Connect with us

Cultura

Zey Zey Swimwear, al mar con estilo

Opinión Caribe

Published

on

Zey Zey Swimwear puede encontrarse en Instagram como @zeyzeyswimwear y en Facebook como Zey Zey Swimwear, se elige la prenda que se quiere comprar y la entrega es inmediata, los precios oscilan entre los cien y ciento cincuenta mil pesos, diseños exclusivos en sus primeras colecciones.

Por Diana Solera Betancurt

Lo que fue un sueño de adolescente hoy se consolida como un emprendimiento ejemplar en Santa Marta. Natalia Amaya Serpa se abre paso en la moda samaria con su marca de vestidos de baño Zey Zey y cada vez gana más fuerza como alternativa de compra.

La facilidad de la compra y venta a través de las redes sociales ha abierto un espectro amplio a los emprendedores que desean posicionarse y hacer empresa con pocos recursos. El Instagram para Natalia Amaya se ha convertido en la herramienta útil para promoción y venta, pero detrás de cada publicación hay una gran inversión de tiempo, creatividad e insumos.

Esta joven de diecinueve años inició a los diecisiete con la idea de tener su propio negocio y no trabajar para nadie, sabía que su futuro estaba en la moda, aunque en sus comienzos, decidió enfocar sus estudios hacia los negocios, a futuro se visiona académicamente en el diseño de modas.

Tiene el firme propósito de triunfar como empresaria, de tener una tienda y ser reconocida no solo en Santa Marta, sino en el país con su marca, sin embargo, sabe que se requiere de esfuerzo y trabajo duro para lograrlo.

Inició su corta vida laboral como vendedora en un concesionario de autos al que le agradece el aprendizaje adquirido y la reconfirmación de que su vocación es ser empresaria y crear oportunidades de empleo para otros, vendiendo productos de calidad.

Natalia escogió Zey Zey como nombre de su marca, porque significa contenta y es el sentimiento que espera ver reflejado en sus clientes, al mismo tiempo que estos asocien a sus vestidos de baño con el glamour, la variedad y el estilo representados en prendas que van más allá de ser un simple biquini.

En cuanto a colores, la marca vende especialmente colores lisos y no tejidos estampados y la tendencia es, que los biquinis o vestidos de baño enteros, tengan en su diseño cuellos, ojales o que los tops se acomoden al cuerpo de manera que quien los use no sienta presión por utilizar salidas de baño, sino el deseo incontrolable de lucir el diseño con cada pieza.

El nombre de Natalia Amaya no es ajeno a la moda en Santa Marta, aunque ha sido relacionada con una boutique que tiene su nombre, no tiene vínculos con esta tienda de moda, pero ha participado como modelo para la diseñadora Sandra Valencia con su marca SanVal y para algunas tiendas de ropa.

A pesar de su breve paso por el modelaje, su pasión es estar detrás de las prendas, en la confección y producción y así lo hace, aunque no pierde la oportunidad de modelar sus prendas, poses, que, por cierto, tienen una gran fanaticada en las redes sociales donde muchos reconocen su belleza y talento.

Natalia Amaya Serpa invita a los jóvenes a atreverse a soñar, a darle crédito a sus ideas y emprender con perseverancia a pesar de los impedimentos que puedan presentarse, incluso en la familia y amigos, quienes en ocasiones intentan convencer sobre la dificultad de ser empresario y la necesidad de tener un empleo estable.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *