Connect with us

Cultura

La conmovida carta de una anciana de 82 años ingresada en un ancianato

Opinión Caribe

Published

on

La anciana cuenta en su carta la vida que lleva en el ancianato y como ha perdido las cosas más amadas de su vida entre ellos sus hijos, nietos y demás familiares, quienes pocas veces la van a visitar.

“Esta carta representa el equilibrio de mi vida. Tengo 82 años,4 hijos,11 nietos,2 bisnietos y una habitación de12metros cuadrados. Ya no tengo casa ni mis cosas amadas, pero tengo a alguien que arregla mi cuarto, me prepara para comer y hace mi cama, me controla la presión arterial y me pesa”, expresa.

Asegura ya no tener la dicha de escuchar las rizas de sus nietos, ni de verlos crecer, ni de abrazarlos, debido a que, estos solo van a verla “cada 15 días, otros cada tres o cuatro meses y otros nunca”.

“Ya no hago sopas, ni nuggets a los niños ni asados, ni hallacas. Aún me queda algún pasatiempo por hacer y el sudoku que me entretiene un poco”, agregó.

La mujer comentó ya sentirse un poco acostumbrada a la soledad, aunque hace terapia ocupacional y ayuda a demás ancianos “que están peor” que ella.

Su único recuerdo de su familia son unas fotos y algunos recuerdos que se trajo de casa.

“Espero que las próximas generaciones entiendan que la familia está hecha para tener un mañana (con los hijos) y para retribuir a nuestros padres con el tiempo que nos dieron para criarnos”, concluyó.