Connect with us

Nación

Posible desvío de recursos para prevenir el Dengue en La Guajira

Avatar

Published

on

El Cuerpo Técnico de Inteligencia, CTI, de la Fiscalía, capturó a dos exfuncionarios de la gobernación de La Guajira, y a un contratista, por irregularidades en la celebración de convenios para la ciencia y la tecnología, en relación con la investigación del dengue en este departamento.

Los capturados fueron, Gonzalo Francisco Araujo Daza, exsecretario de salud de La Guajira, Marcos Luis Pedraza, exasesor jurídico y Fredy Díaz Quijano, contratista representante Legal de Olfis.

El ex asesor jurídico, fue detenido en Riohacha, mientras que el ex secretario de Salud y el contratista fueron aprehendidos en Valledupar y Bucaramanga respectivamente; siendo trasladados a la ciudad de Bogotá, lugar donde el juez 49 penal de control de garantías legalizará su detención.

La Fiscalía, adelanta investigaciones por posibles irregularidades y actos de corrupción, en la selección y celebración del convenio de Cooperación especial de Ciencia y Tegnologia No. 019 de 2014, celebrado por la Gobernación de La Guajira y el representante legal de la Organización Latinoamericana para el Fomento de la Ciencia y la Tecnología (Olfis).

Dicho convenio pretendía aunar esfuerzos y recursos para la ejecución – investigación sobre determinantes de la carga del dengue e intervenciones para su reducción, con un plazo de 32 meses para su ejecución, con acta de inicio en mayo de 2015.

Estos hechos que se presentaron durante la gobernación de José María Ballesteros, violaron los principios de contratación, planeación y selección objetiva al contratar una empresa, sin experiencia, que al momento de celebrar el convenio de Ciencia y Tecnología, por un valor de 17.500 millones de pesos, financieramente reflejaba un capital de 5.500.000 millones de pesos, así lo anunció el ente acusador. Además, la Fiscalía cuenta con material probatorio que evidenciaría la apropiación de 369.188.959 de pesos, por medio de la contratación de vehículos que no prestaron el servicio, sobrecostos en la compra de insumos, y la contratación con las empresas Baraka y Humanus por duplicidad de actividades.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *