblea y, elegida por segunda vez como diputada para la vigencia del año 2016 al 2019 asegura que la política es bastante ardua y complicada “la política tiene mucho vericueto, a veces tienes a tu alrededor gente muy honesta y querida, pero también personas malas y esperando para hacer daño, las mujeres al final debemos tratar de buscar una identidad y sostenernos, hay muchas mujeres que aspiran a las Corporaciones públicas y a la elección popular, y pienso que a veces lo hacen para rellenar las listas y, nos damos cuenta, que muchas solo para cumplir con el tema de la Ley de Género” agregando que se postulan para cargos políticos, para rellenar las listas sin tener en cuenta el liderazgo, ni la fuerza necesaria para llegar hasta el final y ganar.

“Las mujeres estamos haciendo la tarea, estamos dando la lucha, sin embargo aún es muy poco, en las últimas elecciones solo ganamos tres mujeres para tener un espacio en la Asamblea: Martha López y yo, quienes repetimos y Valentina Herrera. Solo 3 mujeres, cuando hay 13 curules, aún sigue siendo minoría, el Magdalena es un territorio hostil y complicado para el ejercicio de las mujeres en la política, siempre somos maltratadas, nos miran de una forma diferente, pero está en cada una de nosotras demostrar nuestra fortaleza y tener la sapiencia, el liderazgo y la paciencia para sobrellevar las curvas de la política en este departamento”, indicó Claudia Aarón.

Para las elecciones de autoridades locales se inscribieron 41.507 mujeres.

LA MUJER DEBE ATREVERSE

Pese a todas las dificultades que han sobrellevado las mujeres en el ámbito político, han logrado conquistar cada vez más el terreno. Ejemplo claro fueron los diferentes ataques que recibió Rosa Cotes de Zuñiga durante su campaña como candidata pero, pese a todas las dificultades se posicionó como la actual gobernadora con una votación arrasadora en los últimos comicios electorales posicionando al género femenino aún más en las esferas del poder.

Respecto de ataques perpetrados a la actual gobernadora, manifestó Claudia Aarón “esos mismos ataques son lo que recibimos las mujeres que aspiramos a cualquier cargo de elección popular, en menor dimensión, tal vez porque no se publica demasiado, pero también somos objeto de críticas, de ataques bajos, sucios y rastreros por parte de los hombres, es necesario que lleguemos a los órganos colegiados y le digo a las mujeres que sigamos trabajando y esforzándonos por ocupar dichos cargos, somos un ejemplo, nadie dijo que iba a ser fácil”, concluyó.

En Santa Marta el panorama no es distinto, las mujeres siguen obteniendo puestos políticos por elección popular, aunque en esta ocasión solo dos hayan salido victoriosas en las últimas elecciones para la Corporación Edilicia de la ciudad -Karen Hernández y Elizabeth Molina- la vigencia anterior contó con Nellys Cadena, Ana María Muelle y Patricia Caicedo.

Elizabeth MolinaOPINIÓN CARIBE dialogó con la abogada Elizabeth Molina, concejal electa para la vigencia 2016 -2019, quien se postuló por primera vez a un cargo de elección popular “tomé la decisión en este periodo de participar en las elecciones para el Consejo de Santa Marta y aunque había estado vincula a campañas políticas, esta es la primera vez que postulo mi nombre para representar a la mujer samaria en la Corporación”, dijo Molina.

La concejal electa, aseguró que lo que hace falta en estos tiempos es una mujer que se atreva a liderar procesos políticos, a encarar la actitud de los hombres con respecto al concepto que tienen de las féminas, y a representar al género en los ámbitos de este sector “creo que nos falta más, nos falta mucho por obtener en este camino, pero las circunstancias actuales han permitido que avancemos en este sentido a paso lento pero seguro. Necesitamos seguir demostrando no con palabras sino con hechos que el papel de la mujer en la política puede seguir aumentando”, aseguró Molina.

El actual escenario de la política pone a la mujer en buen lugar, toda vez que quienes eligen, es decir el pueblo, ven en la figura femenina alguien confiable y con liderazgo, pero aún no alcanza a superar la participación de los hombres.

Las mujeres en Colombia representan el 52% del censo electoral.

De los 30 municipios de Magdalena, 5 eligieron a una mujer para que los gobernaran en los próximos 4 años como son los casos de Algarrobo con Maribel Andrade, El Piñón, con Magueth del Amparo Montero Meriño; Fundación con Mallath Paola Martínez Cantillo; Sabanas de San Ángelcon Shirley Patricia Pimienta Martínez y Santa Anacon Lourdes del Rosario Chicre Campo.

Pese a la escasa participación de la mujer en las últimas elecciones, los caminos de la política parecen estar ampliándose en el Magdalena, con más participación y ocupando cada vez más puestos de injerencia política logrando convertirse en una representación no solo del género sino también de las comunidades.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *