Connect with us

Editorial

La Fuerza de la incertidumbre

Opinión Caribe

Published

on

El movimiento Fuerza Ciudadana tiene el control de la Gobernación y la Alcaldía más importante del Magdalena, la del Distrito Turístico, Cultural e Histórico de Santa Marta.  El pasado 27 de octubre recibió el respaldo ciudadano en las urnas y deberá comportarse consecuentemente con ello. El líder del movimiento, Carlos Caicedo Omar podría contar con una gavela de popularidad durante su primer semestre de gobierno, mientras adopta el plan de desarrollo.

No sucederá lo mismo con la alcaldesa Distrital electa, Virna Johnson, quien deberá mantener la continuidad del gobierno de  Rafael Martínez, según el Plan Santa Marta 500 años e ir mostrando victorias tempranas para mantener el entusiasmo y la luna de miel con sus electores. Rafael deja obras empezadas que armonizarán con la llegada de Virna, quien podrá recoger frutos tempranamente.

Los dos líderes electos se encuentran vinculados a procesos judiciales. Virna llega con el respaldo de más de 130.000 samarios. Superó a su antecesor y compañero de toldas en más de 40 mil votos. Triunfo empañado, pues la alcaldesa se encuentra dentro de un proceso judicial por peculado por apropiación y ya le fueron imputados los cargos. Deberá presentarse a fiscalía este 28 de noviembre, ¿será que aplica la estrategia de su jefe politico? Dilatar, dilatar, dilatar.

En cuanto a la Gobernación, luego de dos períodos de gobierno de la Familia Cotes, gana las elecciones Carlos Eduardo Caicedo. Caicedo, un político polémico.  Los 300.000 votos que tiene de respaldo no lo exoneran de la larga lista de procesos judiciales y de responder ante la justicia. Asume la Gobernación con procesos judiciales abiertos, entre ellos, uno por el homicidio de tres miembros de la Universidad del Magdalena durante su mandato como rector de la Alma Máter. Las víctimas, Hugo Maduro, estudiante; y dos directivos, Julio Otero y Roque Morelli. Este proceso lleva más de una década y mantiene la incertidumbre en los familiares que no pierden  la esperanza de  encontrar respuesta a tan dolorosa pérdida.

Al mismo tiempo, Caicedo se encuentra bajo una sanción de la Procuraduría General de la Nación que lo inhabilita por 12 años para ejercer cargos públicos, la cual se encuentra en revisión de segunda instancia. Esta misma sanción cobija a un concejal electo, Efraín Vargas. La Sanción es por la construcción de pozos de agua durante la sequía en Santa Marta. No hay derecho, desviar esos recursos cuando los samarios nos morimos de sed. Señor procurador Fernando Carrillo, todos los magdalenenses esperamos el pronunciamiento de la segunda instancia. Ya sea para  exonerar al nuevo gobernador o para ir pensando en elecciones atípicas.

Carlos Eduardo ya ha sido alcalde de la capital del Departamento en 2012 – 2015. El movimiento significativo de ciudadanos -Fuerza Ciudadana- que lidera el gobernador electo controlará por tercera vez consecutiva la Alcaldía Distrital de Santa Marta (2012 – 2023). Con tres períodos en el poder, el discurso que los caracteriza de ‘los de antes’ con ‘los de ahora’ pierde vigencia. En esta coyuntura, Fuerza Ciudadana es de ‘los de antes’. Los obliga a concentrarse de una vez por todas, en una agenda política que dé prioridad a los asuntos públicos que tanto aquejan a la ciudadanía: agua, educación, empleo y salud. Sí, asuntos que son absolutamente básicos para el desarrollo social y el crecimiento económico del Departamento. Ya los samarios saben mucho de parques, escenarios deportivos a medio hacer, vías mal hechas, centros de salud en el piso y demás. Llegó la hora de concretar las soluciones. Por favor, no empiece a maquillar la pobreza del Departamento construyendo parques y escenarios, las necesidades son otras.

Los líderes del movimiento Fuerza Ciudadana deben gobernar para todos los magdalenenses. No solo para los que votaron por su modelo. Lo que conlleva, a buscar consenso e involucrar a todos los sectores, al ampliar la participación política y ciudadana. Qué interesante sería que tomaran el ejemplo de la alcaldesa electa de Bogotá, Claudia López, quien a pesar de caracterizarse por un discurso duro durante la campaña, ya electa lo moderó e invita a la inclusión y a la participación de todos los sectores. Dejó de atizar el fuego, tiene el triunfo, ahora  trabaja para mantenerlo. Claudia promueve la integración regional y conoce la importancia de unirse en pro de los intereses colectivos de los municipios que rodean la capital del país. También ha señalado que construirá a partir de lo construido: no llega con el complejo de Adán.

Bendita necedad de los gobernantes electos de creerse los únicos capaces cuando llegan al poder. La pedantería los lleva a pensar que el mundo empieza y termina con ellos, que los que gobernaron antes no dejan, sino más errores.

El mandatario electo de los magdalenenses tiene el reto de conformar un gabinete plural, con representación de la provincia y, sobre todo, confiar en las capacidades de los profesionales locales. Por favor, no venga a llenar los cargos representativos de interioranos. No repita el error de su primer año de mandato, cuando no logró consolidar el gabinete de tanto importar cachacos.

Carlos Caicedo llega sin el respaldo de la bancada parlamentaria del Magdalena. Se ha rodeado de congresistas de otras regiones. Existe la duda si estos serán los aliados que se requieren para concretar los recursos con el Gobierno Nacional y darle solución definitiva a la problemática del agua. Hasta el momento no ha funcionado, muy a pesar de la foto con la bancada alternativa, pero, que si ha tenido grandes costos económicos para las finanzas del Distrito. Sería importante demostrar madurez política y lograr un acercamiento con la bancada parlamentaria y diseñar una agenda de trabajo para el desarrollo del Magdalena. Sumar no restar.

Ahora bien, en este cuatrienio se estrenará el Estatuto de Oposición en la Duma Departamental y en el Concejo Distrital. Lo anterior genera gran expectativa. Todos esperamos ver los grandes debates buscando el bien general y la defensa de los recursos públicos. Luís Miguel -‘El Mello’- Cotes con la segunda votación a la Gobernación debe asumir las banderas de los 195 mil magdalenenses que votaron por él y estrenar el rol de opositor. Su juventud, carisma y experiencia serán de gran valor en este nuevo escenario. El papel que desempeñe tendrá repercusiones futuras en el espectro político de las próximas elecciones presidenciales y en el Congreso de la República. El mapa político será reconfigurado.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *