Connect with us

Columnistas

¿Cómo llegar a la felicidad?

Opinión Caribe

Published

on

Muchos nos preguntamos cómo llegar a la felicidad, la buscamos, pero ni siquiera sabemos dónde, cómo y cuándo encontrarla. A veces esperamos la oportunidad exacta, derivada de aquel plan perfecto que hemos diseñado en nuestras mentes; algunos planearon viajes a Europa desde 2019 con muchos meses de anticipación, planificando itinerarios, proyectando lo felices que iban a ser con su familia, en esas vacaciones soñadas que los iba a sacar de su rutina e infelicidad, causada, pensando ellos, debido a la presión de la vida moderna y el día a día.

Pero resulta que llegó la fecha del viaje y el coronavirus apareció en Paris y cerraron el museo de Louvre, al igual de la alerta máxima en Italia en lugares públicos y concurridos; ¿quién puede predecir cosas como esas? Un solo ejemplo de que buscar la felicidad en el futuro, en lo material, en lo incierto, nos hace mantenernos expectantes de situaciones impredecibles. La felicidad es ahora mismo, no es mañana; pero para llegar a la felicidad, hay que derribar esa puerta de hierro pesada llamada tristeza; la tristeza es causada por todo ese dolor no liberado, por heridas infringidas y recibidas que nos han llenado el corazón de sufrimiento y en muchos casos de rencor.

Hay volverse abogado empírico para conciliar todos aquellos problemas y situaciones que nos atormentan interiormente, luego volverse contador y hacer un análisis de errores y aciertos, propendiendo por un balance general que derive en informe de resultado emocional de nuestro corazón.

En este punto nos volvemos médicos cirujanos para extirpar todos esos quistes que causaban dolor, principalmente el tumor maligno llamado falta de perdón, el cual ocasiona mantenerse envenados en nuestra propia hiel; luego nos sentamos en la silla que tenemos de odontólogo, sacamos la fresa para eliminar todas esas caries que producían palabras putrefactas que ofendían y hedían a la distancia. Nos volvemos pedicurista y manicurista, limando todos esos callos en las manos y pies que nos impedían acariciar y caminar hasta nuestros seres queridos. Después de retirarnos todas las impurezas del cuerpo, debemos buscar estrategias de marketing que nos proyecten con una mejor imagen y aquellos que nos veían desde lejos, quieran acercarse a ver nuestro cambio.

Es por eso que sacamos al comunicador social que llevamos dentro, para desarrollar un plan de clima emocional interno y externo, estrategias que nos permitirán tener un mejor discurso al hablar y ya con aliento emocional óptimo, seguro nuestro mensaje de felicidad tendrá toda la atención del que lo escuche.

Después de haber pasado por profesionales especialistas en su rama, ya estaremos preparados para recibir y dar felicidad. puede tener todo lo material que haya añorado en la vida, pero si no derriba la tristeza jamás lo material que tiene le va a dar felicidad, y lo peor de todo es que seguirá haciendo daño a todos esos seres queridos cercanos que esperan y añoran tanto la felicidad como usted.

 

Contacto:
Jose Dorian Gómez Santander

josedoriangomez@gmail.com-celular 3004812424

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *