Connect with us

Metrópolis

Santa Marta y su lucha contra el plástico

Avatar

Published

on

Debido a que Santa Marta tiene alta densidad poblacional, se plantea un reto especial en cuanto a la generación de residuos sólidos, llegando actualmente a representar uno de los retos más sobresalientes para la sociedad en su relación con el medio ambiente.

Gran parte de los samarios no cumplen con ciertas reglas ambientales, donde los residuos ordinarios deben llegar a los carros de basura y los sólidos tienen que ser separados. En cuanto a esto, debemos tener  en cuenta la magnitud del problema socio-ambiental que la ciudadanía se encuentra padeciendo.

En el Distrito, hacen presencia distintas empresas ambientalistas, las cuales a diario trabajan para minimizar los efectos de los desechos sólidos, y así, sensibilizar a la comunidad samaria para que estos residuos no lleguen más a los rellenos sanitarios de la ciudad.

Se necesita de manera urgente que las personas tomen conciencia, y que se dediquen a proteger la naturaleza, debido a que se corre el riesgo de que las futuras y nuevas generaciones no puedan disfrutar de un buen ambiente ecológico.

Gracias a los planes de mejoramiento de empresas como Interaseo, Corpamag, Dadsa, entre otras, se han invertido más 25 mil millones de pesos en modernización del sistema de recolección de basuras y residuos sólidos, como también en la instalación de más de 500 contenedores durante la alcaldía de Rafael Martínez.

Otra de las acciones de protección al medio ambiente, es la disminución del consumo del polímero. Dicha acción se llevó a cabo el pasado mes de octubre del 2018, por medio de la entrega de botellas plásticas como el requisito principal a participar en la Carrera 5K, también, durante el evento se lanzaron concursos de cortometraje y de esculturas a base de plástico reciclado.

Sobre el relleno sanitario que funciona en Palangana, a principio del presente año el alcalde Martínez aseguró que diariamente llegan 475 toneladas, algo así como 15.000 toneladas al mes: ‘‘Ese relleno sanitario tiene una vida útil que cada día se le acaba y cuando ese relleno llegue a su tope su capacidad máxima va a ser muy difícil encontrar en la ciudad un nuevo punto porque no hay territorio que pueda albergar un nuevo relleno para la ciudad’’, precisó.

Por otra parte, Dina Fernández, quien en este momento es coordinadora de Responsabilidad Social Empresarial de la regional Magdalena, expresa que se desarrolló un proyecto durante 4 años, donde Interaseo brindó apoyo al proceso de formalización  de algunas organizaciones de reciclaje, brindando asesoría social, jurídica y comercial, sumándole la matricula a la cámara de comercio.

Cabe destacar que desde el ámbito social, Interaseo cuenta con un grupo de sensibilizadores, quienes trabajan al mismo tiempo en capacitaciones enfocadas a crear cultura de reciclaje en los samarios, con el fin de que aprendan a separar sus residuos, y que entiendan que “todo junto es basura, pero separadas es un recurso”, precisó Dina Fernández, coordinadora de Responsabilidad Social.

Se resalta, que entre los programas que crearon, se encuentra “reciclaje con valor social”, la cual se encuentra dividida por  “eco tienda” y “eco parque”.

Imor Fernández, directora Comercial de la empresa, adiciona que “Interaseo aparte de ser una empresa prestadora de servicios públicos en Santa Marta, también ejerce otras actividades complementarias, entre ellas el aprovechamiento. A partir de noviembre del año 2017 iniciamos en la ciudad con las actividades de aprovechamiento”. Los residuos aprovechables son: El cartón, vidrio, plástico, plástico pet, la madera.

Empresas como Postobón, marca líder de gaseosas en Colombia, también se suma a promover el desarrollo sostenible y el cuidado del medio ambiente por medio del reciclaje.

El pasado mes de febrero, realizaron una nueva iniciativa que se basa en recolectar botellas plásticas en la zona turística El Rodadero de la ciudad de Santa Marta.

Dicha campaña social trabajó bajo el eslogan de “Darle vida a la botella” porque el PET es un material reciclable, manejable y de fácil utilización.

La directora de este plan ambiental es Martha Ruby Fallo González, quien señaló que el propósito de dicha proyección es generar acciones para fomentar el cuidado del medio ambiente “Desde Postobón buscamos unir esfuerzos con nuestros clientes y principales aliados a lo largo y ancho del territorio nacional para generar acciones que aporten al medio ambiente. En este proyecto, estamos creando un esquema de economía circular, con el que logramos que estos envases, al final de su vida útil, puedan ser reciclados y reincorporados en un nuevo ciclo de producción”, expresó.

La empresa también hizo entrega de canecas especializadas a más de 200 locales comerciales para que los habitantes de la zona depositen en ellas las botellas de agua y gaseosa que son consumidas.

El proyecto fue apoyado por Agua Cristal, Cooperativa de recicladores para la preservación del Medio Ambiente colombiano y de la empresa de desarrollo sostenible Ekored.

También es importante destacar que la Cooperativa recicladora Coopemag (EST),  quienes esperan cambiar poco a poco el concepto que tiene la comunidad samaria del reciclaje y los recicladores: “Llaman al reciclaje basura, el reciclaje no es basura, es un medio de sustento”, afirmó Eblin Manjarrés, representante legar de Coopemag. La empresa reporta ante la Súper Intendencia de Servicios Público Domiciliario las toneladas aprovechadas mensualmente.

El Ministerio de Ambiente lideró el 22 de julio del año pasado, trabajos de recolección de residuos, concientización y sensibilización. La jornada de limpieza marítima, por ejemplo, se llevó acabo en las bahías de Taganga, Santa Marta y Gaira, ¿el objetivo? fomentar la cultura ambiental, protección de mares y sensibilización.

La actividad tuvo el respaldo de entidades como el Departamento Administrativo Distrital del Medio Ambiente (Dadma), la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag), la Dirección General Marítima (Dimar), la Empresa de Servicios Públicos del Distrito (Essmar), la Unidad de Gestión del Riesgo, diversas empresas dentro de las que se cuentan empresas de buceo y la Drummond, que fue sancionada por el Ministerio de Ambiente debido al derrame de carbón en aguas marítimas que pertenecen a la capital del Magdalena. También participaron el grupo Guardianes del Río y Conservación de Cerros, la Policía Ambiental, la Promotora para el Desarrollo Integral del Rodadero (Pro-Rodadero) y la Red Nacional de Jóvenes de Ambiente.

Al finalizar la actividad, se dio como resultado la recolección de 2.646 kg de residuos; para esto, fueron necesarios más de cien buzos y se requirieron aproximadamente 160 hombres y mujeres en el apoyo de logística y educación ambiental.

En Colombia se decretó la Resolución 668 de 2016 para controlar la utilización de las bolsas plásticas imponiendo un impuesto de $20 por bolsa utilizada en los almacenes de cadena.

Por otra parte. el Río Magdalena vierte al Atlántico 16.7 toneladas de plástico cada año, mientras que el Río Amazonas vierte al Atlántico 38.700 toneladas de plásticos cada año, convirtiéndolo en el séptimo río más contaminado del mundo.

Se estima que para el año 2050, de acuerdo a un estudio de las Naciones Unidas, vamos a tener más plásticos que peces en los océanos del mundo.


Imagen: Shock.com