Connect with us

Cultura

Oscar Franco, el artista venezolano que se abre paso con su arte en Santa Marta

Opinión Caribe

Published

on

Oscar Franco es un artista venezonalano, quien se dedica a la escultura, la pintura, la poesía y las artes marciales, pero que por causa de la difícil situación que vive su país, arribó hace un mes a Santa Marta.

Llegó a la ciudad después de ser invitado a una presentación en Panamá por la Fundación Bogaringue, fue Colombia su lugar de destino, como medio para laborar, ahorrar y volver a ciudad de Panamá. Sin embargo, como el mismo Franco lo confiesa, “La Perla de América” lo ha enamorado.

Cuenta que llegó a la pintura, al ver la necesidad de ilustrar lo que escribía. Sus compañeros del colegio, al ver sus poemas se sentían agradados, no así con sus dibujos. Al entrar a la escuela de artes, tan solo a unos pocos meses de haber ingresado, ya vendía sus trabajos de clase.

Sus obras son un tributo a la mujer, “ellas han sido para mi vida, ángeles y demonios” afirmó Franco. Sus técnicas de arte, expresionistas, por cierto, donde a través del grabado en las pinturas, plasma una combinación entre el erotismo y la maternidad. Varios de los que conocen sus pinturas, declaran ver el mismo rostro en todas sus pinturas, pero con diferentes facetas y razas. Sus trabajos se caracterizan por ser hechas con la técnica de crear la textura y luego lijarla, como también tejer sus obras, sin que el pincel toque la tela.

Al consultarle sobre esta realidad, el pintor venezolano no encuentra explicación sobre lo cuestionado, solo manifiesta sacar a relucir todo aquello que tiene dentro de sí, es la manera como se libera de sus tensiones.

Sus obras están llenas de simbolismo, que, siendo influenciadas por el psicoanálisis, trata de mostrar además de las cualidades en las mujeres, algo de vida y muerte, tal vez como manera de expresar la realidad de su país, la cual reconoció muestra implícitamente en varias de sus pinturas.

La crisis venezolana, le permitió empezar a emplear otros materiales como el petróleo, el asfalto, el óxido ferroso, entre otros.

En cuanto a las artes marciales que práctica, dice que hasta el momento no ha practicado esta faceta en nuestro país a parte de su hábito personal, pero que aspira poder servir de instructor para todas aquellas personas que deseen aprender, sobre todo, mujeres que han sido víctimas de violencia intrafamiliar, para que lo utilicen como mecanismo de defensa. A Oscar Franco se le puede encontrar en el barrio Santa Cruz, pintando en sus calles.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *