Connect with us

Metrópolis2

‘Guardianes’ de la Sierra Nevada.

Opinión Caribe

Published

on

La presencia de grupos al margen de la Ley, cuya presencia ha causado el desplazamiento y homicidios de familias campesinas; el narcotráfico, que es la fuente de financiamiento de estas estructuras de delincuencia organizada; el contrabando y los cultivos ilícitos, son problemas sensibles que han motivado a las autoridades a considerar a la Sierra Nevada de Santa Marta como un lugar estratégico en materia de orden público.

La fuerza pública ha implementado acciones contundentes para garantizar la no repetición de épocas de criminalidad y barbarie. Tanto Ejército como Policía Nacional realizan labores específicas, no solo en el macizo montañoso, sino también en sus alrededores.

El director de la Región Ocho de Policía, brigadier general Rodrigo Londoño, señaló que, aunque la Sierra Nevada era reconocido por ser un cruce estratégico de grupos al margen de la Ley; hoy, con presencia de la institucionalidad, garantizan la seguridad de los habitantes.

En los alrededores de la Sierra Nevada de Santa Marta confluyen 42 veredas; además de campesinos, hay presencia de comunidades indígenas y turistas nacionales y extranjeros. “Este es un cruce de caminos, tenemos la montaña, una arteria vial importante que comunica a Riohacha con la capital del Magdalena, vías alternas, turismo”.

IMPORTANCIA DE LA SIERRA NEVADA

La Sierra Nevada de Santa Marta es el sistema montañoso litoral más alto del planeta; ubicado al norte de Colombia que constituye por sí mismo un sistema aislado de los Andes, sobre la costa Caribe de Colombia. Esta se eleva abruptamente desde las costas del Mar Caribe hasta alcanzar una altura de 5.775 metros en sus picos nevados, ubicados a tan solo 42 kilómetros de este, pueden observarse claramente desde las ciudades más cercanas.

Oscila entre los 10 y 11 grados de latitud norte y los 72 y 74 grados de longitud oeste. Según el Plan de Desarrollo Sostenible de la Sierra Nevada de Santa Marta, el área de esta es de aproximadamente 21.158 kilómetros cuadrados, de las cuales el 30 %, corresponde al departamento del Magdalena.

Limita al norte con el Mar Caribe y las planicies de la península de La Guajira; hacia el occidente limita con la gran planicie del río Magdalena y la Ciénaga Grande de Santa Marta; y hacia el suroriente los cursos de los ríos Ranchería y Cesar.

Su base por el norte, casi paralela al Mar Caribe, tiene una longitud de 170 kilómetros, localizándose en sus extremos las ciudades de Santa Marta y Riohacha; por el flanco occidental, la base mide unos 150 kilómetros.  En sus extremos se encuentra Santa Marta y Bosconia; y en el extremo suroriental su longitud es de unos 200 kilómetros, encontrándose en sus extremos Bosconia y Riohacha.

PRIMERA ESTACIÓN DE POLICÍA RURAL

A mediados del mes de mayo se inauguró en el departamento del Magdalena la primera estación de Policía rural del país. Sus instalaciones están ubicadas a 48 kilómetros de Santa Marta y brindará seguridad a los habitantes de Guachaca y sus alrededores.

La Estación de Policía Buritaca prestará un servicio integral y contará con la participación de diferentes especialidades como Policía Judicial, Sijín; Inteligencia, Sipol; Grupo Antisecuestro y Antiextorsión, Gaula; Grupo de Infancia y Adolescencia; Fiscal y Aduanera; y el Grupo de Carabineros.

“Este comando va a determinar una serie de acciones que desarrollará la fuerza pública, enfocadas en el control territorial, patrullajes permanentes en las veredas aledañas a la Sierra Nevada, inspecciones para reducir los delitos que afectan la convivencia ciudadana”, explicó la coronela Sandra Vallejos Delgado, comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

La oficial reiteró, que su misión es “buscar el bien, la estabilidad social y económica de esa jurisdicción y la mejor manera es brindarle seguridad. Un sitio donde existan grupos al margen de la Ley no va a tener un progreso social, ni una economía estable y formal”.

ASPECTOS PRIORIZADOS

La Policía ha priorizado sus operativos en la zona rural de Santa Marta. Entre ellos se encuentra:

  • Trabajar en proyectos productivos.
  • Control del territorio.
  • Atacar la economía informal establecida por grupos delictivos.
  • Desmantelamiento de estructuras a través de las capturas de sus integrantes.
  • Brindar seguridad a la ciudadanía.

“Estos objetivos los hemos trazado desde que se creó la Policía Metropolitana, con mi antecesor, el coronel Fredy Tibaduiza, por eso hemos combatido el crimen organizado a partir de la Policía Judicial”.

Desde la Dirección General de la institución se ordenó el trabajo conjunto entre las policías judiciales, es decir, que se articularán las labores de Antinarcóticos, Sijín y Gaula. “Tendremos un componente investigativo, vamos a articularnos con la Fiscalía General de la Nación, para sacar procesos consolidados en el ámbito penal, de tal manera que no tengan discusión alguna, que los dejen con medidas de aseguramiento intramural”.

EJÉRCITO EN LAS MONTAÑAS

 

El Ejército Nacional a través del Batallón de Alta Montaña N° 6 Mayor ‘Robinson Daniel Ruiz Garzón’, también presta su servicio en la Sierra Nevada. Las Tropas tienen un puesto de mando ubicado en la vereda Santa Clara, en el municipio de Fundación y sus labores se extienden a los departamentos de Magdalena, Cesar y La Guajira.

 

De acuerdo con información suministrada por la Primera División, a este batallón lo conforman 1.200 hombres.

 

“El territorio de Alta Montaña ha sido tradicionalmente usado por los grupos narcoterroristas para perpetrar sus atentados. Es por ello que el Ejército de Colombia creó el Batallón de Alta Montaña, con diseños y ejecución de obras, adelantadas por el Batallón de Ingenieros No° 2 Vergara y Velasco.
Paralelamente, generaron un convenio con la Dirección de Parques Naturales para fomentar el buen manejo del medio ambiente, creando una cartilla guía para los uniformados que allí laboran.

 

Así mismo, se desarrolla un convenio con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, para la instalación de equipos de meteorología que monitoree las fluctuaciones del clima.
Proteger, además, a las comunidades indígenas existentes en la región, Arhuacos, Koguis, Wiwas y Kankuamos, así como a los ecosistemas de la Sierra Nevada que incluyen todos los tipos existentes en el país, es la prioridad para los militares de este batallón.

 

Ciudad Perdida es uno de los poblados más antiguos del país, que, además, sirve como resguardo de las comunidades indígenas que están asentadas en la Sierra Nevada.

Los miembros de las tribus Arhuacas, Kogui, Wiwa, llaman ‘Teyuna’ a Ciudad Perdida y aseguran que fue el corazón de una red de aldeas habitadas por sus antepasados, los Tayronas. Este lugar pudo haber albergado de dos a ocho mil personas.

En el 2016 más de 10 mil turistas visitaron esta zona del Magdalena, lo que representa una gran responsabilidad para las tropas que permanecen las 24 horas en esta zona, garantizando la tranquilidad de estos y de los indígenas.

“De manera permanente, tropas de nuestro batallón llevan a cabo operaciones militares en Ciudad Perdida. Contamos con la compañía de una infantería de alta montaña, la cual está entrenada y diseñada para adelantar todo tipo de acciones, de la mano siempre de las comunidades indígenas. Los soldados siempre han estado comprometidos con el pueblo colombiano, bajo las condiciones más adversas, para garantizarle su seguridad”.

BRIGADAS DE APOYO

El Ejército también brinda apoyo social a las comunidades. Así quedó demostrado en el mes de marzo cuando se presentaron problemas respiratorios que afectaron a las familias de las comunidades indígenas Zinkaka, Tusimake y Bunkuana, por lo que se ofrecieron brigadas de salud, alimentación y el transporte de las personas enfermas.

La Primera División dispuso sus recursos para llevar a representantes de organizaciones indígenas y a autoridades de la etnia Kogui. “Fueron seis días de vuelos continuos, se ingresaron los helicópteros a 4.770 pies de altura con 7.900 kilos de medicinas y alimentos para toda la comunidad y en compañía de médicos militares especializados para investigar las causas de esta enfermedad”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *