Connect with us

Columnistas

Mirar el porvenir

Opinión Caribe

Published

on

Por: Saúl Alfonso Herrera Henríquez

Para ganar competitividad y crecer como debiéramos, o al menos acercarnos a puntos óptimos o aceptables de crecimiento, necesitamos como ciudad una mayor y mejor infraestructura, obras viales de cruces y puentes, pasos elevados, vías perimetrales, y demás otras que han referidos algunos estudios a este tenor, cuyos principales y positivos efectos serían, ahorros importantes en tiempo y dinero, menor impacto ambiental por menores emisiones de dióxido de carbono, más empleo, productividad, plusvalía y mayor recaudación tributaria, entre otros.

Es momento de hacer que las cosas pasen, que samarios de todas las condiciones y profesiones se junten y procuren todos los apoyos que pudiesen ser, se concrete una grande iniciativa ciudadana, con el propósito de contribuir desde una óptica cívica y de gran visión para que se impulsen y construyan esta clase de obras con sentido de importancia, prioridad, urgencia y lo más esencial, que se hagan bien.

Generar obras y civismo (que debe sernos connatural a nuestra esencia de ciudadanos), muchas veces no es nada fácil, tampoco algo complicado y difícil; y si bien requiere de recursos, creatividad, voluntad, decisión y liderazgo, también de conjuntarse colectivamente. Necesita la ciudad obras que se hagan realidad, en lo que interesa el impulso de los más diversos líderes, personas, colectivos, profesionales, gremios productivos, sectores, asociaciones, fundaciones, comités y demás otras fuerzas vivas que impulsen desarrollo, crecimiento, productividad, competitividad, ya que si no se hace nada, no pasa nada… y no estamos para dejar que se dejen las cosas a medias, como nos está sucediendo con la serie de elefantes blanco que tenemos regados por toda la ciudad.

Tenemos que reinventarnos, hoy más que nunca luego de esta impensada crisis, en la realidad que toda actuación pasa por algo novedoso, algo nuevo, algo diferente, t debe desde ya hacerse algo que nos motive e ilusione, para lo cual una de condiciones que nos debemos marcar para buscar soluciones a los problemas que se tienen, deben pasar por un centro esencial relacionado con el agua y con lo que hoy se denomina y evolucionando está, la ciencia de las ciudades, mediante las evidencias que aportan científicos que permiten ayudar a los planificadores urbanos y quienes deben tomas las decisiones, a fin que sean las mejores, en la puntualidad que no debe seguírsele apostando a caer en improvisaciones ni equivocaciones.

Aspecto importante en esto en aras de facilitar gestiones, conveniente es ampararse en las Alianzas Público Privadas, en la realidad que con inversión privada se puede avanzar más rápidamente y más expedito será crear el futuro que queremos. Requerimos obras, especialmente aquellas que necesitamos con urgencia por su importancia y marcarán nuestro puente al porvenir. 

saulherrera.h@gmail.com

Abogado. Especializado en Gestión Pública

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply