Connect with us

Metrópolis

Nuevo ‘enredo’ en la Asamblea y los recursos para la gratuidad detenidos

Opinión Caribe

Published

on

Un nuevo ‘enredo’ se vive en la Asamblea Departamental del Magdalena, esta vez, por nuevas disputas entre los diputados Claudia Patricia Aarón y Rafael Noya, y con el cual los únicos perjudicados son los estudiantes que están esperando el giro de los recursos por parte de la Gobernación del Magdalena para obtener la gratuidad en la Unimagdalena.

La nueva discordia surge por unos señalamientos que hizo el diputado del partido Fuerza Ciudadana, Rafael Noya, en donde aseguraba que la diputada Claudia Aarón del partido Cambio Radical debía declararse impedida para ser ponente del proyecto presentado por la Gobernación del Magdalena en extras, por medio del cual se busca crear un fondo de gratuidad ya existente para girar $3.500 millones que le había prometido a la institución.

Noya aseguró a través de su cuenta de Twitter que pasados 11 días de ser citados a extras, los proyectos no avanzan.

Ante las declaraciones del diputado Noya, Aarón Viloria aseguró que fue designada a ser ponente por parte del presidente de la Comisión segunda y tercera, Jaír Mejía, el 13 de agosto, y que según el reglamento de la corporación tiene entre 5 y 15 días para estudiarlo y presentarlo.

“Entiendo esto como una argucia más de este diputado que a mi modo de ver pretendía con esta recusación impedir no sólo que fuera ponente del proyecto, sino también que lo votara tanto en comisión como en plenaria. O a lo mejor, que el proyecto no fuera ordenanza y hacer todo este entramado mediático para que la culpa recayera sobre la Asamblea del Magdalena, como lo han querido hacer ver y no girar los recursos por 3.500 millones prometidos hace ya dos meses por el Gobierno Departamental para la gratuidad de este semestre en la Universidad del Magdalena”, aseguró Aarón en un comunicado.

La diputada de Cambio Radical se notificó de la recusación y emitió un oficio al presidente de la comisión, para que en el término que la ley indica le resuelva los impedimentos señalados y le permita o no continuar con el proceso de estudio del proyecto de ordenanza para presentar en primer debate la ponencia. Cabe destacar que Aarón no aceptó los impedimentos.

“Quiero aclarar que hoy el proceso que requiere este proyecto está suspendido por la recusación de la cual fui objeto por parte del diputado Noya, que flaco favor le hace a su jefe el Gobernador Caicedo y que si no llega siquiera a primer debate es porque este diputado de manera reiterativa me solicitó que me declarara impedida y por supuesto que no lo estoy, pero debo ajustarme a la ley y esperar que se me resuelva de fondo este percance para poder continuar”, agregó Aarón.

Por lo anterior, el proceso de estudio del proyecto está suspendido hasta que el presidente de la comisión dé respuesta a la recusación.

ALTERNATIVA PARA EL GIRO DE RECURSOS

El rector de la Universidad del Magdalena, Pablo Vera Salazar, en días pasados le planteó al gobernador Caicedo la posible realización de un convenio Interadministrativo para lograr el giro de los recursos prometidos y que necesita el alma mater para garantizar la gratuidad de todos los estudiantes.

De acuerdo a lo anterior, el Gobernador goza en la actualidad de dicha facultad legal para otorgar los recursos a la Alma Máter, puesto que el objeto de los recursos anunciados es el de aliviar la carga económica de los jóvenes y sus familias para el acceso a la educación superior en virtud de los efectos sociales y económicos ocasionados por la pandemia del Covid-19, por ende, Caicedo Omar podría realizar los traslados que requiera para cumplir este propósito, uno de ellos el de proveer recursos para apoyar financieramente a los estudiantes de la Universidad del Magdalena, para lo cual, solo tendría que suscribir un convenio interadministrativo para aportar los recursos al Fondo de Becas ya existente en esta Casa de Estudios Superiores.

Sin embargo, Caicedo no se ha pronunciado sobre esta nueva alternativa planteada y ha guardado silencio, escudándose en un proyecto ya existente en la universidad para el no giro de recursos.

La Universidad del Magdalena inició hoy su segundo periodo académico y muchos estudiantes no se han matriculado esperando lo prometido y no cumplido por Caicedo, además, sumándole las disputas que se viven internamente en la Asamblea, dando como resultado recursos estancados y estudiantes padeciendo por falta de voluntad política.

Petición tramite recusación como ponente del proyecto de ordenancia, Claudia Aaron
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *