Connect with us

Metrópolis

Finalmente inauguraron el Camellón de la Bahía, pero, ¿y el resto de obras?

Opinión Caribe

Published

on

En la noche del lunes 17 de enero, finalmente la administración distrital inauguró el remodelado Camellón de la Bahía, entregándole a la ciudad un nuevo espacio para el disfrute de los samarios, turistas y residentes en esta ciudad.

Este proyecto tuvo su punto de inicio el 20 de agosto de 2020, cuando fue puesta la primera piedra de estos 26.376 que hoy vuelven a convertirse en un lugar para el esparcimiento.

Aunque es una obra que permitirá mostrar una nueva cara del Distrito, es sólo una de las tantas que mantienen en vilo a los habitantes de las anunciadas por los gobiernos de Fuerza Ciudadana en Santa Marta y por las cuales, incluso, se han iniciado procesos sancionatorios por los presuntos actos de corrupción en los que habrían incurrido los mandatarios anteriores, Carlos Caicedo (2012 – 2015) y Rafael Martínez (2016 – 2019).

Por lo anterior, se presentan a continuación siete de las obras inconclusas que mantienen en espera a la ciudadanía:

La Megabiblioteca

Al hablar de obras inconclusas en Santa Marta, es casi obligatorio mencionar la Megabiblioteca, un proyecto que empezó a edificarse el 23 de febrero de 2015 con un plazo de cinco meses y una inversión inicial de $16.592.392.034, sin embargo, al día de hoy, casi siete años después y cinco adiciones que elevaron el presupuesto a $30 mil millones, el proyecto sigue sin inaugurarse.

Informaciones recientes suministradas por la Veeduría Ciudadana, indicaban que su entrega se daría el pasado 11 de enero, aun con el auditorio sin terminar, no obstante, la fecha fue pospuesta una vez más sin un día específico para su apertura a la ciudadanía.

 

El Estadio Sierra Nevada

Otro de los proyectos inconclusos en el Distrito es el estadio Sierra Nevada, construido para el desarrollo de los
Juegos Bolivarianos del 2017, celebrados en la capital del Magdalena.

El contrato se firmó en octubre de 2016 por un valor de $52.449.607.914, pero, al 2019, el presupuesto ya corría por el valor de $83.000.000.000.

Aunque el lugar sirvió como escenario para la inauguración de las justas deportivas y continúa usándose para el desarrollo de los partidos del equipo de fútbol Unión Magdalena, que hoy juega en la Primera División, sigue vigente un porcentaje de trabajos que no han sido terminados, que incluye el sistema de luminarias, camerinos, cabinas para la prensa, zonas de seguridad para los asistentes y vías de acceso.

 

Coliseo de Gaira

Para los señalados JJ. BB. también se contrató la construcción del Coliseo de Gaira, cuya inauguración debió ser cancelada en noviembre de 2017, pues un fuerte aguacero habría generado daños en la recién entregada infraestructura y que, se suponía, quedaría habilitada para el uso de los habitantes.

Sin embargo, el mal estado del escenario, con apenas unos días de uso, obligó a su clausura debido a un alto deterioro en la cubierta, el maderamen, así como grietas en las columnas y en las paredes, lo cual impidió el disfrute del mismo, a pesar de las promesas antes de su construcción.

El Coliseo contó con una inversión de $2.684 millones y una adición de $1.338 millones, pero los materiales no aportaron capacidad para garantizarle vida útil.

En noviembre de 2021, el gerente de Infraestructura de Santa Marta, Jonathan Nieto, aseguró en un debate citado por el Concejo Distrital, que en cuatro meses estarían listos los arreglos, por lo cual se espera que, en marzo, cuando se cumpla el plazo, la Alcaldía proceda con lo propio y, finalmente, ponga esta obra a disposición de los gaireros.

 

Puesto de salud de Gaira

En abril de 2016, cuando se llevaba a cabo la construcción de la doble calzada Ciénaga – Santa Marta, el Puesto de Salud de Gaira tuvo que ser demolido pues se encontraba en medio de trazado de la mencionada vía nacional. Ruta del Sol II, encargada de este proyecto, compró dicha área y con estos recursos la Alcaldía de Santa Marta, en ese entonces en cabeza de Rafael Martínez, debía darles trámite a los procesos necesarios para iniciar la construcción de uno nuevo.

Por el lote, la administración distrital habría recibido un total de $411 millones, tras negociaciones entre la gobernación de Rosa Cotes, Ruta del Sol II y la ESE Alejandro Próspero Reverend, sin embargo, el destino del dinero fue distinto al pactado.

Seis años después, ahora bajo el mandato de Virna Johnson, el puesto de salud sigue funcionando en un predio arrendado, en la carrera 14 con calle 12, sobre el cual en varias ocasiones la ciudadanía ha manifestado descontento por no contar con las condiciones que requiere un centro médico.

El pasado diciembre de 2021, la hoy intervenida ESE cedió al Distrito el lote en el cual se deberá hacer la construcción y la Alcaldía anunció haber obtenido aprobación por parte del Ministerio de Salud con relación al proyecto, pero todavía no hay un día claro para el comienzo de las obras.

 

CDI de Bonda

El Centro de Desarrollo Infantil – CDI de Bonda fue una obra iniciada en el 2015, en la Alcaldía de Carlos Caicedo, que terminó convirtiéndose en uno más de los elefantes blancos que habitan en la ciudad. Hoy, en el sitio sólo hay un esqueleto de lo que debía ser una megaobra destinada a la niñez del corregimiento.

El CDI se contrató por $2 mil millones, pero su abandono ha sido evidente desde diciembre de 2018, a pesar de las reiteradas solicitudes de la ciudadanía.

 

Policlínica Santa Helena

Aunque este ya cuenta con viabilidad para su construcción, la Policlínica Santa Helena, en Ciudad Equidad, es otros de los proyectos inconclusos de los gobiernos de Fuerza Ciudadana. Su edificación empezó en la administración de Rafael Martínez y ya casi se cumplen cuatro años de abandono en las obras.

En abril de 2021, la Alcaldía de Virna Johnson debía entregar a la ESE Distrital los documentos para su desarrollo, por orden de un Juzgado, tras haber sido interpuesta una tutela con al cual se solicitó el acceso a los recursos y papeles que permitirían retomar los trabajos.

 

El SETP

Apenas en octubre de 2021, la Alcaldía anunció el comienzo de la etapa final para la implementación del Sistema Estratégico de Transporte Público – SETP, con plazo de un año para “ajustar las condiciones en el marco del proceso de reestructuración del servicio”.

Esto, a pesar de ser una iniciativa prioritaria anunciada por la administración de Rafael Martínez, con la que se pretendía “consolidar una estructura de movilidad y transporte en la ciudad” y que, a la fecha, sigue sin materializarse en un 100%.