Connect with us

Metrópolis

Una tradición sonora: pito de la cervecería Águila

Avatar

Published

on

Andrea Perozo Pardo

Ésta es una costumbre heredada de países europeos donde este tipo de expresiones es de tipo cultural y religioso. Trayendo a colación un ejemplo cercano, en la iglesia local de San Francisco se tocaba la campana a las seis de la tarde y a las doce del mediodía, en contraste con lo anterior, los católicos de aquella época de hace 30 o 40 años aproximadamente aprovechaban la oportunidad para persignarse y agradecerle a Dios por la media mañana que había transcurrido y porque aún seguían vivos.

En el año de 1927 se abrió la planta cervecera en Santa marta pero no implementaron lo del pito o corneta inmediatamente y esta empresa aquí funcionó hasta el año 2004. Se recuerda que en esos años pasados era prácticamente la única empresa con la que Santa Marta contaba, tomada así como un ícono de la ciudad.

En la planta de producción de Bavaria, para la época de 1978 aproximadamente, era muy común oír una sirena o un estruendoso pito que les anunciaba la culminación de su horario laboral y que por consiguiente los invitaba al descanso y que pasaran a otros sitios a reposar o a cambiarse el uniforme por sus atuendos tradicionales; repitiéndose así en las horas de la tarde. Esta sirena sonada tan fuerte que en el actual barrio de su mismo nombre (Bavaria) conocido tal vez con un perfil de buen estrato social, sus moradores de ese entonces entendían que por ejemplo, a la empleada doméstica también se la había acabado su jornada laboral aun sin tener ninguna relación laboral directa con la empresa de bebidas. Sucedía que el ama de llaves debía prepararse para despedirla por ese día o por ese momento.

Al ser Santa Marta una población pequeña en los tiempos pasados, este anuncio sonoro que ejecutaba Bavaria se escuchaba en casi toda la ciudad, anunciándoles así a todos los habitantes que tenían sus actividades comprometidas y que no contaban con relojes personales, no solo la culminación de sus actividades laborales sino también el comienzo de ellas.

El toque de la sirena de descanso en Bavaria estaba a cargo de un funcionario específico dentro de la empresa, puesto que esta acción hacía parte de un instrumento laboral ya que este era un método con el que se podía aplicar correctivos disciplinarios si se encontraba a un trabajador por fuera de su área antes de que sonara el pito, este tipo de comunicación auditiva empezó a desaparecer alrededor de treinta años atrás y para esa época se escuchaba bastante pronunciado puesto que no existía tanta contaminación auditiva como las que provocan los medio de transporte.

El señor Elías George González llegó muy joven a la planta de Bavaria grabando en su mente todos los procesos internos, especialmente el de la elaboración de la cerveza, de una forma muy artesanal casi casera y dice que hay que recordar la historia para poder disfrutar el futuro que hoy es u presente con una Bavaria llena de nuevas tecnologías. A sus 70 años bien vividos recuerda que cuando no sonaba el pito a la hora exacta todos en la planta empezaban a hacerle reclamos al presidente del sindicato por el cansancio y el afán de salir, convirtiéndose así este elemento en el reloj de ese momento.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply