Connect with us

Metrópolis2

Minca, capital ecológica, la realidad no hace honor al nombre

Opinión Caribe

Published

on

A 14 kilómetros de la ciudad de Santa Marta se encuentra uno de los grandes atractivos turísticos, el corregimiento de Minca, población de unos 500 habitantes, que alberga gran número de turistas cada semana, por sus majestuosos lugares, su tranquilidad, entrar en contacto con la naturaleza al pie de la Sierra Nevada de Santa Marta.

A la capital ecológica de la Sierra Nevada, a mediados de 2016, el presidente de la República, Juan Manuel Santos, y su vicepresidente Germán Vargas Lleras, le inauguraron la vía desde el sector conocido como Mamatoco, con una inversión de 34 mil millones, ejecutada en conjunto por el Instituto Nacional de Vías, Invías, y la Gobernación del Magdalena, un total de 14 kilómetros, que benefició notablemente a propios y visitantes.

Sin embargo, las vías de acceso no eran el único problema por solucionar en Minca. En la actualidad, hay inconvenientes con la seguridad, la convivencia, las basuras, los residuos sólidos y la prestación de salud. Por tal razón, con este artículo se describirá la realidad que circunda al corregimiento y las gestiones para solucionarla.

SEGURIDAD Y CONVIVENCIA

Según los habitantes del sector, son varios los inconvenientes de seguridad, la presencia de foráneos que en condición de turistas se ubican en el parque central del corregimiento, remodelado recientemente por la administración Distrital, para consumir alucinógenos; así lo confirma una de sus habitantes a OPINIÓN CARIBE, “es común ver a estas personas consumir droga, no se sabe si está permitido, por lo de la dosis personal, pero esos comportamientos son constantes”, agregando, además, lo desagradable de esta situación por la presencia de menores, sobre todo, porque es el único centro de recreación del pueblo.

“Los niños llegan a divertirse, a jugar con sus patines, bicicletas, en compañía de sus padres, porque la presencia de los consumidores es el pan de cada día. Mi hijo de 12 años, ya sabe si están fumando marihuana”, aclaró la habitante.

Por otra parte, pobladores de Minca también denunciaron los altos decibeles en los negocios del sector, en especial, los fines de semana, dando al traste con la fama que tiene este lugar, tranquilidad y encuentro con la naturaleza. Razones que llevan a los minqueros a cuestionar la gestión de la policía, porque no se ejercen los controles pertinentes en estos establecimientos.

La coronela Sandra Vallejos Delgado, Comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, expresó a OPINIÓN CARIBE, la realización de diferentes procesos que se llevan a cabo en este corregimiento, “en cuanto al exceso de ruido de los establecimientos, se han efectuado comparendos y cierre de algunos de ellos”. La Coronela aclaró, también, que en estos procedimientos se han hecho controles de infancia y adolescencia, para prevenir la presencia de menores de edad en estos lugares donde se consumen bebidas alcohólicas.

Para la coronela Vallejos, el corregimiento de Minca es uno de los lugares más tranquilos en cuanto al orden público y la acción delincuencial, a pesar de ello, se adelantan campañas en contra de la extorsión, el microtráfico y control en el ingreso de vehículos grandes a este sitio.

Respecto a la vigilancia vehicular, la Coronela manifestó, “los samarios y foráneos vienen a pasear a la Sierra y al río, porque es un espectáculo del cual pueden gozar sin contratiempos, pero su capacidad es limitada, por tanto, hacemos controles los días sábados, domingos y festivos en el lugar, con un puesto instalado desde muy tempranas horas hasta el final de la tarde, además de prohibir el ingreso de vehículos que superen los 22 ocupantes”.

EL MEDIO AMBIENTE, UN COMPROMISO CON MINCA

Los fines de semana, el flujo de turistas se incrementa en la capital Ecológica de la Sierra Nevada de Santa Marta, pero esto ha traído inconvenientes ambientales. Los turistas dejan sus residuos en el pueblo y en los lugares turísticos del sector como Pozo Azul y cascada de Marinka, lo que genera un impacto ambiental considerable.

Para esto la Policía ambiental se ha movilizado al sector y lleva a cabo la prevención de contaminación de las fuentes hídricas, además de garantizar la seguridad de los visitantes ante posibles alteraciones del orden público.

Así mismo, como un mecanismo para garantizar la limpieza y el buen uso de los residuos sólidos, existe en Minca la Fundación Misión Gaia, creada en 2011, que tiene la misión de incrementar la calidad de vida de las comunidades de la Sierra Nevada, mediante el desarrollo de programas socio- ambientales que solventen las necesidades básicas, y a su vez, promover el uso sostenible de los recursos naturales.

Diana Benincore Reyes, directora de la Fundación Misión Gaia, explicó que esta fundación, ubicada en el corregimiento de Minca, diagonal al Banco de Bogotá, trabaja basada en tres programas, “el primero, salud y bienestar animal, donde hemos desarrollado la esterilización de casi 1.400 animales. En segundo lugar, el programa de educación para la sostenibilidad, que se encarga de ejecutar talleres específicos en los campos relacionados con el uso adecuado del suelo y el manejo de los residuos. En tercer lugar,el desarrollo sostenible del turismo y por último, el rechazo a materiales contaminantes del medio ambiente”.

Estos ejes de trabajo se han desarrollado notablemente en el corregimiento desde 2014, cuando se estableció un centro de acopio, y que, a pesar de su funcionamiento intermitente por falta de apoyo, se logró recolectar 2.5 toneladas de reciclaje. Este trabajo cuenta con el acompañamiento de la Empresa de Servicios Públicos de Aseo, Espa, para realizar talleres con los niños de esta localidad, con el fin de sensibilizarlos sobre el grave problema del manejo de los residuos sólidos.

Espa, que por algún tiempo no cumplía responsablemente con la recolección de las basuras de Minca, logró mejorar de cierto modo sus servicios, al establecer las rutas de recolección los días martes y jueves, pero sin un horario fijo. Sin embargo, el hecho de no tener una hora establecida, ha provocado otro inconveniente; las basuras son sacadas a la calle en las horas de la mañana, y como no existe un horario de recolección, los animales hacen de la suya con estas bolsas, que estando a su disposición, convierten las esquinas y los andenes de Minca en un completo basurero, presentando no solo una mala apariencia, sino emanando olores nauseabundos.

“En el 2014 se hizo un diagnóstico para ver las posibilidades de trabajar un desarrollo sostenible del turismo, y como es tan amplio, decidimos enfocarnos en este renglón, que se incrementó por el mejoramiento en la carretera”, expresó Benicore Reyes.

Es así, que el miércoles 22 de marzo, fecha en la que el mundo celebró el Día Internacional del Agua, Misión Gaia instaló el primer punto limpio de Minca. “Este proyecto, que apenas inicia, promueve la disposición organizada de los residuos. Al no haber una infraestructura organizada para disponer los residuos, entonces nosotros pensamos en esta idea, que, al ser comunitaria y participativa, involucra los vecinos para que por cuadras se tenga una infraestructura de recolección.

Esta iniciativa avanza en su etapa de sensibilización sobre el adecuado uso del primer punto limpio como prueba piloto. Además de esto, la junta de acción comunal también trabaja para construir otros puntos a la entrada del pueblo. “Queremos que la gente separe los residuos para reducir la cantidad de desperdicios que se va al botadero de Palangana, vamos a trabajar con los negocios para que empiecen a separar los residuos sólidos y que los orgánicos no sean llevados a Santa Marta, la idea es reducir la cantidad de desperdicios, separar para reciclar, fortalecer el trabajo de los recicladores y reducir el impacto ambiental de los mismos”, argumentó la Directora de la Fundación.

“Promover la reutilización de los productoses una de las maneras más adecuadas para reducir la cantidad de basura. En estos lugares, donde predomina el campo, la gente tiene más opciones para hacerlo. Como hay menos recursos económicos, hay más oportunidades para reutilizar lo que tenemos”, agregó Benicore.

Cabe resaltar, que este punto limpio contará con algunos informadores que atenderán a los turistas, sobre el correcto uso de dicha iniciativa, realizando de esta manera el acompañamiento permanente y responsable. Este tipo de iniciativas debe ser apoyada por los diferentes entes de control para que, unánimemente, se pueda mantener a Minca con el calificativo de la Capital Ecológica de la Sierra Nevada.

EL SERVICIO DE SALUD, DEFICIENTE

A finales del año pasado se dio a conocer a la opinión pública, entre bombos y platillos, la entrega de una ambulancia que estaría a disposición de los habitantes del corregimiento, quienes con gran aceptación recibieron dicho automotor. Pero hoy, la realidad es otra, la ambulancia solo duró un mes en funcionamiento, es así, que ya para finales del mes enero, la ambulancia no prestaba sus servicios en el centro de salud.

Así lo confirmó Cristian Manrique, habitante del corregimiento de Minca, quien manifestó, que, en estos momentos, “la ambulancia no está aquí, nos toca llamar abajo (Santa Marta) para que venga a recoger a los enfermos”. Esta situación es lamentable, porque al ser un lugar visitado por tantos turistas semanalmente, lo mínimo que se debería tener es un medio de transporte para una eventual emergencia, no olvidando el centenar de personas que viven en este lugar, y que pueden requerir este servicio en cualquier momento.

Por su parte, Johnny Sinning Rada, subgerente administrativo y financiero de la E.S.E ‘Alejandro Próspero Reverend’, explicó a OPINIÓN CARIBE, la razón por la cual el automotor ya no se encuentra en funcionamiento, “La ambulancia funcionó hasta finales de enero, cuando me informaron que tuvo una avería mecánica, los rodamientos se vieron afectados, la transmisión se partió toda cuando estaba bajando del corregimiento, por tanto, se tuvo que bajar en grúa a Santa Marta”.

Según manifiesta el funcionario de la Empresa Social del Estado, entidad encargada de los centros de salud del Distrito, solo hasta este mes se pudo solucionar dicho impase. Señalando, además, el compromiso que tiene la administración distrital con la población de Minca, prometiendo que, a más tardar, para finales del presente mes, la ambulancia ya estará a disposición de la comunidad.

En cuanto al centro de salud, Sinning Rada enfatizó sobre las obras de mejoramiento que se le realizó a este lugar, entre las que se encuentran las luminarias, la pintura y arreglo de fachada e interiores, adecuación de la planta eléctrica y el arreglo de los aires acondicionados. Asimismo, se ha dotado con los insumos pertinentes para prestar el servicio de vacunación, instaurado recientemente.

En este centro asistencial, por ser de primer nivel de complejidad, solo se atienden urgencias menores, consultas de medicina general y odontología.

Se espera unión y participación por parte de todos los entes gubernamentales, pero también del sector privado para que se promueva y se trabaje conjuntamente en cada una de las iniciativas desarrolladas en pro del avance turístico del corregimiento de Minca, Capital Ecológica de la Sierra.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *