Connect with us

Metrópolis

“Sandra Vallejo no es una buena opción para la seguridad en Santa Marta”: Lerber Vásquez, experto en violencia y conflicto

Opinión Caribe

Published

on

El docente académico indicó que, mientras la exoficial estuvo a cargo de la Metropolitana de Santa Marta se registraron una serie de situaciones que incrementó los problemas de violencia que actualmente tiene la ciudad y la Sierra Nevada. 

Tras el anuncio de la llegada de la coronel (R) Sandra Vallejo, excomandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta a la secretaría de Seguridad del Distrito, Revista7 consultó a un experto en seguridad y convivencia, quien aseguró que el regreso de la exoficial a la ciudad no mitigara la violencia en la que actualmente se encuentra sumergida la capital del Magdalena

El también docente académico de la Universidad de La Guajira y defensor de los Derechos Humanos, Lerber Dimas Vásquez,  afirmó que mientras Vallejo estuvo a cargo de la Mesan, se presentaron varias irregularidades que le permiten diagnosticar que ella no es la solución para la inseguridad que actualmente se vive en la ‘Perla de América’ y ela Sierra Nevada de Santa Marta.

Cuando trabajé en la fundación Paz y Reconciliación, aproximadamente del 2012 en adelante, se encontraron una serie de situaciones que fueron contraproducentes para la seguridad en la ciudad. Y fue en ese tiempo cuando la excoronel Sandra Vallejo tenía a su cargo la Metropolitana”, dijo Vásquez en entrevista con esta casa periodística.

Agregó que, “una de las eventualidades por las cuales la excomandante no sería una buena opción para esa cartera es que mientras ella estuvo en el poder de la Metropolitana pasaron 13 estructuras criminales tipo paramilitar (entre ellas Los Rastrojos, Los Pachencas, Oficina Caribe, Urabeños, Paisas, Oficina de Envigado, Los Mellizos, las Autodefensas Conquistadoras de la  Sierra, Clan del Golfo), las cuales se asentaron el área urbana y rural de la ciudad sin enfrentarse a un esquema de seguridad que permitiera erradicarlas de esta parte del país, por el contrario con los años se hicieron más fuertes, sobre todo, en la Sierra”.

Dimas Vásquez, también señaló que durante el mandato de la coronel Sandra Vallejo no se profundizó del escándalo que protagonizó el comandante de la Sijin en ese momento, a quien capturaron por ser uno de los cabecillas de la organización criminal Los Urabeños, hoy en día Clan del Golfo, hecho del que nunca existió un pronunciamiento por parte de ella, ni de la institución.

“Sí usted como líder de la Policía Metropolitana, tiene a un comandante de la Sijin, que es la Unidad investigativa de la Policía, que hace parte de un grupo armado como en el caso de Los Urabeños, pues deja mucho que decir”, indicó el catedrático.

Posteriormente, Lerber remarcó el segundo escándalo en el que se vio involucrada la operatividad de Sandra Vallejo en la Policía de Santa Marta. Este caso, lo refirió a las 246 armas que se perdieron en la Mesan, armas que según él, estaban amparadas dentro de un proceso jurídico, lo que quiere decir que posiblemente fueron utilizadas para asesinar a personas.

“Yo siempre he valorado el trabajo de Sandra, ya que es difícil ser la comandante de una institución que siempre ha sido machista. Sin embargo, como investigador de conflicto y también como ciudadano merecemos conocer sobre el paradero de esas armas, ¿Dónde fueron a parar? No se sabe sí esas armas fueron a dar a grupos ilegales o esas mismas fueron las que activaron la ola de inseguridad que vive Santa Marta. Lo que sí te puedo decir, es que posiblemente a ella la llamaron a calificar servicios por ese hecho, el cual generó una repercusión que es la que se está viviendo hoy en día. Además, ella debió responderle a la comunidad samaria lo que ocurrió más que como  persona, como representante de la institución que vela por la seguridad de nosotros”, señaló.

A lo anteriormente mencionado, el experto en violencia y conflicto en la Sierra Nevada de Santa Marta, también cuestiona la invisibilidad que  le dio Vallejo a la organización criminal Oficina Caribe, puesto que expuso al supuesto grupo armado ‘Los Pachencas’ pero no determinó a los que en realidad gobernaban en la parte alta de la Sierra y que hasta el momento, continúan peleando el poder con otras organizaciones.

“Mientras la coronel Sandra estuvo al mando ella nombró la estructura criminal Los Pachencas, pero ellos nunca existieron, la organización que en realidad mandaba era Oficina Caribe y  grupo criminal que durante todo este tiempo ha  vinculado a las otras 13 banas delincuenciales. Es decir, que antes de cualquier otra organización nueva, estaba Oficina Caribe como columna vertebral, situación que ella ocultó”, aseveró Dimas.

En medio del dialogo con este medio de comunicación, el académico criticó el plan de seguridad o la medida preventiva que por años han trazado en Santa Marta, el cual no ha funcionado, por el contrario, según él ha provocado que los indicadores en homicidio y demás delitos que se concentran en la ciudad continúen en aumento.

“Vallejo va representar el mismo modelo de seguridad que han implementado en la ciudad, pero que no funciona. Es decir, vamos a tener caravanas de seguridad, toma de barrios y demás medidas que son provisionales, porque la verdadera estructura de un esquema de seguridad depende de muchas cosas, entre ellas, la inversión, el acceso a las zonas rurales, fomentación de la cultura de paz, invertir en la legalidad y en el campo. Entonces, yo como investigador y académico del conflicto te puedo asegurar que el modelo que implementará no será el adecuado para acabar el problema en la ciudad, ya que no lo toman desde la raíz”, ratificó.

Además, resaltó que durante el liderazgo de la coronel Vallejo en la Mesan no se bajaron los indicadores. “Aunque sí se mostró una estabilidad en los homicidios, los delitos como hurto, extorsión, violencia intrafamiliar, lesiones personales, entre otros, se dispararon de una manera incontrolable”.

Para Lerber Dimas, la seguridad en Santa Marta necesita de un nuevo plan integral que vaya acorde con las necesidades de la ciudad y de la Sierra Nevada. Sin embargo, él manifiesta que mientras este modelo sea construido por la Policía no habrá un avance,  ya que la institución buscará favorecer su operatividad y no saciar los verdaderos problemas que enfrenta la ciudad.

“Para implementar un buen plan de seguridad y convivencia en la ciudad, lo primero que se debe hacer es evaluar todas las medidas que se han venido tomando en los últimos ocho años y formular un plan que sea la caspa de navegación que le ayude a las autoridades ejecutar un seguimiento activo y organizado de la violencia urbana y rural”, puntualizó.

Por último, el docente de Uniguajira ratificó que el plan de seguridad no debe estar trazado por los objetivos que quiera una institución, sino por expertos que puedan analizar todo lo que sucede en esta zona del país. Además, se deben formular nuevas políticas que le dé la posibilidad a la recién llegada secretaria de esta cartera trazar un camino que ayude a erradicar los problemas de la ciudad.

“Sí Sandra Vallejo no tiene un plan de seguridad que sea acorde a las necesidades de la Sierra y a lo que necesita el Distrito, va ser muy difícil que esto mejore, incluso lo que harán serán paños de agua tibia y seguramente en un tiempo de seis meses volveremos a hablar de lo mismo”, finalizó.

Artículo de Revista 7

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *