Connect with us

Columnistas

Predicando líderes, aplicando jefes

Opinión Caribe

Published

on

Por Guillermo Reyes Fierro

Hace unos días, un colega docente les puso a sus estudiantes una actividad en donde debían analizar cómo sería el funcionamiento de una empresa sin jefes, a lo cual varios acudieron a verme para poder obtener una respuesta a este planteamiento.

Dicha actividad, que al principio me sonó muy utópica, me hizo reflexionar hasta qué punto la empresa colombiana aún sigue arraigada al modelo jerárquico y estructural que depende de cabezas visibles para desarrollar varios procesos, y la necesidad de tener todo “bajo control” con cada uno de sus empleados.

En el caso mundial, ya es visible cómo varias empresas han comenzado a incorporar en sus dinámicas empresariales el concepto de liderazgo, al igual que las universidades, las cuales han incluido en sus planes académicos, asignaturas enfocadas en la formación de futuros líderes, quienes serán los llamados a cumplir los objetivos trazados por la organización apoyados por sus equipos de trabajo.

En ese sentido, estamos hablando que las tendencias de la empresa están encaminadas a fortalecer sus sistemas por medio de la participación activa de líderes, quienes buscarán garantizar el éxito de las organizaciones en los sectores económicos donde desarrollan sus actividades productivas.

Sin embargo y desde mi experiencia en el campo de la consultoría, es claro que el modelo empresarial colombiano aún tiene muchas dificultades para entender el verdadero significado de liderazgo. En diferentes redes sociales, se encuentran cientos de imágenes en donde se comparan las bondades de un líder frente a las de un jefe, haciendo entender que las empresas modernas requieren más líderes que impulsen el desarrollo de las organizaciones, que un mecanismo de autoridad representado por un jefe en una empresa.

Si la tendencia mundial es tener empresas con verdaderos líderes que ayuden al desarrollo de cada uno de sus procesos organizacionales ¿Por qué todavía en Colombia es tan difícil concebir una empresa sin jefes, y solo guiadas por líderes? Existen casos en el que las organizaciones nombran ‘líderes’ dentro de las organizaciones para administrar equipos de trabajo; pero, realmente, terminan siendo figurativos, porque no cuentan con las características para guiar el desarrollo de sus grupos de trabajo, y terminan convirtiéndose en figuras autoritarias, las cuales se limitan a dar órdenes a la espera de resultados.

La pregunta para realizarse es ¿las empresas colombianas estarán listas para desarrollar procesos que sean liderados, o es necesario que aún sigan funcionando con modelos autoritarios? A los lectores de esta columna los invito a que hagan un pequeño análisis de cuántas empresas conocen en Colombia que sean administradas o conducidas por líderes y no por jefes, y muy seguramente se sorprenderán cuando las cuenten con los dedos de la mano, o simplemente tendrán que hacer un gran esfuerzo para recordarlas, o en caso de emergencia consultarán en “papá Google”.

Las organizaciones están en “pañales” para tener dinámicas laborales guiadas por líderes, sobre todo,porque solo se tiene en cuenta la formación que tienen los profesionales actualmente en el país, en donde se les inculca (en muchos casos sin darse cuenta) más el sentido de ‘recibir’ que el de ‘aportar’.

Aun así, el camino para lograr organizaciones administradas por líderes empezó. Lo importante, a pesar de todos esos arraigos que la organización tiene actualmente frente al modelo jerárquico y de jefaturas autoritarias, es que comiencen a entender que la formación de futuros líderes, tanto en la academia como en la organización, es una necesidad inminente para que no se sigan predicando liderazgos “figurativos” aplicados en jefaturas que, en muchos casos, pueden hacerle daño a la organización y al desarrollo de las sociedades.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *