Connect with us

Blog

Dorian Meza: Una vida dedicada a la coleccionar discos

Opinión Caribe

Published

on

Pasiones musicales

Dorian Meza, dedica su vida a la música, no interpreta ningún instrumento pero, desde muy joven, siguiendo los gustos de su padre, no solo colecciona Long Play sino que además de ser melómano, es musicógrafo, es decir que escribe sobre los procesos evolutivos de la música con el objetivo de construir una memoria histórica musical de Colombia.

Nacido en Santa Marta, se fue a Bogotá a estudiar ciencias sociales y económicas en la universidad Libre y empezó a comprender que definitivamente su pasión era no solo escuchar la música sino también coleccionarla “ha sido una tarea de toda mi vida, coleccionar los discos de todos los géneros, música cubana, boleros, tangos, cumbia y demás” expresa Dorian Meza.

Asegura Meza que no es un melómano y que es necesario diferenciar la palabra melómano de la de coleccionista “mientras que el primero es aquel que le gusta la melodía y compra y aprecia la música, el coleccionista es quien está entregado a analizar, investigar, fomentar y aportar a la muisca, es quien tiene su colección con la certeza de que es un documento que puede aportarle a la historia de la música de nuestro país” puntualiza.

Gozando del tiempo libre que le permite el hecho de ser pensionado, se ha dedicado a intercambiar y escuchar las melodías con los amigos y con la comunidad de musicógrafos que son quienes, además de ser melómanos y coleccionistas, escriben acerca de los procesos históricos de una de las artes más antiguas de la humanidad.

“Existen coleccionistas y musicógrafos especializados en salsa, tango y otros, debido a que se tienen diferentes gustos y oído y, cada quien colecciona el género que le gusta, yo colecciono hace más de 30 años, tengo más doce mil Long Play de todo tipo de música pero, sobre todo, me he dedicado al área de la música tropical, eso sí sin descuidar la cubana, los boleros, el tango y la mexicana y siempre inclinado hacia la música colombiana”.

Gracias a sus hijos, que se dedicaron a la ingeniería, a pesar de tener su tornamesa ha digitalizado algunos de los temas que más le gustan de su colección de acetatos, diciendo entre risas que el paso de toda su colección completa sería imposible.

“He tenido compositores en mi casa como Wilson Choperena, Toto la Momposina, el músico sincelejano Juancho Torres y otros como Alberto Fernández que, interesados por mi colección y arrepentidos de no haber tenido la idea de guardar el material, recurren a coleccionistas como yo en busca de sus anteriores grabaciones” manifiesta con satisfacción Dorian Meza.

Asegura el musicógrafo que posee una reliquia “tengo un cassette de la Orquesta Santa Marta, mi padre le gustaba la música y en el año 50 esta orquesta tuvo una gran trayectoria, los quince músicos que la componían hacían presentaciones en diferentes eventos y lugares pero nunca llegaron a grabar y, mi padre, no sé cómo, logró grabar en una presentación algunas canciones que tienen defectos pero siguen siendo un patrimonio que tengo digitalizado y aspiro poder darlo a conocer, muchos conocen la orquesta pero no hay evidencia de los temas que cantaron” expresa emocionado.

Actualmente se encuentra haciendo un trabajo de investigación sobre el aporte de los músicos y orquestas samarias con la idea de revivir la historia musical y reconocer cuales han sido los aportes a la música formal.

Frente al hecho de que la juventud actual parece no mostrase interesada por las manifestaciones musicales de antaño, asegura Meza que es normal debido a que “la música va evolucionando y a que en la formación musical que se le da a los muchachos no pretende recuperar el patrimonio musical por eso mueren las músicas, ya no se graba cumbia ni porro, puro reggaetón y música norteamericana”.

Asegura Meza que músicos como Shakira y Juanes, que son colombianos, no aportan a la música como sí lo hace Carlos Vives que resalta la música colombiana desde unos formatos más modernos

Actualmente se encuentra escribiendo, acerca de la cantante de Lucho Bermúdez Aidé Barros, para la revista caleña Melómano, donde también escribió sobre Alberto Alzamora Rodríguez, y sobre el Joe Arroyo.

Finalmente, expresa Meza, su preocupación frente a que en Santa Marta no existen personas que escriban, investiguen y aporten desde su formación, y que es importante dejar un legado, revivir lo que se ha olvidado e impulsar la creación de un archivo que guarde las memorias, un “archivo fonográfico y de partituras e historia ya que las casas disqueras se acabaron y los discos quedaron regados, en el aire”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *