Connect with us

Nación

La estafa, uno de los delitos más denunciados en el país

Opinión Caribe

Published

on

Un censo reportado semanalmente por la dirección Nacional de Seccionales y Seguridad Ciudadana de la Fiscalía concluyó que la estafa es uno de los delitos más se denuncia en Colombia. Mientras que en el primer trimestre del año pasado de recibieron 7.772 denuncias, este año, la cifra en el mismo lapso de tiempo está en 8.012 casos, lo que representa un incremento del 3%. Para Ricardo Romero, fiscal del grupo especializado Gespol, este delito acata principalmente “el patrimonio de cada uno de los ciudadanos”.

La Fiscalía sostuvo que entre las distintas modalidades de estafas que existen, una de las que más afecta a la ciudadanía es, precisamente, la de personas que en el afán de buscar un empleo o labor acuden a supuestas agencias especializadas de trabajo. “Lo que hacen (los estafadores) es exigirles sumas de dinero para poder acceder a exámenes médicos (…) y lo que hacen es lucrarse con estos dineros “, dijo Romero en el programa radial Fiscalía Para Todos.

Otro tipo de estafa es el alquiler de fincas por internet que, durante esta temporada de Semana Santa, incrementa considerablemente. El objetivo de los estafadores, según la información del organismo investigador, es realizar acuerdos y contratos a través de internet exigiéndole a los interesados consignar sumas de dinero para acceder al alquiler del predio. Posteriormente, los usuarios se dan cuenta que las fincas no son de las personas con las que se realizó el contrato ni las fotografías, publicadas a través por portales web especializados, corresponden a lo que en realidad les estaban ofreciendo.

El fiscal Romero indicó que la compraventa de bienes inmuebles no es la excepción para cometer este delito. A través de los remates judiciales, los estafadores realizan negocios o contratos enajenando predios por una cantidad determinada, pero luego los ofrecen a menor costo haciéndole ver a las personas que están ante un negocio rentable. La ciudadanía “cae en manos de estos timadores, dichos inmuebles nunca han existido o nunca han sido objeto de remates judiciales por parte de los juzgados correspondientes”, manifestó Romero que, a su vez, agregó que los estafadores, en el caso de ser capturados y judicializados, se exponen a una pena entre cuatro y doce años de prisión.

“Lo que tiene que hacer la ciudadanía es verificar si le están ofreciendo un inmueble en la modalidad de remate judicial, pues (debe) acercarse al juzgado correspondiente y verificar si efectivamente el inmueble este con una medida cautelar o esté dispuesto para el remate (…) y no consignar ninguna clase de dinero a personas que uno no conoce”, sugirió Ricardo Romero.

Estafas en otras ciudades

Según la Fiscalía, en Cali existen denuncias por estafa de menor cuantía a través de compras y ventas por internet, pues los usuarios se interesan por algo, consignan, pero posteriormente no reciben el producto. En muchos casos los vendedores son los propios estafados, pues realizan una oferta en internet y, cuando logran concretarla, los supuestos compradores pagan con cheques falsos. Otro de los mecanismos que más es utilizado para cometer estafas en esa ciudad son las ventas de vehículos, pues en la Unidad de Delitos contra el Patrimonio Económico de la Fiscalía en Cali hay actualmente 150 casos activos por este tipo de modalidad. Pero solo el 5 o 10% llega a feliz término porque en muchos de los negocios terminan estableciendo identidades falsas.

En Medellín es turismo es el medio para realizar estafas, pues según el organismo investigativo existen organizaciones criminales conformadas, en muchos casos, por miembros de una misma familia, que buscan grupos “vulnerables” como adultos mayores para ofrecerles paquetes turísticos a muy bajo precio. Luego de lograr que les paguen por los servicios, los timadores desaparecen o la gente termina hospedada en hoteles de baja calidad. “Estas empresas se crean por periodos cortos, es decir, entre cuatro y cinco meses y cierran sin previo aviso. Luego aparecen en otra parte con un nombre distinto”, señaló la Fiscalía. Asimismo, en Pereira, el organismo encontró que entre las distintas modalidades para cometer estafas son a través del alquiler de fincas o planes vacacionales especialmente en esta temporada.

En Bogotá, por ejemplo, la ciudadanía aprovecha la Semana Santa para viajar a distintas partes del país, por lo que, aunque no se configure el delito de la estafa, sí se presentan más hurtos a residencias a través de distintas modalidades. Este año, la Fiscalía ha desmantelado seis bandas en diferentes localidades conformadas por miembros de cinco a 30 personas, y aseguró que esta semana las Unidades de Reacción Inmediata (URI) estarán abiertas las 24 horas para recibir requerimientos de la ciudadanía.

Con información de El Espectador

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *