Connect with us

Región Caribe

Una oportunidad crucial para Cartagena de Indias y el sector turístico

Published

on

Columna de Revista Metro – Por Roberto Saer Daccarett

Cartagena de Indias, Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad, cumplirá el 1 de junio de 2033 sus primeros 500 años de existencia. Los cartageneros debemos llevar esa fecha siempre presente, y durante los próximos diez años irradiar la emoción que genera dicha celebración a nuestros conciudadanos, a toda Colombia y al mundo.

or consiguiente, la ciudad tiene 10 años para ir anunciando victorias tempranas, de tal forma que, llegado el 1 de junio de 2033, celebremos por una Cartagena de Indias transformada, más equitativa y con mayor bienestar. 

En ese proceso, la industria del turismo, entre otras, deberá garantizar empleo y riquezas a esos nuevos territorios con vocación turística. Y en esto último, jugará un papel protagónico la construcción del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial.

Cartagena es hoy un destino turístico con significativos avances, lleno de buenos resultados, indudable crecimiento e importante madurez adquirida en los últimos 20 años. Por su parte, el sector hoy sabe qué se debe hacer y cómo hacerlo, tiene la capacidad de discernir y corregir, entiende que planificar y proyectar el destino es fundamental y, por último, está comprometido en recuperar la sinergia entre el sector público y privado.

El 1 de enero del presente año la ciudad amaneció con el ímpetu natural de una administración que desea hacer las cosas bien, con la aspiración de dejar su sello; dejar una marca. A través de algunas de sus manifestaciones ha demostrado la importancia y confianza que le genera el sector del turismo, y de los indudables aportes que hará a la ciudad en los próximos cuatro años.

A partir de ahora, los retos no dan espera. Toca actuar con celeridad, pero de manera planificada y organizada. En lo que respecta al turismo, el sector está actualmente en un proceso de transición y acomodación donde ya se vienen tomando decisiones que no pueden quedar sueltas.

La Corporación de Turismo Cartagena de Indias -Corpoturismo, en buena hora, lideró la construcción colectiva del Plan de Desarrollo Turístico 2024 – 2033, herramienta muy útil que nos pondrá a soñar con un destino turístico renovado, ordenado y organizado.

La Alcaldía creó la nueva Secretaría de Turismo, lo que propone un nuevo mapa de gobernanza turística en el destino.

Muy oportunamente, la Cámara de Comercio de Cartagena inicia el proceso de creación y consolidación del Clúster de Turismo.

Y la Gobernación de Bolívar considera, dentro de sus propuestas, el desarrollo turístico del Departamento como uno de sus ejes principales.

En pocas palabras, se evidencia que la ciudad va tomando otro camino; un modelo de gobernanza nuevo que será bueno en la medida en que la integración entre Corpoturismo, la Secretaría de Turismo y la Cámara de Comercio, lo que denominaría un trípode de visión por el turismo de Cartagena, logren aunar esfuerzos, y tener un claro entendimiento de los roles y responsabilidades a asumir.

Así mismo, aseguren la articulación de los actores responsables de hacer brillar nuestro destino, y que hacen que la experiencia de viaje de nuestros visitantes coincida con sus expectativas.

Al final ese es nuestro más importante objetivo.

Pero todo lo anterior debe ocurrir antes de que los gobiernos de Dumek Turbay y Yamil Arana radiquen ante el Concejo de Cartagena y la Asamblea de Bolívar, respectivamente, sus proyectos de Plan de Desarrollo 2024 – 2027.

Al llegar a este punto, Corpoturismo, la Secretaría de Turismo y la Cámara de Comercio, conjuntamente con el Instituto de Cultura y Turismo -Icultur – de Bolívar, deben sentar las bases para asegurar una buena gestión futura.

Primero, haciendo una rápida revisión del recién construido Plan de Desarrollo Turístico 2024 – 2033, ajustando la visión de la Cartagena de Indias 2033 y bajando dicho plan al territorio.

Y segundo, iniciando la construcción colectiva de un nuevo Plan de Promoción y Mercadeo Turístico Institucional para los próximos 10 años.

Importante definir nuevamente objetivos, productos turísticos y mercados deseados, para lo cual deben identificarse nuevos atractivos turístico, y hay que definir una nueva estrategia de conectividad aérea internacional, nacional y regional de cruceros y demás temas relacionados.

De igual forma, deben priorizarse los planes, proyectos y programas requeridos para elaborar los Planes Sectoriales de Turismo, tanto de la Alcaldía y Gobernación, para el periodo 2024 -2027.

Y, por último, tres temas relevantes de análisis y toma de decisiones. Considerando que a partir de ahora el destino debe dedicar tiempo y esfuerzos significativos al desarrollo de nuevos territorios con vocación turística, se hace imperioso asegurar hacia adelante una buena administración del Centro Histórico y su área de influencia. Por consiguiente, sería apropiado delegarle a Corpoturismo la gerencia de dicho territorio.

De igual manera, para suspender ese paseo irresponsable que se ha tenido entre tantas entidades relacionadas con el ordenamiento y uso de las playas, delegarle la gerencia de las mismas a la nueva Secretaría de Turismo, para que en el mediano plazo nuevamente acredite el producto turístico de Sol y Playa entre los prioritarios para el destino.

Y, finalmente, analizar con decisión, madurez y desprendimiento potenciales alternativas para fortalecer uno de nuestros más fuertes productos turísticos a nivel nacional e internacional: el MICE (por sus siglas en inglés: (Meetings, Incentives, Conventions and Exhibitions); es decir, el turismo de negocios, que incluye reuniones, incentivos, conferencias, congresos y exposiciones.

Considero importante mencionar también algunos temas que impactarían significativamente el turismo en Cartagena y Bolívar, y que se darían gracias a la gestión de nuestros buenos congresistas.

Me refiero, entre otras, a la inaplazable presentación de una reforma que actualice la Ley 300 de Turismo de 1996; a la extensión a Cartagena de Indias la exención del IVA otorgado recientemente a San Andrés y Providencia; al acompañamiento del proyecto de Ley que pretende disminuir el IVA en los tiquetes aéreos del 19% al 5% aprobado en primer debate en la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes; y, por último; a replantear objetivamente el Proyecto de Ley 179 de 2023, presentado en la Cámara para crear una contribución al turismo extranjero para el Departamento de Bolívar.

En conclusión, todo lo planteado solo procura garantizar un mejor destino turístico, una mejor Cartagena. Que el 31 de diciembre del 2027 la ciudad se enorgullezca por haber caminado los primeros senderos que nos lleven a la mejor celebración de los primeros 500 años de nuestra ciudad.

Que la decencia, dignidad y compromiso por Cartagena estén siempre presentes en sus decisiones y actuaciones.