Connect with us

Editorial

A Por La Moralidad del Magdalena

Opinión Caribe

Published

on

Resulta que hace un par de meses un grupo de medios locales e independientes -radiales, digitales e impresos- crean la Gran Alianza de Medios del Magdalena, con la firme decisión de aportar a los magdalenenses y samarios algo más que  informar el día a día. Llegaron a la conclusión que existía la urgencia de profundizar en la moralidad pública, acompañar y ser veedores de los nuevos gobernantes en el quehacer de la política doméstica y en la ejecución de sus propuestas.

Difícil seguir adelante con dirigentes cuestionados.  Sin embargo, el masivo respaldo popular recibido en las urnas alienta a pasar página como sociedad. No se entienda esta pasada de página como dejar el tintero lleno de preguntas y dudas sin resolver. Por lo contrario, hay que revisar los temas que preocupan. Ya el distrito de Santa Marta vivió un episodio de alteración política, lo último que se espera es que se replique a nivel departamental. Es por eso, la importancia de que el Ministerio Público entregue las respuestas que el Magdalena espera.

En el proceso de construcción y estructuración de la Alianza se percató que había temas pendientes con la justicia así como con los órganos disciplinarios por parte de los gobernantes electos. Esto extendió el escenario. Lo que conllevó a un ejercicio valeroso por parte de los directores de los medios en trasladar las dudas y preguntas a los Órganos de Control en una visita relámpago a la capital del país. Allí se adelantaron reuniones con medios y periodistas de talla nacional. La visita también cobijó la radicación de un memorial con las consignas de la Alianza ante los Órganos de Control, judiciales y disciplinarios con el fin de un pronto pronunciamiento que permita a los territorios avanzar en el marco de la transparencia y la lucha anticorrupción. La Alianza en su agenda tiene próximas audiencias programadas con las cabezas de dichas instituciones.

La iniciativa de la Gran Alianza fue recalcada por medios a nivel nacional, quienes reconocieron la importancia del ejercicio y el significado que tiene para ser replicado en las regiones del país. Los medios como voceros de la sociedad civil no organizada.

Los constantes aplazamientos de las audiencias en el marco de los procesos judiciales no permiten avanzar y cerrar ciclos que vinculan en hechos de corrupción a los gobernantes electos y/o en funciones.  Las instituciones han demostrado ser paquidérmicas en la administración de justicia. Una prueba de ello son los más de 15 años del proceso por homicidio de miembros de la comunidad universitaria durante la rectoría del hoy gobernador electo Carlos Caicedo. -Que por cierto, acaba de recibir la credencial que así lo acredita- ¡Enhorabuena!

En similar situación se encuentra el proceso por la construcción de los Centros de Salud en el distrito de Santa Marta, el Plan de Alimentación Escolar, PAE, los contratos del Setp (Avenida del Ferrocarril y la calle 22) y el fallo en segunda instancia de la inhabilidad de 12 años de Carlos Caicedo, entre otros.

La Alianza de Medios se rodeó de un grupo de profesionales de alto nivel para asesorar el proceso de veeduría según la experticia requerida.  Lo anterior reforzará la agenda programada por la Alianza.  Agenda que estará respaldada por conceptos técnicos que argumenten cada una de sus actuaciones.

La Alianza tiene dos objetivos principales, primero, llegar a los Órganos de Control con las denuncias, veeduría y seguimiento a los procesos que atañen lo público desde lo político, lo económico y lo social. Segundo, contribuir a través del ejercicio informativo a la Ilustración de la sociedad de su autoculpable minoría de edad. Con más elementos para las discusiones cotidianas. Busca una ciudadanía que abandona la minoría de edad y asume la mayoría de edad kantiana, tomando en adelante las mejores decisiones.

La iniciativa es independiente, así mismo su financiación. Ya suspicaces le han puesto un tinte político e ideológico. No se equivoquen. La independencia, la discrecionalidad, la autonomía son las   banderas de este ejercicio periodístico. Parte del rescate de la moralidad va también ligado al valor del trabajo informativo. Que la información sea el reflejo más cercano a la realidad y la autocrítica para crecer como medios, también ha hecho parte de la estructuración de esta Alianza.

 

 

 

 

 

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *