Connect with us

Metrópolis

La “pelea” por un concepto

Opinión Caribe

Published

on

Gennys Alfonso Álvarez

Una sesión acalorada se vivió en el recinto del Concejo de la cuidad, y todo por cuenta del debate citado para el 2 de julio, al que debía asistir la exgerente de la Essmar, Ingrid Aguirre. Parece que este cambio desajustó las piezas del rompecabezas del cabildo local, por lo que se despertó el interés de aclarar quién debía compadecer y dar respuestas del cuestionario enviado para aclarar temas de contratación y operatividad de la empresa de servicios públicos del Distrito.

La escena titulada “la “pelea” por un concepto”, fue protagonizada por los concejales Daniel Sánchez Marmolejo y Jaime Linero; donde el primero se limitó a esclarecer que en vista de los sucesivos cambios en el despacho distrital “en la Corporación no se hacen controles políticos sino debates porque quienes asisten no tienen cómo dar respuestas claras de lo que se le interroga por su corto tiempo en dichas dependencias, y así no tienen cómo defenderse”.

Por otro lado, Linero expresó que los funcionarios en calidad de jefes de cartera, según lo rezado en el reglamento interno del Concejo, son los únicos que deben aclarar cada pregunta enviada por los cabildantes, por lo que la participación de Aguirre sería nula. La discrepancia entre estos dos coadministradores, y otros más que se sumaron, llevó a que la sesión fuera cerrada de manera intempestiva.

Sánchez, acolitado por su homologo Orlando Rafael Soffia, diferenciaron la lógica del debate y control político; que aunque uno se compagine con el otro, el primero no tiene la esencia del segundo, por lo que a este puede asistir cualquier ciudadano, mientras que al segundo solo pueden participar empleados públicos con voz en el Concejo.

Ante esta situación, no se especificó cuál sería el rol que asumirá José Rodrigo Dajud, nuevo gerente de la Essmar, si asistirá o no, pero lo cierto es que la bancada que convocó el debate exige que se brinden garantías para que realice, ya que el segundo periodo ordinario se está acercando a la recta final y no quieren que temas como estos queden fuera de auditoría.