Connect with us

Metrópolis

Árbol cayó encima de un BMW en Santa Marta y, hasta el momento, el Dadsa no da respuesta

Opinión Caribe

Published

on

De manera inesperada, un árbol de gran tamaño cayó sobre un vehículo de alta gama en el sector de Bavaria, a la altura del edificio Capilla 1, en zona central de Santa Marta, causando elevados costos en pérdidas pues las ramas atravesaron por completo el vidrio trasero, provocando daños también en la suspensión trasera.

De acuerdo con la explicación de la abogada Juliana Giraldo, propietaria del carro de marca MBW, la situación se presentó debido a la fuerte brisa combinado con el estado de la planta, que registraba plagas y estaba censada por el Departamento Administrativo Distrital de Sostenibilidad Ambiental, Dadsa. La afectada explica que mientras se encontraba en el sitio y ante la magnitud de los daños, intentó contactar a las autoridades correspondientes, pero no pudo comunicarse con ningún funcionario de la entidad ni de la Alcaldía de Santa Marta para conocer el procedimiento a seguir.

En estas situaciones, según la norma, la organización encargada, en este caso el Dadsa, tendría que responder por los daños ocurridos pues son árboles que, al estar incluidos en un censo general, sólo puede manipular esta institución, en ese orden de ideas, se hace responsable por cualquier destrozo ocasionado por los mismos. Sin embargo, hasta el momento, no se ha pronunciado sobre lo ocurrido ni las pérdidas generadas por esta caída.

“En ese sector los niños se mantienen montando bicicleta, todo el mundo saca a pasear los perros, los peatones circulan de forma normal, es decir que pudo haber sido una persona la afectada”, destaca Juliana.

Según relata, hasta el sitio llegaron a recoger los escombros un grupo de contratistas que desconocían el proceder para contar con la presencia de directivos de la entidad en cuestión para determinar el porcentaje de responsabilidad.

Adicionalmente, Giraldo explica que la visita de los biólogos del Dadsa se dio durante unos cortos minutos en los que ella se encontraba dentro de su vivienda, razón por la cual no pudo establecer una conversación directa con los profesionales.

“Cuando yo entré, que fueron diez minutos, ellos llegaron y según me cuenta el portero del edificio, no se demoraron ni tres minutos. Ni siquiera sugirieron llamarme a mí que soy la dueña del carro; tenían que generar el reporte allí mismo y todavía sigo a la espera, no tengo respuesta de absolutamente nada”, aclara.

Por lo ocurrido, la mujer afectada asegura que entre sus planes está tomar medidas legales por lo que está padeciendo, aclarando que, en el video se ve el vehículo en contravía porque en la acera de en frente hay escombros desde hace varios días que le impiden estacionar, pues no hay espacio.

Según sus estimaciones, el daño al carro podría escalar hasta a $15 millones, sumado al hecho de que pudo ver cómo los animales provenientes de las ramas ingresaban al mismo.

“Me parece demasiado injusto que supuestamente son entidades que están velando por la seguridad de la gente y porque todo esté bien y pasan estas cosas. Además, no es el único lugar de Bavaria en donde los árboles están censados y el Dadsa está advertido de que están en grave estado, con estas brisas es sólo cuestión de tiempo para que vuelva a pasar lo mismo”, puntualizó.

OPINIÓN CARIBE intentó contactar al Dadsa para conocer el procedimiento a seguir en esta situación y la carga exacta de responsabilidad, no obstante, hasta el momento de esta publicación no hubo respuesta.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply