Connect with us

Cultura

Karmen Mestre, disciplina, fuerza y tenacidad

Opinión Caribe

Published

on

Ella es Karmen Mestre, la chica de los rizos dorados y la envidiable figura que a los dieciocho años se hizo popular por su participación en el reality Desafío Súper Humanos, con la frescura que caracteriza a la mujer Caribe y una fuerza sorprendente, Karmen ha demostrado estar más allá de las expectativas.

Asegura, que desde su adolescencia siente pasión por el gimnasio, porque soñaba con entrenar y adquirir la disciplina que veía en muchos de los que realizan esas prácticas de verdad, puesto que algunos de sus vecinos y familiares iban, pero no regularmente.

Sin embargo, sus sueños debieron esperar porque a los instructores les parecía que era muy niña para empezar a entrenar y fue solo hasta los quince años que se encontraron sus sueños, su pasión y la disciplina, por tanto, se convirtió en corto tiempo en una ‘consentida’ de las redes sociales y con esto llegó la popularidad que este año alcanzó su máximo nivel en Santa Marta, Colombia y el mundo.

Entrenaba rigurosamente, recuerda que por ser de una familia de escasos recursos y con muchas limitaciones no era fácil invertir en la mensualidad de un gimnasio, por lo que adquirió el hábito de ahorrar; lo que debía utilizar para la ‘merienda’ en el colegio, lo pagaba en horas de gimnasio.

Su tenacidad es tanta, que a pesar de ser criada en uno de los sectores de Santa Marta más vulnerables como lo es la calle Diez o calle Madrid, muy cerca de lo que se conoce como ‘El Boro’ nada afectó sus sueños y ganas de salir adelante y pelear por un futuro brillante que desde ya le empieza a sonreír.

“Antes me decían que era la bendecida y afortunada de los gimnasios, hoy me doy cuenta que gracias a mi disciplina he logrado muchas cosas y lograré más, en el Desafío Súper Humanos, adquirí amor por la competencia y gracias a eso uno de mis objetivos será representar al Magdalena en alguna disciplina deportiva y ya me preparo para lograrlo”, indicó Karmen.

Siendo la más joven participante de este reality que pretendía medir las capacidades físicas de los participantes, todos aventajados y disciplinados deportistas, sobresalió y brilló en pruebas que parecían superar su fuerza. Su popularidad y ejemplo ha llegado tan lejos, que hoy a través de redes sociales se ha convertido en un personaje reconocido en Venezuela.

Además de ser recordada por su fuerza, su figura y los rizos dorados, lo será por haber estado acompañada en la isla de un oso gigante de peluche que llegó a sus manos de mano de la producción y como regalo de su novio en uno de los capítulos más emotivos en el que dejó ver su ternura y sonrisa.

Karmen comienza una carrera de triunfos, no ganó el Desafío, pero adquirió popularidad como una de las participantes más sobresalientes y también se trajo dinero a casa, dinero que desde ya invirtió en su segunda pasión: La ropa deportiva que pronto comercializará bajo su marca KMMafiaFit.

Está llena de sueños y el haber estado en Bogotá le despertó una nueva pasión: la actuación, quiere estudiar y prepararse para volver a estar en las pantallas de televisión de los colombianos, volver a una competencia, objetivos por los cuales está dispuesta a luchar para lograr todo lo que ella se ha propuesto.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *