Connect with us

Salud

“SaludFatal”: El peligro de la Salud en Santa Marta

Opinión Caribe

Published

on

La empresa prestadora de salud “SaludTotal”, ha sido nuevamente objeto de señalamientos por parte de unos usuarios. Recientemente se conoció a través de las redes sociales la denuncia de una persona a quien le negaron la atención a su hijo que llegó con una hemorragia producto de un golpe en la cabeza. Este ha sido uno de los casos más visible de la EPS que funciona en la clínica Los Nogales de Santa Marta.

Este medio conoció la situación vivida por Aura Díaz; ella asistió a la EPS por un fuerte dolor lumbar, ingresó a la 1pm al centro asistencial y a su salida a las 6pm no obtuvo la atención que su caso requería. “Ingresé porque me dolía la espalda, llegué muy mal, me atendieron en la recepción y a las horas me llamaron en triage, lo más curioso fue que la enfermera que me recibió lo hizo de forma grosera, tanto que ni la presión arterial me tomó, solo me dio una cita prioritaria, o sea, que me atendería más tarde”, relató Díaz.

La situación empeoró cuando al llegar a la cita, el médico le toma la presión y le encontró una marcación de 190/100, tal como lo indica la historia clínica. El galeno en turno se mostró inconforme por la negación de la atención en urgencia por lo que pidió que bajara para que fuera estabilizada. “El doctor me dijo en un tono de protesta que por qué me mandaron a cita prioritaria si lo mío era grave, que en esa condición me pudo haber dado un infarto”, anexó la paciente.

Todo indicaba que con las indicaciones dadas por el médico la iban atender, pero no fue así, bajó y nuevamente le indicaron que debía esperar, como si se tratara de un caso sin gravedad. A las 6pm, 5 horas después de su ingreso, tuvo que acudir al doctor en busca de su ayuda, pero como los protocolos de estas empresas son inviolables, este no pudo otra cosa que medicarle para que en su casa estabilizara la presión arterial y el dolor lumbar.

“Me tocó venirme, porque en urgencia no me iban atender. La enfermera solo me supo decir en un tono arrogante ‘le toca esperar, aquí todo mundo lo hace’, yo sé que es así pero yo esperé 5 horas y no me atendieron como mi urgencia lo solicitaba, si algo me hubiera ocurrido ¿Quién respondía?” concluyó Aura Díaz.