Connect with us

Cultura

“Cuatro siglos de esclavitud y saqueo no se agradecen” Jennifer del Toro sobre declaraciones de Díaz Ayuso

Opinión Caribe

Published

on

Hace algunas semanas, Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, realizó unas polémicas declaraciones entorno a la conquista española en territorios indígenas de América Latina.

Díaz Ayuso, quien también criticó fuertemente al Papa Francisco, por pedir perdón por los pecados de la iglesia, defiende de manera eufórica el “legado español”, manifestando que, “a través de las misiones se llevó el español y el catolicismo y, por tanto, la civilización y la libertad al continente americano”

Las declaraciones de Ayuso fueron ante la prensa, en una reunión de la OEA, Organización de Estados Americanos, “¿por qué 500 años más tarde empezamos a revisar la historia de España en América y cuestionar la hispanidad?, cuando desde su origen, si hay algo que trajo al continente americano fue la universidad, la civilización, valores que hoy siguen sustentando democracias liberales prósperas”. Tras las palabras expresadas por la presidenta de la Comunidad de Madrid, diferentes organizaciones a nivel mundial han expresado su descontento.

Es importante recordar que, desde hace varios años, algunas comunidades americanas han rechazado las celebraciones del día de la raza, Hispanidad, o día de Colón que se celebra en Estados Unidos, fomentando el retiro de estatuas o bustos de conquistadores españoles a lo largo y ancho del continente.

Sobre este tema, OPINIÓN CARIBE, consultó a la especialista en estudios sociales, Jennifer del Toro, quien puntualiza “la presidenta de la comunidad en Madrid, Isabel Díaz Ayuso, motivada en movimientos políticos de la ultraderecha global, afirma que existe una ‘corriente peligrosa del comunismo a través del indigenismo que es un ataque a España’ creyendo que América le debe la libertad y la civilización a España”.

Del Toro afirma “olvida la señora Díaz Ayuso que para el siglo XV, antes de la llegada de los españoles a América, habitaban en estas tierras 50 millones de personas, que pocas décadas después de la llegada de los conquistadores Perú había perdido al 40% de su población, México al 90% y toda la población indígena de las Antillas había sido exterminada.

Con esa catástrofe demográfica generada por los trabajos forzados, las enfermedades y la esclavitud a la que fueron sometidas las poblaciones originarias, se perdió también parte de la identidad del ser americano quien desde entonces lucha por reconstruirse más allá de la apropiación del relato occidental y europeo.
Estos efectos perduran hasta nuestros días y explican fenómenos sociales que van desde la discriminación de la herencia indígena, hasta las formas de organización política basadas en el centralismo, pasando por la atrofiada economía latinoamericana caracterizada desde.

Olvida Díaz Ayuso y todo el rancio movimiento ultraconservador, revisionista y seudo histórico; que antes de 1492 Europa era un continente aislado y ensimismado, que en sus tierras había poco oro y en general pocas cosas de valor; que frente a civilizaciones como la China o la Árabe Europa era claramente inferior en cuanto a desarrollo tecnológico y conocimientos; olvida Díaz Ayuso que el continente Europeo inició las exploraciones debido a su inferioridad técnica, y a la escasez de atributos de valor para relacionarse con el resto de civilizaciones.

Que Europa se convirtiera en el eje del comercio mundial es tan solo el resultado de la explotación de los recursos de América, del comercio triangular y de la esclavitud.

Aunque a la par de bandidos y criminales llegaron a tierras americanas humanistas, biólogos, filósofos y curas… poco o nada habría que agradecer.

Cuatro (4) siglos de esclavitud y saqueo no se agradecen, la catástrofe humanitaria americana y africana (porque no se puede entender la colonización de América sin África) legaron la jerarquización de la sociedad y una «pirámide poblacional» con Europa en la cúspide y los negros esclavizados en la base de un sistema racista que se perpetúa hasta nuestros días”.

Para finalizar, la activista, afirma “lo grave de la impune intencionalidad con que personas como Isabel Díaz construyen Fake News y distorsionan la historia al acomodo de sus intereses políticos, y es precisamente porque que mientras no se reconozca la historia se estará condenado a repetirla, por ello Europa vuelve a ser peligrosamente la cuna de movimientos anti migrantes, racistas e islamófobos.