Connect with us

Análisis

Peligro sobre ruedas: Santa Marta cuenta sólo con 30 agentes de tránsito

Opinión Caribe

Published

on

Detrás de cada accidente vial hay acciones que van en contra de la norma. Las calles de Santa Marta se han convertido en el escenario de las batallas campales entre conductores, que, sin importarles infringir la ley, dejan como resultado a cientos de pasajeros víctimas de sus acciones. ¿Qué papel juegan las autoridades ante este flagelo? ¿Hasta dónde es competencia de la Policía de Tránsito la seguridad en las vías? OPINIÓN CARIBE conversó con los encargados, quienes señalaron los desafíos y planes de mejora proyectados para la Ciudad.

Por Laura Vélez Vargas

El pasado lunes 8 de agosto un accidente múltiple tuvo origen en la avenida del Libertador con carrera 22. La imprudencia de un taxista dio paso para que dos vehículos, que seguían su marcha, colisionaran, dejando como resultado daños materiales y caos en la vía.

Según el taxista, una falla mecánica ocasionó la detención del vehículo, sin embargo, testigos de la escena aseguraron, que el conductor detuvo su marcha para recoger a un pasajero pese a estar en el carril izquierdo de la Avenida.

El frenazo repentino desencadenó un siniestro automovilístico al mejor estilo película de Hollywood; detrás del taxi una camioneta logró percatarse y frenó, lo mismo hizo un Chevrolet Aveo que le seguía la marcha a la camioneta, sin embargo, un bus del STU que venía detrás no pudo detenerse, y echó a perder la maniobra de los dos conductores antes mencionados, golpeando de manera simultánea al Aveo y a la camioneta Nissan. Llama la atención, que el taxi causante del choque no salió afectado de la colisión que al parecer provocó.

El accidente ocurrió ante una de las cámaras de seguridad y control de vigilancia de la Ciudad, por tanto, es importante decir, que, en días pasados la Alcaldía Distrital dispuso 163 cámaras nuevas de vigilancia para que fueran monitoreadas por la Policía Metropolitana y ubicadas en los sitios estratégicos de Santa Marta para el control de la movilidad y accidentalidad.

Testigos denuncian, que hubo una demora de más de 30 minutos por parte de la Unidad de Tránsito para la atención oportuna de este incidente vial, lo que generó problemas de movilidad en una Avenida muy concurrida, teniendo en cuenta que era el primer día de la semana, donde el flujo vehicular es alto.

Ante el hecho, la coronela Sandra Vallejos, comandante de la Policía Metropolitana explicó, que, teniendo en cuenta que Santa Marta cuenta con 30 agentes de tránsito, divididos en dos grupos, es decir, 15 policías para atender un turno y los 15 restantes para el otro, además de que la Policía tiene aproximadamente 5 minutos para llegar al lugar de los hechos, se actuó oportunamente.

“La Policía reaccionó de inmediato, pues cuando sucedió el incidente, al minuto y medio llegó el patrullero del cuadrante. Se mencionó en el radio operador, la Policía Nacional, siguiendo el procedimiento de estos casos, se acercó a verificar si había personas heridas para socorrerlas, es la primera respuesta hasta que llegara la autoridad competente, que corresponde a la Unidad de Tránsito, para desarrollar su función, armar el croquis, conocer el caso y hacer la evacuación de heridos, lesionados o apagar incendios, si es necesario. Todo esto queda registrado en un sistema, que le permite a la Policía demostrar que sí hubo una actuación policial, en caso de una denuncia o demanda”.

Es claro, indicó, que cuando se produce un accidente de tránsito, la primera asistencia debe ser dada por el patrullero del cuadrante, quien llega al sitio donde ocurre el incidente con el fin de verificar el hecho, y de haber posibles heridos, brindarles atención, para que cuando llegue el agente de tránsito le entregue el caso, de tal manera, que no haya fallas por parte de la Institución.

La Coronela señala, que al ser Santa Marta una ciudad de gran extensión geográfica, los policías de tránsito tienen sus zonas de asistencia determinadas. Sin embargo, el pie de fuerza no da abasto para contrarrestar las situaciones que puede acarrear una ciudad de más de 460 mil habitantes.

“Antes teníamos 50 unidades de policía de tránsito en convenio con la Alcaldía, pero se redujo el cupo porque se va a implementar un sistema de tránsito municipal que va a ayudar a la labor policial, además de ampliar la nómina para temas de prevención y de control. Por ese lado comprendo la política pública del señor Alcalde y estamos a la espera de que esta Unidad entre en funcionamiento”, indicó la Comandante.

Lo anterior fue ratificado por Ernesto Castro, secretario de Tránsito Distrital, quien tomó posesión del cargo el pasado 18 de julio, al afirmar que el cuerpo de control que se pretende implementar antes de finalizar este año, estará al 100 % a disposición de todos los operativos que la dirección de tránsito determine para ayudar a la Policía y mejorar en todos los temas de seguridad y movilidad de Santa Marta.

“Nos hemos sentado con la Policía de Tránsito para armar un plan de trabajo dirigido a atacar estos focos de problemas que tiene la Ciudad, entre ellos, la accidentalidad en vía. Estamos conscientes que hacen falta agentes de tránsito para cubrir todas las jurisdicciones, no es lo que queremos y pensando en eso, la Unidad de Tránsito pretende, al finalizar el 2016, contar con su propio cuerpo de control y vigilancia para de esta manera aumentar el pie de fuerza en Santa Marta y tener una reacción inmediata ante estos eventos”, dijo el Secretario.

Sin embargo, la Coronela reiteró, que en estos momentos la Policía de vigilancia apoya a la Unidad de Tránsito para la regulación de movilidad, “cuando tengo el cupo completo de auxiliares de policía, los diseccionó para que se ubiquen en sitios críticos, en donde sé hay mayor congestión vehicular, ellos nos apoyan, aunque nos encontramos actualmente a la espera de que entren en su proceso de capacitación y que puedan estar al servicio de Santa Marta, en temas de movilidad u otros menesteres”.

PROCESO EN EL MANEJO DE CÁMARAS DE SEGURIDAD

La Policía Nacional cuenta con dos tipos de cámaras: las Bosch y las Full HD. Las primeras son de 52 domos, ubicadas en sitios estratégicos de Santa Marta, que corresponden a los puntos más críticos; las segundas, más nuevas, que corresponden a otro sistema de cámaras, que tienen mejor resolución y que cuentan con un sistema de identificación de placas y de búsqueda de carros hurtados o solicitados por embargos, entre otros.

Asimismo, el Centro Automático de Despacho, CAD, trabaja conectado a tres radio-operadores enlazados con ambulancias, hospitales, vehículos de servicios públicos, que utilizan para reportar la mayoría de accidentes. Luego, un agente especial les anuncia a los patrulleros de los cuadrantes, ambulancias y a los agentes de tránsito.

Como el fin de la Policía de Tránsito es que se preserve la escena, se avisa al cuadrante de la Policía, quien llega de inmediato, en espera del agente de tránsito.

Cabe mencionar, que la Policía cuenta con varias formas de enterarse acerca de un incidente, entre ellas, llamadas al 123 o 156, las cámaras de vigilancia o algunas veces por las ambulancias que se enteran primero y son quienes avisan al encargado de recibir y anunciar al cuadrante y al agente de tránsito.

Con respecto a la cámara de vigilancia del accidente publicado en este medio, el capitán de la Policía de Tránsito y Transporte, Julián Rodríguez, aseguró, que pertenece al Siett de Tránsito, concesión privada, y que se activa únicamente para ‘Fotomultas’, “cuando un usuario se pasa un semáforo en rojo o realiza otra infracción de tránsito, por ejemplo, girar donde no se debe”.

Pero la cámara que pertenece al CAD de la Policía registró el accidente del lunes 8 de agosto, desde una de las 3 cámaras ubicadas estratégicamente en la avenida del Libertador y que, según la coronela Sandra Vallejos, sirvió de apoyo para avisarle al cuadrante de la Policía y al agente de tránsito.

NUEVO SISTEMA DE CONTROL VIAL

Ernesto Castro, secretario de Tránsito Distrital, le aseguró a OPINIÓN CARIBE que Santa Marta tiene muchas oportunidades de mejora, pero uno de sus problemas principales es la desorganización en el transporte público y una sobreoferta de servicio. Afirmó, que existe una gran disposición para mejorar por parte de todos los actores de movilidad.

“La accidentalidad vial es un tema diario no solo de Santa Marta sino de todas las ciudades del país. Ahora, como soy consciente de que ciertas situaciones se siguen presentando en las vías porque falta pie de fuerza, entonces, la acción siguiente para que haya control directo en la vía es implementar nuestra propia unidad de control y vigilancia, porque nos hemos sentado con la Policía de Tránsito en la Ciudad y hemos organizado un plan de trabajo para atacar estos frentes, aseguró el Secretario.

Que en el tema de transporte público se pretende cambiar el esquema actual de las cooperativas, “que estas empresas dejen de ser afiliadoras de buses en las que el conductor gana por pasajeros que hoy recogen, que migren a empresas de transporte en las cuales haya una caja única y en donde los operadores o conductores respondan a una programación, previamente establecida”.

Reiteró, que ya se expuso este planteamiento con las cabezas de las empresas y cooperativas, existe buena disposición frente a este cambio, “en ese modelo comenzaremos a mejorar en temas de seguridad y accidentalidad, porque ya nuestros operadores de buses no tendrán que protagonizar la ‘guerra del centavo’, debido a que independiente que recojan 2, 20, 50 u 80 pasajeros, tendrán una remuneración fija, solo deben preocuparse por prestar un buen servicio”.

Además, que la idea es que, al acabar este año, se cuente con un esquema claro y definido acerca de la forma en que se realizará esta migración, “esto es lo que traemos para la Ciudad y como se han dado cuenta, hace pocos días empezamos con unos operativos en vías dirigido a controlar el estado de los vehículos y a controlar el exceso de velocidad”.

“Traemos ideas nuevas a la Ciudad, que, junto con la Alcaldía Distrital, pretenden mejorar todos los componentes de transporte de Santa Marta, pero está en disposición de las partes el cambio”, puntualizó Ernesto Castro.

CAPACITACIONES A CONDUCTORES

Teniendo en cuenta que el accidente de la avenida del Libertador fue por causa de un taxista que presuntamente tuvo problemas con el vehículo y que según él, se le apagó de manera repentina por fallas en el motor, aunque testigos aseguran, que se detuvo para recoger a un pasajero que solicitó su servicio en ese momento, sin tener en cuenta que se encontraba en el carril izquierdo, en plena vía y a hora pico, el líder del gremio de taxis se refirió al hecho y dijo que ningún conductor debe frenar intempestivamente para recoger a un usuario.

“Frenar repentinamente puede generar un accidente y poner en riesgo la vida de las personas, aunque muchas veces, en lugares como el Centro Histórico, los conductores, al no tener paraderos especiales frenan con mucho cuidado en el carril izquierdo, porque estas vías se prestan, pues las busetas transitan por el lado derecho, sin embargo, en ningún lado es permitido recoger a los pasajeros por el lado izquierdo de la vía, según las normas de tránsito”, advirtió el líder de los taxistas.

También señaló, que el manejo defensivo de los conductores es vital, pues casos se han visto que el automóvil falla y debe detenerse de manera fortuita y el vehículo que viene detrás debe maniobrar y hacer lo posible para no causar un accidente, “son culpables, por tanto, quien frena repentinamente como el que va detrás, porque no conservó la distancia”.

Es imprescindible destacar, que el Ministerio de Transporte, mediante la Ley 1503 de 2011, el Decreto 2851 de 2013 y la Resolución 1565 de 2014, obliga a las empresas que cuentan con más de 10 vehículos, a implementar y presentar un Plan Estratégico de Seguridad Vial.

“Las empresas de transporte público deberán desarrollar los programas de capacitación a través de las entidades especializadas, autorizadas por el Ministerio de Transporte, a todos los operadores de los equipos destinados al servicio público, con el fin de garantizar la eficiencia y tecnificación de los operarios”.

Además, según Daniel Gil, la Ley 336 habla de que las Cooperativas deben hacer como mínimo una capacitación anual a sus conductores, “en Santa Marta se ha hecho una sola en los nueve años llevo aquí, estoy casi seguro que antes no habían hecho ninguna”.

Aseguró, que en la Ciudad se han realizado otro tipo de capacitaciones por medio de la Alcaldía Distrital, pero no como lo señala la norma a las cooperativas, en donde se refiere a un mínimo de 48 horas de las mismas, “es importante que se realicen cursos para atención al cliente, pues esta es una ciudad turística y los únicos que han estado en capacitaciones continuas han sido los cruceros, por medio de la Secretaría de Turismo”.

No obstante, el líder de los taxistas ha convocado a varias reuniones para hacerles recomendaciones a los conductores de cómo se debe actuar para mejorar el servicio del transporte público, “por medio de las estaciones, las asociaciones, el radio teléfono o por WhatsApp, ahora que la tecnología lo permite mediante una aplicación, a diario se les pasan mensajes motivacionales y de instrucciones. Yo tengo aproximadamente 1.200 conductores entre mis contactos”, aseveró Daniel Gil.

NADA QUE SE APRENDE

A pesar de que bajó el índice de mortalidad en las vías con respecto al año anterior, creció el número de accidentes viales, de 36 a 42 siniestros, en la jurisdicción urbana de Santa Marta.

En pasados días la Unidad de Tránsito de Santa Marta registró un ciclo de accidentalidad de cada 30 minutos, convirtiendo a Santa Marta en una de las ciudades con mayores problemas de movilidad.

Según la Policía de Carreteras, la mayor parte de las causas de los accidentes viales tiene que ver con la invasión del carril contrario, el exceso de velocidad, las fallas mecánicas, imprudencias de peatones y embriaguez.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *