Connect with us

Portada

Soluciones complejas

Opinión Caribe

Published

on

Una mirada desde Corpamag de las problemáticas ambientales

 

Alfredo Martínez Gutiérrez, ha desempeñado funciones en la Corporación Autónoma Regional del Magdalena como contratista, jefe de planeación y actualmente, por tercera ocasión, como jefe encargado de la Corporación. Siendo arquitecto de profesión, su especialización en fijación del territorio de la Universidad del Magdalena, su maestría en gestión ambiental de la Universidad Javeriana pero, sobre todo una experiencia de más de 24 años, le han permitido tener el vasto conocimiento necesario para el accionar requerido en lo referido a la administración y la protección de los recursos naturales.

OPINIÓN CARIBE: ¿Cuáles son las competencias de Corpamag?

ALFREDO MARTÍNEZ GUTIÉRREZ: Están establecidas en la Ley 99, Artículo 31, administrar los recursos naturales en la jurisdicción del departamento del Magdalena, los 29 municipios más el área rural del distrito de Santa Marta. Somos ejecutores de la política ambiental del Ministerio de Ambiente y se nos han entregado otras competencias como las de la Ley 1450 del 2011 que nos da competencia en las franjas marino costeras y la Ley 1523 de gestión de riesgo que nos da competencias relacionadas con la entrega de apoyo técnico y científico a los municipios.

OC: ¿Cuál es la percepción de Corpamag sobre la problemática de la erosión costera?

AMG: Es un problema del Caribe, del país, del mundo. Como autoridad ambiental a solicitud de los municipios les hemos apoyado pero, buscar las respuestas inmediatas para resolver los problemas de riesgo debemos atenderlo con toda la institucionalidad, es una competencia compartida con la Dimar, los municipios y otros entes, se requiere de obras de protección y todas las soluciones que se presenten para contrarrestar los efectos de la erosión tienen que ser adaptativas, muy seguramente nos tocará hacer más viaductos, verificar las edificaciones y la normatividad de la ocupación en la zonas costeras, ya se viene trabajando en un proyecto de ley que definirá con más claridad los roles de las instituciones y los recursos financieros para atender la problemática que carece de recursos designados definidos para ser atendida.

OC: La Corporación posee planes diagnósticos de las problemáticas de la Ciénaga Grande ¿Cuáles han sido los proyectos de para mitigarlas?

AMG: Primero hay que dejar claras las características y los antecedentes, es una zona conformada por cerca de 560 mil hectáreas, en 14 municipios, 800 kilómetros cuadrados de humedales, un área afectada desde la década de los 50 con la construcción de la carretera Ciénaga-Barranquilla y con la vía/dique Palermo-Salamina, cuando se hicieron las obras, no se tuvo el cuidado de no generar impactos negativos y de 50 mil hectáreas que había en el año 1956 se pasó a 24 mil en 1990, un 60% de bosque de manglar murió, importante por su aspecto paisajístico y por ser un sistema productor de peces en una eco-región que depende de la pesca artesanal. Ante el estudio realizado que revelaba que para 2012 no habría ni una sola hectárea de bosque de manglar se puso en marcha el proyecto de recuperación de la Ciénaga que comenzamos a trabajar con recursos del Gobierno Nacional con los que se dio apertura a unos caños para lograr detener la muerte del bosque y mantener la productividad.

OC: ¿Existen factores sociales afectantes en la zona de la Ciénaga Grande?

AMG: No es solo un problema de caños, es de ocupación de predios de bienes de uso público, la baja cobertura de alcantarillado y servicios básicos de los 14 municipios que en promedio superan el 70%, la pobreza está por encima del 60% y la pobreza extrema por encima del 25%, no hay solo problemáticas ambientales sino sociales y complejas.

Hace un par de años empieza la crisis y los problemas de orden público, hubo un desgobierno. Es un amplio territorio pero con un Estado muy pequeño.

OC: Háblenos de cómo es abordado desde la Corporación el tema de los diques

AMG: Se han venido construyendo una serie de estructuras y obras que han generado más deterioro del ecosistema, deforestaciones sin permiso de la autoridad ambiental, y expresan que son para protegerse de las inundaciones pero, impiden los flujos de esta área, una planicie inundable donde se requiere al agua para la recuperación del bosque. Hemos tenido la dificultad de que no tenemos la competencia para ingresar a los predios privados, necesitamos la orden judicial y es un tema muy complicado y lento.

A buena hora se ha conformado el comité interinstitucional del Estado, nacional, regional y local para abordar el tema. Hay procesos sancionatorios en curso y hay condenados, estamos haciendo con la Superintendencia de Notariado y Registro la verificación de los predios y los que hayan sido entregados de manera ilegal y sean parte del humedal se van a recuperar con todas las medidas normativas, es un trabajo que puede tardar cerca de dos años, las respuestas institucionales son lentas, uno quisiera que fueran sanciones express o a tiempo real pero, tenemos que abrir procesos sancionatorios, respetar los debidos procesos, tener las reservas y reconocer el Estado Social de Derecho y las presunciones.

OC: ¿Cómo se está abordando desde la Corporación el tema de las quemas?

AMG: Es un tema que se ha presentado con más vigor en Parque Isla de Salamanca, hemos llegado a la conclusión de que no se han iniciado por causas naturales y tenemos evidencias de que muchas personas se dedican a hacer pequeñas parcelas y civilizan la tierra con quemas que se les salen del control y por temor a ser señalados no informan a las autoridades, los incendios son atacados hasta un mes después de haberse iniciado y se caracterizan por que no se ven las llamas, son subterráneos es el humo el que prende las alarmas y para liquidarlos hay que inundar el área. Desde hace un año y medio mediante acto administrativo suspendimos las concesiones de agua de unos distritos para direccionar las aguas hacia la zona y con maquinaria del Gobierno se hacen canales que permitan direccionar hacia Rincón Guapo de comunidades negras. Hace parte de la ausencia de oportunidades y no validamos la situación pero hace falta institucionalidad que lleve a la zona alternativas lícitas para que la gente pueda sobrevivir.

La Ley establece que cuando hay incendios debemos hacer un plan de restauración. En La Secreta logramos direccionar unos recursos, para reforestar 20 hectáreas, de compensaciones ambientales de los árboles que se talan para la construcción de infraestructura y se dirigen a las áreas en compensación. Estamos organizando que las compensaciones de los nuevos puertos restauren las zonas deterioradas por los incendios.

OC: ¿Se tienen identificados en la Sierra Nevada los puntos de explotación minera ilegal?

AMG: La minería no es una actividad fija, es una de las grandes amenazas, estamos conectados con la fuerza pública, uno de los indicadores es el agua revuelta y hemos hecho tres operativos importantes con la Policía con capturas en Zona Bananera, en Quebrada del sol encontramos evidencias y ahora trabajamos en dos puntos donde tenemos conocimiento y estamos esperando coger en flagrancia a las personas.

OC: ¿Cuál es la percepción de la Corporación con respecto al tema de la construcción de la Vía de la Prosperidad y la afectación de humedales?

En su momento hicimos los requerimientos informales, cuando todavía era un proyecto, que nos presentaron como de mantenimiento vial y bajo ese definición no requería de licencias ni autorizaciones ambientales del Anla, bajo esa premisa lo único que hemos hecho es dar algunas recomendaciones en el marco de reuniones realizadas para que se garanticen los flujos del río Magdalena y los canales que alimentan a las diferentes ciénagas que componen la Ciénaga Grande. Al comienzo hubo una actitud de prevención por parte de los contratistas porque para ellos no somos la autoridad pero se ha superado el tema, creemos que con lo que pasó hace 40 años es una lección aprendida y no se va a repetir la historia.

OC: ¿Cree usted que son pocas las inversiones estatales para tantas problemáticas?

AMG: La Ciénaga Grande es un ecosistema que se debe mantener siempre conectado al río Magdalena, a los ríos que bajan de la Sierra porque si no el sistema se muere, estos caños que contribuyeron a la recuperación requieren unos mantenimientos permanentes que cuestan muchos recursos, cuando se hizo el proyecto se invirtieron cerca de 20 millones de dólares y, cuando se entregaron los recursos del Gobierno Nacional se estableció que éste garantizaría el mantenimiento, lo cual no ocurrió porque no se tenían los recursos que ascendían a 5 mil millones de pesos por año, dándose así la oportunidad para que la Corporación a partir de unos estudios determinara las fuentes para los mantenimientos, entre ellas grabar los peajes por el tránsito de la carretera. Convertimos el estudio en proyecto de ley que hoy es la sobretasa a peajes con la que se hacen los mantenimientos. Sin embargo se estima técnicamente que esos mantenimientos rondan los 8 millones de pesos por año, los recursos son deficientes y se lo hemos manifestado al Gobierno Nacional y a los gobiernos locales, más nadie invierte recursos para el dragado de los canales y no es fácil llevar maquinaria ni operar el proyecto, entendemos que por desconocimiento las personas piensen que es mucho dinero pero, hemos estado trabajando y hemos logrado que entre 1997 y 2014 se haya pasado de 24 mil a cerca de 38 mil hectáreas nuevas de bosque de manglar.

OC: ¿La Corporación ha expresado las problemáticas ante el Gobierno Nacional?

AMG: Si hemos expresado las problemas como el tema de las funciones policivas pero el tema de la minería ilegal ha permitido que desde el Gobierno existan políticas para atender las problemáticas y contar con el apoyo de la policía departamental y distrital lo que ha contribuido a tener una presencia institucional y de autoridad así como con la inclusión de organismos como el CTI. En el tema de los recursos debemos hacer gestiones y nos interesa que haya un poco más de voluntad política por parte de las entidades territoriales que tienen jurisdicción y competencia sobre el territorio, es un tema de atender integralmente y en la medida en que la gente no pueda cubrir sus necesidades básicas no va tener ninguna responsabilidad con los recursos y el medio ambiente.

OC: ¿Por qué cree usted que la opinión pública tiene una imagen de inoperancia y de ausencia de comunicación de la Corporación?

AMG: El tema de comunicación no fue por mucho tiempo una prioridad y ahora la estamos entendiendo como estratégica y estamos tratando de fortalecer el tema pero tiene un costo y para algunas entidades no es fácil entender que se requiere de informar lo que se hace, lo cual también cuesta recursos pero en ese tema estamos trabajando y mejorando.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *