Connect with us

Columnistas

Buscando horizontes

Opinión Caribe

Published

on

Por: Saúl Alfonso Herrera

Importa para todos que crezca el optimismo. Pero para que lo cual se dé, ante la falta de un verdadero liderazgo gubernamental que hasta ahora no vemos, es indispensable que el sector privado y otros sectores sociales se tomen a pecho la situación que vivimos en relación con la necesidad de reactivarnos a todos los niveles, y en amplio diálogo señalen los derroteros propicios mejores que requerimos para tales propósitos.  Se requiere honda reflexión, enderezar el rumbo, que surjan iniciativas coherentes, empezar a trabajar con prisa y sin pausa en todos los temas inherentes a la circunstancia que vivimos, a las preocupaciones que nos agobian; y lo más importante, fijar los mejores acuerdos en ese beneficio.

Desde luego que deberá prevalecer la cautela para que la iniciativa privada avance en mejor forma con sus propuestas, en el entendido, de ellos empoderarse, que sin duda el camino por recorrer será largo y dependerá de la voluntad de todos para ver su efectivamente, alcanzar se pudieran nuevos horizontes empresariales que ayuden a ocupar la mano de obra cesante y la que en espera está para entrar a laborar en las ocupaciones que fueren.

Es necesaria la vinculación a tope de la empresa privada en esta emergente y crítica coyuntura, en la seguridad, de hacerlo con las correspondientes planeación y proyección, hacernos más productivos y competitivos, entender que a mayor capacidad instalada, mayores compañías, mayor progreso tendremos, mayor legalidad, mayor legitimidad y superiores niveles económicos, financieros y de vida.

Requerimos en realidad y verdad un sector privado comprometido, dialogante, que de manera coordinada continúe estableciendo acuerdos, definiendo pautas, estructurando y abonando caminos, propender porque se les honren y honrar sus compromisos, velar por las modificaciones que sean menester en su beneficio, mismas que retribuirán con creación de empleo directo y demás otros beneficios que estos proyectos generan en las comunidades al cimentar empresas, potenciar las ya existentes e irrigar igualmente posibilidades económicas y comerciales en lo que indirectamente favorecen, refuerzan, impulsan, fomentan, incrementan y definitivamente fortalecen.

No obstante, es importante tener muy claro en todo lo cual, que el panorama que viene a todos los niveles diferente, toda cez que muchos cambios vendrán, entre ellos los modelos de trabajo, lo remoto se quedará en las empresas y el hecho de que no haya necesidad de estar en una oficina replanteará la vida de muchas personas en los entornos urbanos. La innovación estará a la orden del día, el contacto social disminuirá en los espacios laborales y la normalidad total tardará en regresar. Mucho y más será lo que en manos del sector privado estará, como también, qué desde su empoderamiento, seguro estamos que ayudarán a salvar esta crisis y emergencia impensada.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *