Connect with us

General

Contra vientos y mareas

Opinión Caribe

Published

on

La sociedad está presenciando ciertos cambios en sus instituciones como la familia que es considerada como una comunidad natural y universal con base afectiva, que influye en la formación del individuo y tiene interés social. Las corrientes modernas de pensamiento están influyendo en romper con el esquema tradicional y buscan aceptación en otros modelos de familias.

Estos cambios han generado controversias entre sectores de mentalidad liberal y conservadora expresándose en manifestaciones que ocurren  en las calles, además se están promoviendo en los cuerpos legislativos leyes que favorecen esta nueva forma de pensar y que chocan con los valores y principios con la que fuimos educados.

Estamos viendo que a lo bueno se le dice malo y a lo malo se le dice bueno, donde a los padres de familia les recae penalización por corregir a los hijos con una simple palmada, la autoridad en el hogar está perdiendo su importancia y el nivel de respeto, es lamentable encontrar hijos sublevándose y maltratando a sus progenitores, se han perdido valores y principios dentro del entorno familiar.

Hay que volver a discutir sobre los valores familiares que entre los miembros de una familia se establecen en relaciones personales que entrañan afinidad del sentimiento, de afectos e intereses que se basan en el respeto mutuo de las personas.

La familia es la comunidad que desde la infancia se enseñan los valores y el adecuado uso de la libertad. Las relaciones personales y la estabilidad familiar son los fundamentos de la libertad, de la seguridad, de la fraternidad en el seno de la sociedad. Es por eso que esta importante institución se inicia a la vida social.

Es en la familia donde se enseñan los primeros valores; valores que serán sustento para la vida en sociedad y a lo largo de la vida de la persona.

La alegría, la generosidad, el respeto, la justicia, la responsabilidad, la lealtad, la autoestima son valores que se deben resaltar en el núcleo familiar, las nuevas corrientes que se están moviendo dentro de la sociedad quieren imponer sus ideales hasta llegar a presionar a las altas corporaciones judiciales para obtener fallos  trascendentales a su favor, es inaudito como las minorías quieren que gobiernen, legislen y fallen judicialmente por encima de las decisiones de las mayorías que obtuvieron el triunfo en un debate electoral.

Estas tendencias modernas no caben dudas que  tienen respaldo de organizaciones internacionales, de movimientos y grupos políticos y de líderes empresariales a nivel mundial, donde su intención es influenciar y lograr hacer cambios en la sociedad creando sus propios valores y principios.

La humanidad ha confundido el verdadero concepto de la libertad por libertinaje, donde la consecuencia de esto es la descomposición social que hoy vivimos, prima la ausencia de valores y principios en el seno familiar, el respeto mutuo se ha perdido, la existencia de un alto índice de violencia intrafamiliar e insisto a través de esta nota de opinión que los valores se deben fomentar para la conservación de una sociedad con principios que sirvan de base para el buen desarrollo de la misma, debemos formar verdaderos hogares que fomenten en sus integrantes la cultura del amor, el respeto, la tolerancia, la gratificación,… en fin todo el cumulo de valores positivos que formen auténticas personas integrantes de la sociedad para el bienestar de la misma.

Y quiero compartir este pensamiento “prefiero estar con Dios y tener el mundo de enemigo, que ir junto con la multitud a la destrucción”. AIDEN WILSON TOZER.

 

 

 

 

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply