Connect with us

Columnistas

El respeto por la dignidad humana

Opinión Caribe

Published

on

Por: José Manjarres Fontalvo

Con la promulgación de la Constitución Política Colombiana de 1991,y
después de estar soportado en la actualidad un trance de agresión y
discriminación a este derecho, quiero recordarles la visión que tuvieron los
constituyentes o legisladores en plasmar en esta Carta Magna, uno de los
derechos más significativo y fundamentales en la sociedad colombiana sin
ningún distingo de clase, credo, color, sexo, idioma y opinión política,
entre otros, reseñado y contemplado en el artículo primero cuando nos
enseña “ Colombia es un Estado social de Derecho, organizado en forma de
República unitaria, descentralizada, con autonomía de sus entidades
territoriales, democrática, participativa y pluralista, fundada en el respeto
de la dignidad humana, en el trabajo y la solidaridad de las personas que la
integran y en la prevalencia del interés general, traemos a colación esta
bandera para ponderar y resaltar, el gran significado que tiene el respeto
por la Dignidad Humana, que de acuerdo a los protocolos, convenios,
tratados y de manera especial y tajante; la declaración Universal de los de
los Derechos Humanos, nos precisa y considera que la libertad y la justicia
en el mundo tiene por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca de
todos los miembros de la familia humana, es decir reseña como una
impronta, la importancia de este derecho y además recalcar que los más
llamados a promover, divulgar, defender y respetar esta Valia, es el estado
a través de sus instituciones, entes territoriales, organizaciones de carácter
privado, sobre todo acompañados de la academia, y comunidad en general,
para que de este modo podamos atemperar el desconocimiento el
menosprecios, la barbarie y ultrajes para la conciencia humana, que a través
de los años se ha venido irrespetando y así evitar que una de la fuente de
tolerancia, y convivencia pacífica, más noble, más notable, más hermoso
y más importante de la humanidad desaparezca; desde esta tribuna de
opinión saludable, extendemos tarjeta de invitación a toda la humanidad a
que se valore y respete. La dignidad humana como un valor y un
derecho innato, inviolable e intangible de la persona, como un
derecho fundamental y el valor inherente al ser humano, porque es
un ser racional que posee libertad y es capaz de crear cosa, y
afirmando que todas las personas nacen con dignidad ontológica.
Únete a esta gran cruzada

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *