Connect with us

Departamento

Estudiante de ingeniería de sistemas recibe clase virtual encima de un árbol

Opinión Caribe

Published

on

Debido a la medida de aislamiento social obligatorio decretada por el Gobierno Nacional, Tomás Gutiérrez Orozco un joven de 18 años; estudiante de segundo semestre de ingeniería de sistemas en la Universidad del Magdalena, natural del corregimiento de San Basilio, municipio de El Piñón, le toca hacer hasta lo inimaginable para entrar a sus clases virtuales.

“Por motivos económicos no me pude mantener en Santa Marta y me regresé a mi pueblo, acá no tengo acceso a internet de buena calidad, el que tengo nutre al pueblo y no llega a todas partes y me toca hacer maravillas para poder trabajar con él”, manifestó el estudiante.

“Estábamos en una clase virtual de expresión oral por la plataforma Microsoft Teams y uno de mis estudiantes se movía mucho en la cámara, cuando le tocó su participación en el foro, le pregunté qué le pasaba y me contó que estaba “trepado” en un árbol de su patio con el celular prestado de una prima y que le tocaba hacerlo para poder tener señal”, puntualizó el profesor que se percató de las dificultades que estaba teniendo su estudiante y además quien compartió la historia a través de la red social Facebook.

“Tomás es un héroe en esta adversidad y lo felicito por querer seguir adelante en este aprendizaje virtual. Estoy tocando puertas en Bienestar Universitario para tratar de entregarle un beneficio”. Agregó en su publicación.

Tomás Gutiérrez señala que, gracias a la ayuda de unos primos y algunos docentes de la población, que le facilitan su celular con datos y el computador, ha podido hacer sus trabajos universitarios.

“Si no fuera por ellos estuviera en el aire sin poder hacer nada. Tengo una materia que se llama estructura de datos y necesito permanecer por un período largo en el computador y ellos me lo facilitan. Aun así, tengo muchos talleres atrasados que no he podido entregar porque ellos también necesitan el computador para hacer sus trabajos”, dijo.

Finalmente, este aislamiento obligatorio le ha servido a Tomás, para confirmar que no existen barreras invencibles cuando se quiere aprender y salir adelante te motivan.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *