Connect with us

Cultura

Ser madre hoy, ser gerente, líder y psicóloga de hogar

Opinión Caribe

Published

on

Se calcula, según datos del DANE, que en el país actualmente hay 22 millones de mujeres, de las cuales el 56% son mamás cabezas de familia y menos de la mitad, el 41,9%, tiene alguna ocupación laboral fuera del hogar.

De otra parte, estudios de la Organización Internacional del Trabajo –OIT, el Banco Mundial y la CEPAL, revelan que la jornada de trabajo de las mujeres en labores remuneradas y no remuneradas es mayor que la de los hombres; que la distribución de las tareas domésticas sigue siendo desigual debido a que el tiempo remunerado de ellas se ve recargado por atender el cuidado de los hijos pequeños, enfermos o adultos mayores, y éste es en promedio inferior al de los hombres que tiende a permanecer siempre estable.

Según una publicación del periódico El Tiempo y que destaca como un estudio adelantado por la Universidad de la Sábana y que analiza algunas habilidades que sin desarrolladas por las mamás en casa se demuestra que frente al mercado laboral las cualidades de las madres son reconocidas como competencias de gran valor en cualquier profesional competente:

1. Piensan y actúan en función de las necesidades de su familia, lo que se traduce en una empresa como “orientación y servicio al cliente”.

2. Por su trabajo en el hogar son un referente a seguir por parte de los miembros de la familia, lo que viene a ser “liderazgo organizacional”.

3. Se ganan la confianza de los hijos y esposo gracias a su coherencia entre lo que dicen y piensan, validando su “integridad y lealtad”.

4. Para atender las necesidades de toda la familia, en especial la alta demanda que exigen los recién nacidos o niños pequeños en cuestión de tiempo, esfuerzo y dedicación, generan gran capacidad de “eficiencia laboral”.

5. Son capaces de organizar a los hijos y esposo, según las capacidades de cada uno, desarrollando así la competencia de “trabajo en equipo”.

6. Terminan aprendiendo a escuchar y a tener empatía, gracias a su capacidad de “comunicación”.

7. Potencian las necesidades de su familia y ven oportunidades en los demás que quizá nadie más ve, generando así “visión de negocio”.

8. Son expertas en autoconocimiento, autocritica y tienen voluntad de aprender, lo que las lleva a una “mejora personal” constante.

En conclusión la familia se ratifica como escuela de virtudes y habilidades que son necesarias para el óptimo desempeño de la persona a nivel laboral y social.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *