Connect with us

Nación

“Acuerdo sobre víctimas es un acuerdo de impunidad”: Human Rights Watch

Opinión Caribe

Published

on

«El acuerdo contiene numerosas alusiones a la justicia, a la rendición de cuentas e incluso a restricciones efectivas de la libertad», dijo José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW. «Sin embargo, un análisis minucioso del texto revela numerosas ambigüedades, omisiones y lagunas que convierten a tales referencias, en el mejor de los casos, en promesas vacías».

Ese convenio es considerado por las autoridades colombianas un paso decisivo para el logro de la paz definitiva, llegar a la reconciliación y crear una jurisdicción para procesar a guerrilleros y militares enfrentados desde hace más de cinco décadas pero que en 2012 iniciaron conversaciones para la paz.

El convenio divide a las condenas en tres categorías: hasta 20 años de cárcel para quienes resulten culpables y no confiesen su responsabilidad; hasta cinco años de prisión para los que reconozcan delitos tardíamente; y hasta 8 años de «restricción efectiva de libertad» para quienes colaboren en el esclarecimiento de la verdad.

Vivanco denunció que el acuerdo garantiza que responsables de crímenes de guerra que confiesen «no enfrentarán castigo ni siquiera remotamente serio» pese a que ningún tribunal internacional ha permitido que condenados por crímenes de guerra puedan evitar la prisión.

También subrayó que el acuerdo da pie a interpretaciones que permitan a altos mandos militares de la fuerza pública y las FARC eludan rendición de cuentas por atrocidades cometidas bajo su control, debilitando el principio de responsabilidad de mando estipulado por el derecho internacional.

El experto exhortó al gobierno colombiano a modificar el documento porque aseguró que su versión actual «no constituye progreso sino un retroceso a épocas sin estándares internacionales ni obligaciones jurídicas».

Vivanco dijo que HRW llegó a esas conclusiones después de que una decena de abogados se abocaran a analizar el acuerdo desde que fuera anunciado.

The Associated Press solicitó un comentario a la embajada colombiana, sin obtenerlo de inmediato.

En más de tres años de negociación, las partes han logrado cerrar cuatro de los seis puntos de una agenda preestablecida: problemas agrarios, participación política, combate al narcotráfico y justicia y víctimas.

Faltan dos puntos más con relación a la terminación del conflicto e implementación de los acuerdos.

La totalidad de los acuerdos alcanzados en La Habana serán sometidos a votación con el fin de apuntalar la paz con el voto popular.

Comunicado

Colombia: un acuerdo de impunidad

(Washington, D.C., 21 de diciembre de 2015) – El “Acuerdo sobre las Víctimas del Conflicto” entre el gobierno colombiano

Colombia | Human Rights Watch

La población civil de Colombia sigue siendo víctima de graves abusos cometidos por guerrillas y grupos sucesores de paramilitares, que surgieron luego de un proceso …y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP) garantizará que los responsables de atrocidades de ambas partes del conflicto eludan cualquier tipo de castigo genuino, señaló hoy Human Rights Watch en un análisis de este acuerdo de 63 páginas.

El acuerdo, anunciado por los negociadores del gobierno y las FARC en La Habana el 15 de diciembre de 2015, establece que un nuevo Tribunal para la Paz se ocuparía de juzgar a responsables de graves delitos cometidos durante el conflicto armado. Los responsables de delitos de lesa humanidad y graves crímenes de guerra que cooperen con el nuevo sistema judicial y confiesen estos actos recibirían una pena máxima de ocho años en “condiciones especiales” que supondrían la “restricción efectiva de la libertad”.

“El acuerdo contiene numerosas alusiones a la justicia, la rendición de cuentas e incluso a restricciones efectivas de la libertad”, señaló José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch. “Sin embargo, un análisis minucioso del texto revela numerosas ambigüedades, omisiones y lagunas que convierten a tales referencias, en el mejor de los casos, en promesas vacías”.

El gobierno y las FARC anunciaron en septiembre que las sanciones bajo “condiciones especiales” no supondrían penas de prisión. El acuerdo del 15 de diciembre asegura que “en ningún caso” estas condiciones consistirán en “cárcel o prisión” ni en “medidas de aseguramiento equivalentes”, y limita todas las restricciones a la libertad a aquellas que sean “necesarias” para ejecutar proyectos de “reparación y restauración”.

“Ningún tribunal internacional ha permitido que aquellos que han sido condenados por crímenes de guerra puedan evitar la prisión por crímenes tan graves”, observó Vivanco. “Este nuevo acuerdo va incluso más allá y garantiza que no enfrentarán un castigo ni siquiera remotamente serio”.

Desde 2004, la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) ha llevado adelante un examen preliminar de delitos cometidos en Colombia sobre los cuales la Corte podría asumir competencia. En 2014, la fiscal de la CPI señaló que había “informado a las autoridades colombianas que una condena que fuera severamente o manifiestamente inadecuada a la luz de la gravedad de los crímenes y de la forma de participación de la persona acusada, viciaría el carácter genuino del procedimiento nacional, aun en caso de que todas las fases anteriores del procedimiento hubiesen sido consideradas genuinas”.

En 2006, la Corte Constitucional de Colombia dispuso que los paramilitares desmovilizados que se habían beneficiado con penas reducidas de hasta ocho años conforme a la Ley de Justicia y Paz debían cumplir la pena en cárceles ordinarias. La Corte señaló que el derecho a la justicia “podría verse también afectado por la percepción de impunidad que se deriva de adicionar a los significativos beneficios que en materia punitiva consagra la ley, otros beneficios en la ejecución de la pena que la desvirtúan por completo”.

“La fiscal de la CPI y la Corte Constitucional de Colombia deberían examinar cuidadosamente este acuerdo para asegurar que las víctimas reciban la justicia que verdaderamente merecen”, señaló Vivanco.

AGENCIA AP

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *