Connect with us

Metrópolis

Santa Marta, más de 50 años padeciendo inundaciones que dejan miles de damnificados

Published

on

Más de medio siglo de inundaciones y miles de damnificados sin solución a la vista. A lo largo de las décadas, la ciudad ha enfrentado inundaciones devastadoras. A pesar de las promesas de diferentes administraciones, el problema persiste y los samarios siguen sufriendo las consecuencias que deja cada aguacero.

 

Por: Arnol Sarmiento

Redacción: OPINIÓN CARIBE

El paso de los torrenciales aguaceros y sus secuelas en la ciudad de Santa Marta no es un hecho de ahora; a lo largo de las últimas décadas, se han presentado desastres que han dejado en cada época una tragedia distinta para los samarios. Lo que sí es evidente es que, a pesar de los años y los distintos gobernantes de la ciudad, ninguno ha podido prever estas situaciones de inundaciones y afectaciones en sus administraciones.

En la época de los años 60, cuando apenas la ciudad de Santa Marta se encontraba en crecimiento y aquellos barrios históricos, como lo es Mamatoco, era en ese momento un corregimiento el cual era conectado a través de un puente llamado San Pedro Alejandrino, también conocido hoy en día como el puente de Mamatoco.

El 27 de junio de 1964, la ciudad de Santa Marta sufrió una de las mayores tragedias tras un torrencial aguacero que dejó grandes afectaciones, entre ellas el aumento del caudal del rio Manzanares con tal magnitud que arrasó con el puente San Pedro Alejandrino o el que hoy se conoce como el puente de Mamatoco, el cual conducía desde la avenida del Libertador hacia la hacienda San Pedro Alejandrino, Mamatoco, Bonda, Sierra Nevada y la salida hacia Riohacha, dejando totalmente incomunicada a la ciudad de Santa Marta, tal y como lo referenció José Luis Vanegas Gascón en su artículo.

El puente, que fue arrastrado en su totalidad, también habría dejado pérdidas humanas, así como distintos barrios inundados que históricamente hasta el día de hoy siguen siendo afectados cuando se presentan estas fuertes precipitaciones.

Lo mismo ocurrió el 26 de septiembre del año 2010, cuando a las 4:30 de la madrugada un torrencial aguacero dejó a más de 2.500 familias damnificadas en más de 30 barrios de la ciudad de Santa Marta. Aquel día, seis viviendas colapsaron en el sector de Nueva Mansión debido a la erosión causada por la creciente. Entre los barrios afectados están Salamanca, 8 de Febrero, Pamplonita, Villa del Río, Villa U, María Eugenia, La Esmeralda, Las Malvinas, 20 de enero y un sector de Villa del Carmen, donde el río alcanzó a anegar algunas de las viviendas.

El 30 de agosto del 2021, la ciudad fue golpeada por un fuerte aguacero que inició al mediodía, dejando por lo menos 56 barrios afectando a 5.223 familias. Pero una de las zonas más golpeadas fue el sector turístico de Tanganga, donde los comerciantes lo perdieron todo luego de que los restaurantes fueran arrasados por la fuerte corriente de agua, incluso un bus del servicio público de la ciudad quedó en medio de la corriente y fue arrastrado.

Así como estos hechos, en los que la ciudad de Santa Marta se ha visto vulnerada en reiteradas ocasiones y miles de familias han resultado damnificadas a lo largo de varios años e incluso décadas, esta sigue siendo una problemática constante para los samarios, que han visto pasar distintas administraciones que han prometido soluciones que prevengan estas situaciones, lo cual no se ha materializado.

La ciudad de Santa Marta ya cuenta con estas reseñas de inundaciones y desastres naturales que se han presentado en reiteradas ocasiones y que han dejado huellas en las familias samarias que han vivido este flagelo constante en cada época invernal, donde zonas como Pescaíto, María Eugenia, Bastidas, Manzanares, La Lucha, Curinca y muchos barrios más históricamente siempre han resultado afectados.

Entonces, es un hecho que ningún gobernante ha podido solucionar o prever que estas situaciones se sigan dando, y que la muestra es un problema que sigue en crecimiento, dado que cada vez que llueve en la ciudad de Santa Marta queda al descubierto la poca capacidad del sistema de alcantarillado para contrarrestar las aguas pluviales.

En comparación con la ciudad de Barranquilla, capital del departamento del Atlántico, a lo largo de su historia habían sufrido durante años el flagelo de los arroyos que atravesaban la ciudad, dejando devastación, pérdidas humanas y materiales a su paso. Esta situación fue una problemática constante de calamidad pública. En la última década, este problema ha sido resuelto casi en su totalidad, gracias a las obras realizadas por las últimas administraciones, que han mejorado notablemente la calidad de vida de los barranquilleros.

Entonces, ¿por qué la ciudad de Santa Marta no ha podido ejecutar obras que mitiguen estas afectaciones, de la misma manera en que se hizo en Barranquilla?