Connect with us

Denuncias

El ‘hambre’ del Liceo

Opinión Caribe

Published

on

A pesar de su reestructuración física, la Institución presenta nuevos contratiempos

Luego de concluirse la fase uno de remodelación del Liceo Celedón y comienzo de la dos, Electricaribe reporta que el colegio le adeuda 19 millones 554 mil 680 pesos, por presunto fraude encontrado en sus redes eléctricas. El monto corresponde, según la demanda, a cinco meses del no pago del servicio público. OPINIÓN CARIBE consultó a las directivas del Liceo Celedón sobre esta situación.

Por Marisol Ramírez Rivera

“Vamos, vamos liceístas, sin desmayos a estudiar por la patria y la familia, vamos todos a triunfar”, con este aparte del coro del himno del Liceo Celedón, el día 5 de marzo de 1906 abrió sus puertas esta institución, llevando el nombre como un homenaje a la memoria del obispo Rafael Celedón.

Fueron décadas de gloria para esta magna institución, en la que, en 1975, su época más emblemática, conseguir un cupo era toda una odisea. Recibir clases, un privilegio.

El Liceo Celedón acogió en sus aulas personajes significativos como el maestro Rafael Escalona, al futbolista Carlos ‘El Pibe’ Valderrama, al destacado docente, escritor, dueño y rector del Liceo del Caribe, Rafael Fernando Guerra Maestre y al gran líder del M-19, Jaime Bateman, entre otras connotadas figuras.

Fue declarado Monumento Nacional, categoría alcanzada el 17 de diciembre de 1993 por medio del Decreto nacional 2529, por esa razón, en 1999 contaba con laboratorios de biología, química y física, además de realizar la primera muestra de Artes Plásticas.

En 2004, por primera vez en su historia, llegan a sus instalaciones, un presidente argentino, Raúl Alfonsín, en compañía del ex mandatario colombiano, Ernesto Samper Pizano, para la Exposición Iberoamericana ‘Rostros del Libertador Simón Bolívar’.

Cabe resaltar, la formación académica de uno de los más ilustres personajes del país, la del maestro Rafael Escalona, compositor nacido en Patillal, Cesar, a quienes muchos recuerdan por haber inmortalizado en sus letras a este templo del saber.

En 1992, el compositor Escalona recibe el título de ‘Bachiller Honoris Causa’. Honor único que se ha entregado a través de la historia en 105 años que lleva de fundado este centro educativo.

A la institución no se le hizo ninguna intervención o restauración; el abandono y el deterioro se fueron apoderando de sus diferentes espacios. Del otrora Liceo solo quedaba el oneroso recuerdo. El cierre se produjo en 2014, además de la reubicación de los alumnos, para así dar inicio a las obras de remodelación.

¡QUE INICIE LA REMODELACIÓN!

En el año 2011, gracias a la alianza entre la Alcaldía de Santa Marta, la empresa Ecopetrol y la Universidad del Magdalena, empieza el proceso de recuperación de esa Institución, que, para ese año, cumplía 105 años.

A este proyecto se le denominó ‘Expedición Liceo Celedón’, al que se destinarían más de 3 mil millones de pesos para su recuperación.

Sin embargo, debido a varios retrasos, el proceso de ejecución fue lento y solo hasta el año 2014 inició la primera fase, la cual fue entregada en junio del presente año, por tanto, se dio inicio a la fase dos, la cual se vio afectada por una nueva polémica.

EL OBSTÁCULO

Hoy, el Liceo Celedón es noticia. La empresa Electricaribe instaura un soporte en el que da a conocer que dicha institución le adeuda la suma de 19 millones 554 mil 680 pesos por acometida fraudulenta que, según la entidad, encontró al realizar una revisión en su instalación eléctrica el día 16 de mayo del año en curso. Señala, que se hallaron dos líneas directas por fuera de la medida y conectadas a los bajantes del transformador de 50 KVA, lo cual un consumo no registrado por acción u omisión del usuario.

Lo anterior, lleva a la Institución a realizar el pago de, por petición de Electricaribe, 720 horas, multiplicado por cinco meses, discriminando una factura en consumo con el costo antes mencionado. La empresa le suma a esta supuesta deuda los costos de inspección de la irregularidad, dando como resultado un valor total de 19 millones 554 mil 680 pesos.

Ante OPINIÓN CARIBE, las directivas del colegio se pronunciaron, aduciendo que los únicos que han manipulado las redes eléctricas pertenecen al personal técnico de la empresa.

“Lo del fraude es novedoso para la Institución, porque nosotros mandamos a realizar unos trabajos por causa de unos cortos circuitos presentados en uno de los transformadores hace un par de meses, ellos atendieron la situación.

Da la sensación de que la irregularidad se da por parte de ellos, porque lo único que entendemos de electricidad es lo que nos han comunicado. Sabemos de marcadores, tableros, alumnos, sillas, pupitres. Electricaribe es el único que le ha metido mano a esas instalaciones, nadie más se ha montado para manipularlas, decir lo contrario, es una falsedad”, explica Fare Suárez Sarmiento, rector del Liceo Celedón.

Así mismo, Álvaro Salomón Calvano, presidente de la Veeduría encargada de las obras en la Institución, muestra su preocupación, porque asegura que la empresa Electricaribe está cometiendo un exabrupto al instaurar ese supuesto fraude, porque los únicos que intervinieron los cables fueron sus operadores. Ello ha perjudicado a los estudiantes, porque se les suspendieron las clases durante tres días por la falta del fluido eléctrico, lo mismo que la detención de las obras que dependen de este servicio.

“El corte de la luz y la multa que impuso Electricaribe por energía dejada de facturar están totalmente prohibidas, soy de la liga de usuarios y defensor de los usuarios de los servicios públicos, conozco la Ley. Electricaribe cometió un grave error. Tenemos 371 estudiantes, unos 30 docentes, la parte administrativa, todo ha sido perjudicado por el corte del fluido eléctrico”.

Además, asegura, que en el año 2011 hubo un corto circuito, la empresa Electricaribe hizo la respectiva intervención para arreglar el daño. De igual forma, el año pasado se presentó otro corto y la entidad resolvió el problema. Este año, en el mes de marzo, hubo una nueva falla que dejó al colegio más de cinco días sin fluido eléctrico. “Fue la última vez que ellos realizaron intervenciones en la Institución. Lo asombroso, es que ahora manifiestan, que las líneas fueron puestas ilegalmente para no cancelar la energía”, expresa el Veedor.

OPINIÓN CARIBE contactó al secretario de Hacienda, Julio Torres, para determinar si habían recibido alguna solicitud de pago por parte de la Secretaría General, porque esta dependencia debe atender los pagos u obligaciones que les son exigibles.

El Secretario expresa, que no está enterado de la situación, sin embargo, al remitirse alguna obligación de pago, es su deber autorizarlo.

“Si las empresas de servicios públicos nos facturan, ya sea por la energía consumida o cualquier otro concepto, pasa a la Secretaría General para que evalúe la pertinencia del pago. Una vez confirmada la obligación, esta pasa a Hacienda para que sea cancelada.

Entonces, es la Secretaría General la que debe evaluar que el cobro que nos hace la empresa es procedente o no. Y si se trata de un presunto empleo inadecuado de los elementos de facturación del servicio, ellos deben ejercer la defensa o representación del Distrito en el marco del procedimiento sancionatorio”.

Por otra parte, agrega, que, el Distrito ha realizado el pago de facturas correspondientes a las instituciones educativas hasta el momento.

Ahora bien, como la Secretaría de Hacienda atiende los pagos recibidos por Secretaría General, OPINIÓN CARIBE contactó a Jorge Guevara, quien después de varios intentos accedió a la entrevista. Pero al referirnos al tema, no quiso hablar sobre el caso y abandonó la oficina de forma inmediata. La secretaria informó, que el Jefe de la Cartera, Jorge Guevara, no estaba enterado de la deuda y que no les ha llegado ninguna solicitud al respecto.

En caso de comprobarse que existe la deuda, ¿quién la paga? ¿Por qué el Distrito no está enterado de la situación?

La empresa Electricaribe, después de dos días de haber quitado el fluido eléctrico, por propia iniciativa, reactivó el servicio en el Liceo Celedón, lo que permitió el regreso de los educandos a clases.

Con respecto al presunto fraude hallado por parte de la empresa, OPINIÓN CARIBE intentó contactar a la administración de Electricaribe, pero su gerente está de vacaciones, de acuerdo con información dada por los empleados; que en respuesta a la solicitud de la Casa Periodística, se comprometían a realizar envío de un documento con las respectivas respuestas, el cual hasta el cierre de la edición, no llegó.

Sin embargo, se tiene presente, que de acuerdo con la Resolución 04765 del año 2009, la Superintendencia de Servicios Públicos informó a todas las empresas prestadoras de servicios públicos, que les queda «terminantemente prohibido imponer sanciones pecuniarias a sus usuarios» y que «deben abstenerse de cobrar aquellas sanciones que con anterioridad hayan impuesto y que no se hayan pagado, cualquiera sea el estado en que se encuentre el cobro de dichas obligaciones».

Por lo cual, según el veedor Álvaro Salomón, interpondrá un derecho de petición para encontrarle solución a dicha situación. Mientras tanto, el colegio continúa con sus obras de remodelación, esperando se aclare la generación de esta deuda, porque ni el Distrito tiene información al respecto.

FASES UNO Y DOS DEL LICEO CELEDÓN

Desde el 16 de junio de 2014 inició la primera fase al Liceo Celedón, la cual finalizó en junio del presente año. La Veeduría Ciudadana de Reconstrucción del Liceo Celedón, entregó a OPINIÓN CARIBE un informe detallado en el que consta cada una de las reconstrucciones realizadas.

En esa primera fase, se reconstruyeron los muros, estos eran de ladrillos y pasaron a ser de concreto. Se elaboraron rampas para discapacitados, sin afectar la fachada, entre otras reconstrucciones. Como novedad se ha construido un salón para demostración, en el quese dictarán clases de informática.

Cabe resaltar, que la fachada no puede ser modificada porque fue declarada Monumento Nacional, debe mantener su color amarillo, el cual es sinónimo de felicidad, una felicidad empañada por los altibajos que ha enfrentado este colegio a lo largo de su reestructuración. Las balaustradas con sus figuras coloniales decorativas de los alrededores de la Institución, fueron reemplazadas por unas idénticas totalmente nuevas.

“Esta primera fase fue visitada y observada por los funcionarios e ingenieros de la Universidad del Magdalena, Ecopetrol, funcionarios de la Alcaldía, Contraloría Nacional, Departamental y Distrital, entre otros visitantes”, menciona el Veedor.

En este momento, la Institución se encuentra en el inicio de la fase dos, que comprende la recuperación física y mejoramiento de la calidad educativa del Liceo Celedón. Se han realizado acabados en los pisos, impermeabilización de las paredes, pintada de puertas, ventanas.

“En esta segunda fase se han hecho dos grandes intervenciones, estamos en proceso de la segunda. En la primera se hizo el reforzamiento estructural y en la Fase dos se está haciendo todo lo que tiene que ver con acabados, pañetes, estuco, pintura, pisos, la parte eléctrica y la instalación de las bombas para red hidráulica”, explica Pablo Pérez, director de obra.

Además, según el informe, se continuó con la instalación de la biblioteca en el edificio principal, el laboratorio de física y química, cielo raso en los salones. En cuanto a la parte eléctrica, se ha adelantado la instalación de los ductos para aires acondicionados y la instalación de un ascensor para discapacitados, enchape y retoques finales de los baños.

LAS DONACIONES

La empresa Ecopetrol hizo donaciones distribuidas de la siguiente manera: en el año 2010 donó $1.961.100.000, en el 2011 su aporte fue de $600.000.000; en el 2012, la cifra fue de $1.600.000.000 y en el 2014 intervino con la suma de $299.600.000, para un total de $4.460.700.000. En la primera fase se utilizaron $3.722.895.142.10 del total donado por Ecopetrol.

Por otro lado, la Sociedad Portuaria realizó una inversión de $450.000.000, los cuales fueron invertidos en los salones de la parte de atrás de la Institución, la biblioteca, los baños y adoquines para los pisos.

Loa costos de las dos fases oscilan entre los $2.950.000.000, de los cuales $2.200.000.000 fueron invertidos en los acabados de la estructura y $750.000.000 en el amoblado.

La Alcaldía distrital en el año 2010 hizo una donación de $230.000.000 y la Universidad del Magdalena, $56.500.000.

En estos momentos, según la Veeduría encargada de la reconstrucción del Liceo, se está invirtiendo la suma de $2.837.663.581, distribuida de la siguiente manera: $2.306.315.981 en los acabados de puertas, pañetes, ventanas, pisos y $530.747.600 que serán invertidos en amoblado.

De esta forma, el Liceo, que por tantos años fue institución insigne para los samarios, hoy sufre un proceso de renovación, con el propósito de ocupar la posición de otrora tiempos. Existe sinnúmero de problemas que han demorado su reestructuración, pero los liceístas, samarios, egresados y demás ciudadanos interesados en la recuperación de este templo del conocimiento, guardan la esperanza de contar con lo que por muchos años fue el colegio más importante del departamento.Imagen1

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *