Connect with us

Cultura

Museo comunitario, ejemplo para Santa Marta

Opinión Caribe

Published

on

Fundehumac lidera el proceso de creación de un Museo Comunitario y Liceo Artístico que permita un proceso colectivo de reflexión, de adquisición de una idea de continuidad y transformación que aporte al posconflicto.

Por Diana Solera Betancurt

Fundehumac -Fundación Para el Desarrollo Humano Comunitario-, es el resultado de un sueño hecho realidad. De la mano de Alba Lucía Varela Moreno, Fundehumac tiene el objetivo de aportar a la sociedad a través del amor, la solidaridad y la educación. Hoy, esta Fundación está a punto de alcanzar uno de sus más grandes logros, un museo comunitario, que, por su filosofía, sería el segundo en Colombia de este tipo.

El museo comunitario no solo es un recinto que alberga objetos del pasado, representa la posibilidad para los integrantes de la comunidad de aparecer ante los otros como sujetos con historia, como generadores y portadores de cultura, como sujetos que han participado en el curso de los acontecimientos locales o regionales. El proceso de creación del museo es también un proceso colectivo de reflexión, de adquisición de una idea de continuidad y transformación.

Desde su creación, Fundehumac fue consciente de la educación como herramienta para la dignificación del ser humano y por esto le apostó a abrir espacios con las mujeres líderes, formándolas y acompañándolas en los procesos de sus comunidades, con una incidencia social y política que empezó a cambiar sus proyectos de vida, encontrando entre ellas líderes en acciones comunales, representantes en entes estatales y empresarias, que hoy son multiplicadoras dentro de sus comunidades, haciendo tejido social.

Cabe destacar, la presencia de las mujeres indígenas en estos procesos, donde se les ha respetado su idiosincrasia y se ha articulado con los procesos de desarrollo de la dignidad de la mujer y con los jóvenes afectados por las diferentes manifestaciones violentas en la región, en especial, en los sectores rurales.

Desde las becas al mérito por la excelencia y el empoderamiento de mujeres líderes, todas las iniciativas de Fundehumac se han desarrollado con éxito, por lo que se espera lo mismo de este nuevo proyecto comunitario que incluirá el Liceo Artístico ‘Puntadas de Amor’.

Este espacio denominado Liceo Artístico ‘Puntadas de Amor’ y Museo Comunitario, permitirá que los integrantes de la comunidad a través del arte, tejan un autoconocimiento colectivo, propicien la reflexión, la crítica y la creatividad.

Este ejercicio les permitirá fortalecer la identidad, así como legitimar sus historias y sus valores, proyectando la forma de vida de la comunidad dentro y fuera de ella. Así mismo, fortalece la memoria que alimenta sus aspiraciones para el futuro.

La Fundación para el Desarrollo Humano Comunitario, Fundehumac, a través del arte, encontró que la pintura es una guía de comunicación donde se puede expresar el sentir vivido como consecuencia del conflicto armado en Colombia, el dolor, la frustración, la traición, igual las esperanzas, los sueños y los proyectos de vida.

Para ello, Fundehumac ha desarrollado y trabajado en ese tejido de amor, el cual se ha convertido en un aprendizaje colectivo de perdón, reconciliación y paz. “…Tejemos desde nuestro yo hacia todas las personas que se identifican como tejedoras de sueños, esperanzas, amor y paz por Colombia”, explica Alba Lucía Varela, directora de la Fundación.

Este proceso le ha permitido a Fundehumac contar con aliados como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Pnud, a través de sus programas como el Fondo de Justicia Transicional, Redepaz, la Fundación Bolívar-Davivienda-Zuana, Magdalena Foundation Inc, Amigos de Colombia y personas naturales nacionales e internacionales.

Logrando importantes avances en temas relacionados con la reivindicación de los derechos de las víctimas del conflicto en el departamento de Magdalena.

Uno de los resultados de este trabajo ha sido ‘La Tejedora’ que ‘puntada a puntada’, trata de unir esos retazos del ser humano, rotos por el dolor de la violencia del departamento del Magdalena, especialmente en la ciudad de Santa Marta y los municipios de Ciénaga, Aracataca, El Retén, Fundación, Santa Rosalía, Zona Bananera, Guachaca, así como los hermanos mayores de la etnia Wiwa pertenecientes a la Sierra Nevada de Santa Marta.

El símbolo ‘La Tejedora’ fue seleccionada por el Fondo de Justicia Transicional del Pnud y el Centro Nacional de Memoria Histórica entre 87 iniciativas presentadas entre 2011 y 2012, por las diferentes organizaciones que conforman la Red de Víctimas que pertenecen al Proceso de Articulación y Fortalecimiento de Redes territoriales de Víctimas que lidera el Fondo de Justicia Transicional del Área de Paz del Pnud.

El Liceo Artístico, que hace parte de este proyecto, se está construyendo en el barrio Villa del Carmen, cuya dirección es carrera 18 No 29F – 143 y todo el que quiera apoyar esta iniciativa puede enviar sus aportes a través de la página Web de la fundación o comunicándose al teléfono: 4200622, Celulares 3043617412 – 3103525354.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *