Connect with us

Metrópolis

Economía samaria afectada por el Coronavirus

Opinión Caribe

Published

on

Opinión Caribe salió a las calles de Santa Marta a entrevistar a los ciudadanos ‘de a pie’ a los que viven del día a día, los vendedores estacionarios del Centro Histórico para preguntar sobre qué opinan de las últimas medidas que tomó el gobernador del Magdalena frente a la pandemia del Coronavirus.

Aunque aún el Ministerio de Salud no confirma casos positivos en el departamento y en la ciudad de Santa Marta, las medidas preventivas que se han tomado, han hecho que la economía samaria se vea afectada, mayormente porque la ciudad vive del turismo.

Las medidas de Ley Seca, cierre de playas, toque de queda, cierres de establecimientos nocturnos, cierre de terminales de transporte, entre otras tendrán una vigencia hasta el próximo 30 de marzo, con posibilidad de alagarse según la emergencia.

Marisol, es vendedora de frutas y afirma que sus ventas han disminuido de manera gradual y que está preocupada porque este es el sustento de su hogar.

“Se han disminuido la visita y el paso de extranjeros en el sector del centro por la alerta del virus”, expresó Marisol
Para ella, una buena estrategia para que las personas que están en los parques tengas las manos limpias, sería la colocación de dispensadores de jabones en sectores públicos de la ciudad.

En la misma línea de Marisol, esta Brayan Morales, vendedor ambulante de cocos, quien sostiene que la gente está atemorizada por el virus y que su ventas han bajado un 70%, debido que no pasan casi extranjeros y hasta las agencias de viaje han cerrado sus puertas.
“El toque de queda me parece bien, porque hay control, pero lo importante es que no hay tapabocas y no hay agua para los magdalenenses”, Brayan Morales.

Según Brayan, en el barrio Garagoa donde reside, las personas toman agua de carrotanques que se sitúan en los parques. “Nos venden en pimpinas a 1.000 pesos, pero es agua que no es apta para el consumo humano”, puntualiza el vendedor de cocos.

Venezolanos preocupados

Por otro lado, la mirada de los venezolanos hacia el toque de queda decretado desde la noche de ayer, es una medida que según Carla, vendedora de tintos paralizaría su trabajo y eso causaría que los saquen de las habitaciones donde duermen.

La situación de crisis económica, afecta tanto para el comercio informal y formal en Santa Marta, sin embargo son medidas restrictivas que ayudaran a contener el Covid-19 en el departamento.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *