Connect with us

Nación

Corte Suprema absuelve al coronel (r) Alfonso Plazas Vega en caso del Palacio de Justicia

Opinión Caribe

Published

on

La Corte Suprema de Justicia absolvió al coronel (r) Luis Alfonso Plazas Vega por su responsabilidad en las desapariciones del administrador de la cafetería Carlos Rodríguez y de la guerrillera Irma Franco durante la retoma al Palacio de Justicia en noviembre de 1985.

Por cinco votos contra tres, la Sala Penal de la Corte tumbó una de las condenas emblemáticas del Palacio de Justicia. La orden de libertad debe cumplirse de manera inmediata.

Según la mayoría, la duda razonable juega en favor de Plazas Vega, pues no se encontraron –en contravía con lo que determinaron la primera y segunda instancia– pruebas concluyentes de la responsabilidad del coronel en la desaparición de la guerrillera del M-19 Irma Franco y en la del administrador de la Cafetería de Palacio, Carlos Rodríguez.

El magistrado Jorge Luis Barceló, presidente de la Sala y quien votó por la absolución, señaló que la decisión «se contrajo exclusivamente al tema de las desapariciones y no a la acción militar para la recuperación del Palacio», operación que comandó Plazas Vega como jefe de Caballería en Bogotá.

La Corte consideró que los cuatro testimonios en los que se basaba la condena contra el oficial no eran sólidos, en especial el del sargento Édgar Villamizar Espinel.

De esta persona, que apareció en el expediente casi 25 años después de los hechos, la mayoría dice que su versión está «plagada de inexactitudes». «Se analizó la prueba concluyendo la mayoría de la Sala que (…) se impone la duda», dijo Barceló.

La Corte señala que fue el B-2 el cuerpo del Ejército encargado del manejo de los sobrevivientes y que esa unidad militar, comandada por el coronel Edilberto Sánchez, es la que debe responder por las desapariciones.

La decisión de la Corte es un revés a la sentencia proferida por el Tribunal Superior de Bogotá que condenó a Plazas Vega a pagar una condena de 30 años de prisión. Durante el trámite del caso en el Tribunal Superior de Bogotá inicialmente se presentó una ponencia del magistrado Hermes Darío Lara Acuña que planteó lo que la Corte ahora determina: que el coronel no es responsable de las desapariciones.

Sin embargo, esa ponencia fue derrotada y el Tribunal impuso las tres décadas de prisión para Plazas quien se encuentra privado de su libertad desde julio de 2009 y permanece en la Escuela de Infantería del Ejército Nacional, en el norte de Bogotá.

El coronel encabezó con tanques blindados la irrupción definitiva de las tropas del Ejército que recuperaron el Palacio de Justicia luego del asalto de un comando del M-19.

Se le acusaba además de ser responsable de las desapariciones de Irma Franco y Carlos Rodríguez pues, al parecer, habrían salido con vida del Palacio y luego trasladados a un lugar secreto de la Escuela de Caballería, al mando de Plazas, donde, según testimonios, fueron torturados y asesinados.

La Procuraduría también insistió en la absolución de Plazas y tras conocerse la condena que impuso el Tribunal de Bogotá señaló en un escrito enviado a la Corte que esa decisión estuvo viciada pues “la responsabilidad del señor Plazas no fue demostrada, ni desvirtuada su presunta inocencia”.

La defensa de Plazas, además, argumentó que en la sentencia reposan falsas pruebas y falsos testigos.

Plazas Vega habló tras la decisión

Desde el Cantón Norte, donde pagaba su pena de reclusión, el coronel Plazas Vega habló a los medios de comunicación y envió mensajes de agradecimiento al equipo de abogados que lo acompañó en el proceso, al Ejército y a los medios de comunicación.

“Han sido los medios el canal para defenderme y contarles a los colombianos lo que ha sucedido y que mi comportamiento siempre estuvo ceñido a la ley, porque la justicia no me dejó hablar”, aseguró el oficial retirado.

“También agradezco a mi familia, a mis nietos que no he podido disfrutar de su compañía pero ahora van a saber que su padre lucho y sufrió por Colombia y recibió la absolución de la Corte Suprema de Justicia con una rectificación ajustada a la realidad”, agregó.

Con información de: ELTIEMPO.COM

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *