Connect with us

Columnistas

La planificación, sustento del desarrollo

Opinión Caribe

Published

on

Por: Saúl Alfonso Herrera Henríquez

La planificación es herramienta capaz de acelerar los procesos de desarrollo, no obstante aparecer en tales realidades permanentes retos y condicionantes, entre los que asoman sustentabilidad, desigualdad y la cohesión social. De ahí la importancia de entender que el desarrollo incluye factores múltiples y funcionales en los ámbitos histórico, económico, institucional, social y geográfico, que explican la diversidad y heterogeneidad que se observa en las unidades territoriales, lo que impulsa la implementación de mecanismos que faciliten identificar las características específicas y formular caminos ciertos para los procesos de planificación territorial. Se impone en esto la utilización de herramientas metodológicas que permitan plantear las características propias y la prospectiva territorial, que se focaliza en la edificación colectiva de miradas de largo plazo y el necesario análisis de tendencias. Es la planificación sin duda un proceso continuo de gestión que ayuda a la sustentabilidad e integralidad de los procesos desarrollados.

Cabe en esto manifestar con claridad meridiana la puesta en escena de propuestas propias, diseñadas sobre la base de nuestras reales condiciones institucionales, socioculturales y prioritarias que debe incorporar además de lo económico y productivo las muchas otras dimensiones del desarrollo, en lo que se debe contar con la comprensión de la realidad para generar consensos entre los actores. Es construir con fundamento en las realidades propuestas colectivas de desarrollo y una mayor integración intersectorial con enfoques más amplios, como es articular prioridades, estrategias y propuestas determinadas para el territorio e integradas a las políticas públicas.

El propósito de estudio de la planificación territorial es precisar su objeto para responder a los desafíos debiendo integrarse las estrategias con las políticas públicas en los órdenes regional y nacional, a fin de buscar con ello eficiencia en los procesos de diseño y ejecución del plan a ser desarrollado.

Con una buena planificación, se trata es de ir tras muchas propuestas realizables, presionar la puesta en escena de formas descentralizadas y poder responder a las dificultades prácticas que se enfrentan, camino a producir resultados satisfactorios que el ejercicio de la planificación encuentra en las propias condiciones de aplicación. Es identificar espacios para avanzar en el desarrollo de propuestas de grande utilidad, en lo que importa igualmente hacer los esfuerzos todos por incorporar de manera decidida y decisiva una óptima como coherente estrategia de comunicación, misma que ha de servir  y facilitar a la población, a la par que a los actores claves que participan activamente, involucrarse en el proceso y ser base de dicha participación, permitiendo que estos se informen del desarrollo del plan o que el sistema de planificación esté efectivamente en funcionamiento, para de esta manera generar las condiciones de base de la gobernabilidad territorial; de ahí la razón para estudiar y desarrollar marcos metodológicos contextualizados, flexibles y racionales, definitivos en alto grado en los procesos de desarrollo. 

 

contacto: saulherrera.h@gmail.com

Abogado. Especializado en Gestión Pública

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *