Connect with us

Nación

El negocio del sistema pensional

Avatar

Published

on

Por: Paola Ramírez Caballero

Con el dinero de los colombianos, los Fondos de Pensiones privados, ponen y quitan gobernantes, para posterior presionarlos a que realicen modificaciones en el sistema que los beneficien, afectando directamente a la clase trabajadora colombiana.

Para lograrse pensionar en Colombia, debe rezar mucho para que cuando esté a punto de acceder a esta, no le aumenten la edad de jubilación o en el peor de los casos para continuar enriqueciéndose con su dinero, le pongan otro pelo al gato. Una persona que ha cotizado durante más de 30 años solo goza si acaso diez años de su ahorro programado.
En este sentido, el economista, magister en Gerencia Empresarial y Finanzas, Pedro Pablo Pabón, define el sistema pensional de Colombia, como un problema de matemática financiera y probabilidades, que no se puede resolver como lo hizo el expresidente Álvaro Uribe Vélez, con la Reforma Pensional, incrementando la edad de jubilación para hombres a los 62 años y para las mujeres a los 57 años, cada vez que aumente la expectativa de vida que actualmente se encuentra en 74 años.

La tendencia de Colombia es ser un país de población adulta, la pirámide empieza reducirse en la base de la familia debido a que la población de niños por mujer ha disminuido, considerado lo anterior, un problema mundial.

Bajo el esquema anterior, si un colombiano se pensiona a los 62 años, tendrá derecho solo a 12 años de jubilación, es decir, no es proporcional con las aproximadas 1.300 semanas que debe cotizar para asegurar la tranquilidad de su vejez. “Este es un negocio financiero, por esa razón los fondos de pensiones privados presionan al Estado para que aumente la edad para al igual que la salud no darles el servicio”, afirma el Magister en Gerencia Empresarial y Finanzas.

Asimismo, el experto en finanzas asegura que “tenemos dos regímenes pensionales en Colombia, el público y el privado; este último manipula al Estado porque con su dinero pone o quita a los grandes dirigentes, marcando las pautas políticas y económicas del país”.

Los Fondos Privados de Pensiones, usan el dinero de los colombianos, socializan las pérdidas y privatizan las ganancias, en muchos casos cientos de trabajadores han tenido dificultades con este sistema capitalista porque ponen en riesgo sus ahorros.

UN PROBLEMA ESTRUCTURAL

Con relación a lo anterior, existe un problema estructural, más grave que las tendencias aumentar la edad pensional. Según el economista Pavón Miranda, Colombia tiene una población trabajadora de 23.3 millones, de los cuales afiliados al Sistema Pensional solo aparecen registrados 17.9 millones; de esta población cotiza 8 millones de los cuales solo el 1.7 millones logra pensionarse, el resto tiene gran dificultad para llegar a ese objetivo de la vida laboral cuando se han agotado las fuerzas.

En Colombia existe una informalidad de empleo del 67%, este porcentaje debe ser llevado a la formalidad para que se pueda sustentar el sistema de pensiones. Se debe generar nuevas fuentes de empleo para garantizar que más colombianos se pensionen. “Ofrecer trabajo de calidad y formalidad para que el sistema se sostenga, pero cada día hay menos estabilidad laboral, y menos personas cotizando porque no tiene la forma de hacerlo”, manifestó el economista y docente Pedro Pablo Pabón.

Si bien el Estado debe tener una actuación racional y buscar el equilibrio para poder garantizar una pertinente asistencia social, el ciudadano debe hacer el esfuerzo de cotizar para lograr la pensión, que no es más que un ahorro que asegura en el futuro unos ingresos periódicos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *