Connect with us

Columnistas

Solidaridad, generosidad y honestidad

Avatar

Published

on

Cecilia López Montaño

Los colombianos estamos sometidos a una serie de pruebas sobre unas virtudes que con mucho dolor tenemos que aceptar, no siempre nos caracterizan, como son: nuestra solidaridad, nuestra generosidad y una que cada día se ve más escasa, nuestra honestidad. El dolor y la tragedia del pueblo venezolano ha generado un fenómeno que muchos reconocen como desconocido en Colombia, la entrada masiva y descontrolada de miles y miles de personas en situación crítica que esperan encontrar en nuestro país esas tres virtudes señaladas.

Solidaridad, porque los venezolanos siempre han sido y seguirán siendo un pueblo hermano y cuando estuvimos en situaciones muy complejas, muchos ciudadanos de nuestro país encontraron una nueva oportunidad de vida en Venezuela.

Por la inmensa frontera entre los dos países, familias enteras tienen desde hace mucho tiempo, ciudadanos de los dos países. Lo mínimo que hoy esperan muchos venezolanos es que Colombia los acoja y les dé una alternativa distinta a la crisis que vive su país. Claro que esta llegada masiva de personas que demanda servicios de salud y educación, entre otros, los cuales aún no llegan en la cantidad y calidad adecuada a sectores importantes de nuestro país, generan situaciones de emergencia que no son fáciles de resolver, especialmente en una sociedad como la nuestra que no ha tenido flujos migratorios importantes en su historia. Pero, como ha dicho el Gobierno es necesario poner orden, controlar la entrada, pero no dejando a un lado ese sentimiento que no siempre se demuestra en esta sociedad colombiana tan estratificada.

La generosidad, una virtud que con frecuencia poseen más los que menos tienen que aquellos que gozan de muchos privilegios, está realmente a prueba en estos momentos. El gobierno colombiano, sin apoyo político en los últimos meses de su administración y con las restricciones económicas actuales no puede quedarse solo frente a esta creciente demanda de servicios básicos, de apoyos a familias casi en la indigencia, porque lo han perdido todo.

Sin duda el sector empresarial que logró en un momento dado desarrollar sus empresas vendiéndole  a Venezuela, hoy es importante que muestren esa generosidad que esos inmigrantes requieren, lo mismo que todos los que tenemos algo que aportar. Es hora de demostrar que sí somos un pueblo generoso.

Honestidad, porque son increíbles las denuncias que ya se escuchan, en que muchos colombianos están abusando de las necesidades de los venezolanos que se encuentran en condiciones críticas y les pagan mucho menos que a trabajadores colombianos por las mismas tareas. Inaudito. No solo es una muestra de profunda deshonestidad, sino que con esa arbitrariedad perjudican tanto a los inmigrantes como a los colombianos que compiten por esos mismos trabajos, y los únicos que se benefician son los patronos. Ya este comportamiento se ha venido denunciando y es hora de que el Ministerio de trabajo, tan ineficiente en Colombia, tome cartas en el asunto.

Con todas las dificultades que tiene nuestro país, los colombianos estamos lejos de llegar a la dolorosa situación de Venezuela, así las aves de mal agüero que pululan en la oposición sigan insistiendo en la llegada del Castro-chavismo.

Nos llegó la hora de demostrar que tenemos la solidaridad, la generosidad y la honestidad para responderle a este pueblo hermano que es Venezuela, de la manera que corresponde. Sin duda el Gobierno tiene en sus manos el reto de poner orden a este fenómeno que Colombia nunca ha manejado, pero no es solo un problema del Gobierno, sino también del pueblo colombiano en la medida de sus capacidades. Sería imperdonable que no respondiéramos y sobre todo que abusáramos de la situación precaria de nuestros vecinos. Los venezolanos no están llegando a Colombia ni a hacer turismo ni a ser maltratados por nosotros. Demostremos en estas circunstancias que sí somos solidarios, generosos y honestos.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply