Connect with us

Metrópolis

20 años del homicidio de Roque Morelli: “Algún día habrá justicia y cesará esta horrible noche”

Published

on

Hoy 5 de septiembre, se cumplen 20 años desde aquel fatídico jueves en el que Roque Morelli fue asesinado de forma vil mientras se encontraba a la espera de un bus que lo llevaría hacia la Universidad del Magdalena, en donde se desempeñaba como de decano de la facultad de Educación.

Las balas lo silenciaron ese 5 de septiembre de 2002, cuando la institución atravesaba por un proceso de refundación, liderado por el entonces rector, Carlos Caicedo, que despertó el rechazo de una comunidad académica encaminada a alzar su voz por los malos manejos que denunciaban al interior del claustro estudiantil.

Morelli se desempeñaba también como líder sindical cuando fue asesinado de dos tiros en la cabeza. Su homicidio ocurrió dos años después de los asesinatos del líder estudiantil Hugo Elías Maduro, en mayo de 2000, y del vicerrector Julio Otero, en el 2001.

Hoy, dos décadas después de este violento episodio, sus amistades y familiares siguen reclamando justicia en medio de un caso que parece avanzar de forma lenta, sin embargo, a pesar de las dilaciones, se mantienen aferrados a la esperanza de ver hacerse justicia en torno a estos crímenes que marcaron un doloroso capítulo en la universidad pública, manchado por la presunta corrupción e incursión del paramilitarismo.

En conversación con OPINIÓN CARIBE, su amigo cercano Armando Restrepo Maury, relata que, por el momento, lo único que ha visto cambiar a lo largo de los años son los fiscales del proceso quienes, a su consideración, han promovido las dilaciones del caso.

A Morelli lo recuerda como un académico íntegro, una persona callada, de pocas palabras, en las Asambleas no solía ser quien tomaba la vocería, pero siempre fue determinante al mostrar su apoyo. Siempre buscaba seguir aprendiendo y profundizar en su actividad académica como docente, con Armando, logró establecer lazos fuertes de amistad y lucha que, hoy, pese a su ausencia, se mantienen.

“Esto ha tenido un sinnúmero de encargados que han hecho que el proceso se dilate, hemos persistido, las víctimas y testigos de lo acontecido en la ciudad, luchando para que siga adelante y hoy vemos que las investigaciones continúan, ya en el 2019 se le imputó al hoy gobernador como presunto autor intelectual del homicidio del estudiante Hugo Maduro y los vínculos con el paramilitarismo, esperamos que también se desarrolle la investigación y haya imputación frente al homicidio del profesor Roque Morelli”, expresó.

Dios se ha convertido en uno de los motivos para mantener vivo el anhelo de ver a los culpables pagando por este asesinato que enlutó a toda una comunidad, misma que, al día de hoy, continúa pidiendo respuestas a las autoridades. “Creemos que algún día habrá justicia y cesará esta horrible noche, estas angustias que hemos pasado nosotros dentro de este proceso en el que hemos sido revictimizados por los actores involucrados en estos actos criminales”, indica Restrepo.

Al consultar a Armando sobre el mayor legado de Roque Morelli, responde, sin pensarlo dos veces: la honestidad, destacando la franqueza con la que solía decir las cosas, así mismo, habla de su nobleza y los conocimientos que le permitieron brillar como un gran académico y amigo.

“El mensaje es que, a pesar de que ha pasado tanto tiempo, seguimos confiando en la justicia y esperamos que con la evidencia que hay y las declaraciones que han dado los paramilitares dentro de este proceso, haya claridad para que se pueda hacer justicia frente al caso de Roque”, concluyó.