Connect with us

Territorio

El ‘Tren de Macondo’, la carta del turismo cultural en el Magdalena

Opinión Caribe

Published

on

Una propuesta realista para un desarrollo mágico

Son varios los escenarios de Santa Marta y el Departamento, diferentes a los de sol y playa, que podrían ser potencialmente explotados turísticamente. Pese a ello, existe el proyecto del ‘Tren de Macondo’ cuyo trámite se encuentra estancado pero que dinamizaría la economía de diferentes localidades, inclusive la de los pueblos palafíticos de la Ciénaga Grande.

A diferencia de muchas localidades de Colombia, el Magdalena aún carece de una estructuración clara que pueda potenciar aspectos turísticos diferentes a la tradicional propuesta de sol, mar y playa, que hasta el momento es la de mayor explotación turística en el Departamento.

Son varios los escenarios que aún no han sido valorados como atractivos turísticos de la región y, al observar, por ejemplo, las rutas turísticas del Eje Cafetero que ofrecen un recorrido en torno a la industria del café incentivando la visita de propios y extraños, pareciera existir cierta ‘miopía’ administrativa frente a los otros recursos a explotar turísticamente en el Magdalena.

Santa Marta aún se muestra en deuda con el aprovechamiento de algunos escenarios, dado a que es poco lo que se ha trabajado para exponer las virtudes arquitectónicas e históricas del bicentenario, por ejemplo el Cementerio San Miguel, el Fuerte del Morro, el Fuerte San Fernando, y las mismas cedes del Concejo Distrital y la Alcaldía.

EL PROYECTO

“Sale el tren de Santa Marta, Ciénaga se ve dormida de Río Frío hasta Aracataca, donde mi abuelo cultiva, Fundación ya está de fiesta y viene el tren pidiendo vía, las canciones vallenatas se oyen en la lejanía. Sale el tren de madrugada y todo el pueblo está despierto y el pitirre canta al viento anunciando la parada se despeja la nevada y eso, me da sentimiento, se llevó las malas horas el tren de los buenos tiempos” son los versos de una canción de Carlos Vives que aluden a la bonanza agroindustrial de inicios y mediados del siglo pasado.

Escenarios de una época en que el emporio de la United Fruit Company se establecería no sólo en el hoy municipio de la Zona sino logrando influencia en Ciénaga, Fundación y Aracataca con la puesta en marcha del tranvía que trasportaba el fruto hacia el puerto de Santa Marta y que en su recorrido atestiguaba la construcción de diferentes viviendas diseñadas bajo el concepto de la arquitectura bostoniana; otra herencia positiva de la desaparecida multinacional estadounidense que influenciaron el realismo mágico de Gabriel García Márquez.

Ante esta realidad, la actual gerencia de la oficina de turismo y cultura departamental, liderada por Jorge Luis Rodríguez Ávila, sostiene una proposición que activaría el turismo cultural de manera integral, a partir del proyecto denominado ‘Tren de Macondo’.

La Gobernación quiere retornar a los buenos tiempos de los mencionados municipios, por medio de una ruta turística que se encargue de trasportar pasajeros desde esta capital hasta Prado Sevilla, donde otrora se concentraba la actividad bananera.

Lo especial del asunto recae en que haría parte de todo un portafolio que incluiría visitas a un posible renovado malecón de Ciénaga y un mini tour por Nueva Venecia, Buenavista y Trojas de Cataca, localidades palafíticas de la Ciénaga Grande de Santa Marta, trayectos que hacen parte de otro megaproyecto que se enlazaría con el trayecto del tren.

“Este es un proyecto que ha presentado algunas barrearas, pero aún hace parte del Plan de Turismo Nacional y estaría entrelazado con el POT de Santa Marta y Ciénaga, para ello hemos venido trabajando con la Secretaria de Turismo Distrital, encabezada por Carlos Iglesias. La estación de partida estaría ubicada en el sector de Pozos Colorados y culminaría en Sevilla. Pero en dicho recorrido habría una escala en Ciénaga para que los visitantes tengan la oportunidad de conocer un renovado malecón y luego aproximarlos en otra estación ubicada en Puebloviejo, donde se tiene pensado instalar una centro de restaurantes y artesanías; además de una punto de embarque para que los turistas conozcan las bondades de la Ciénaga y los pueblos palafiticos”, apuntó el funcionario.

Los residentes de los tres corregimientos serían preparados para la atención al visitante y algunas viviendas serían adecuadas. De esta forma asegurarían un ingreso diferente al que devienen desde la pesca.

Entre las otras obras que tienen pensado ejecutar, sobresalen la remodelación de la Casa del Telegrafista, la iglesia de Aracataca y de una serie de inmuebles que anteriormente eran parte de la United Fruit Company, las cuales servirían como museos, hospedajes y restaurantes, teniendo en cuenta su composición arquitectónica, única en la Región Caribe Colombiana.

Sin embargo, los costos aún no han sido definidos gracias a una serie de de barreras de carácter presupuestal, nacional, entre otras. Los estudios aún no se han ejecutado, pero al parecer la iniciativa no quiere dejarse en la memoria de muchos.

“Este es el máximo proyecto al que le apunta esta administración y debo decir que es el sueño de la oficina de turismo, por lo que venimos trabajando con el gobierno central, Cotelco capitulo Magdalena, el Fondo de Promoción Turística y demás instituciones para poder materializar las obras”, puntualizó Jorge Luis Rodríguez Ávila.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *